sábado, 31 de diciembre de 2011

¡ BUEN AÑO !

   Hoy es el último día del año actual,  de malos recuerdos aún sin terminar,  a pocas horas de un 2.012 que se adivina difícil.  Los últimos coletazos de éste nos traen el primer incumplimiento de un gobierno novato salvo alguna excepción,  caminando ya por una realidad que supera mejores augurios.  Así,  se grava el IRPF y no el IVA,  de momento,  los ingresos y no el consumo.  Hay quien dice que Rajoy está haciendo la política que cabía esperar de Zapatero.
   El fondo del problema español está en el exceso de las autonomías,  que han convertido el país en un gigantesco orinal agujereado.  Mientras no se entienda esto y cada califa tire para su califato,  será difícil llegar a un desarrollo coherente.
   Europa creó un monstruo,  el euro,  alimentado por las prisas y sin reparar en que cada socio aportaba recursos distintos;  alguno solo hambre.
   España creó el suyo propio,  basado en la insolidaridad y la desconfianza.
   Pero no es tiempo de desandar lo andado sino de aprender de la experiencia y racionalizar criterios:  no puede repartirse lo que no se tiene.
   Hemos permitido una nueva raza de gentes que salen de sus puestos como caballeros,  con los bolsillos llenos,  llenando el talego de desgraciados que se buscan la vida con la venta de dos porros en la esquina,  mientras se indultan banqueros.  La crisis,  más que económica,  que también,  es de principios.
   Y para principios,  los de la localidad en la que se instalará el cementerio de material nuclear,  en la que caerán más de setecientos millones para construirlo y se crearán trescientos puestos de trabajo.  Resuelven su porvenir sin temer el por llegar,  mientras el resto del país organiza una manifestación en cualquier barrio para la retirada de las antenas de telefonía móvil,  supuestamente cancerígenas,  de las cercanías de su domicilio.  Principios,  ya digo,  del final de sus problemas.
   El refranero,  siempre sabio,  ya lo dice:  sarna con gusto no pica.
   ¡ Buen año !.  Que buena falta nos hace.
  
  

jueves, 29 de diciembre de 2011

PANORAMA

   Pues sí que nos hemos quedado tranquilos al conocer que el Rey solo cobra doscientos noventa y tres mil euros al año,  que es poco más del salario mínimo interprofesional de los reyes,  digo yo,  sumados los gastos de representación del cargo.  Nos hacía falta este ejercicio de transparencia para entender entre otras cosas,  que su salud se controle siempre en clínicas privadas,  sin colas ni listas de espera como las que usted y yo padecemos,  pero no por privilegio real sino porque no pagan cuotas a la seguridad social.
   También es fácil deducir que los empleos como consejeros de diversas empresas que han disfrutado y disfrutan los señores yernos,  son consecuencia de su alta preparación para los mismos.
   Pero el panorama nacional tiene otras preocupaciones y no creo que los españoles duerman mejor esta noche al conocer estas cifras que,  posiblemente,  solo hagan descansar bien a quien las disfruta.   
   La crisis creada por los bancos y la especulación precisa mayores ajustes aún en sus víctimas y eso sí que puede quitarnos el sueño;   porque todo consiste en abaratar la carne de cañón en el mercado de las componendas.  Mientras las cajas de ahorro,  pobrecitas,  piden mayores medidas de control,  hay bancos rescatados con dinero público que ofrecen agresivos intereses para captar pasivo y el señor gobernador del Banco de España,  que estaba en Bavia cuando se gestaba la crisis,  ha trasladado allí su residencia definitivamente.
   Cuando todo esto pasa,  hay gentes que ejercen la noble labor de distraer al personal de sus preocupaciones y así encontramos a Hugo Chávez acusando a los EE.UU.  de inducir el cáncer  mediante algún secreto procedimiento   a algunos mandatarios iberoamericanos que no son de su cuerda;  en Siria baja estrepitosamente el precio de la carne de sirio vivo,  con un oftalmólogo con poca vista como presidente y vemos los funerales de Kim Jong-il plagados de gente llorando por lo perdido o,  quizás,  por lo que les llega.  Siempre habrá humoristas para distraernos de la realidad y es de agradecer que así sea porque no está el horno para bollos y aún se puede poner peor,  cuando no haya bollos para el horno en muchos hogares.
   De momento se ha congelado el salario mínimo para mostrar,  dicen,  el camino al sector privado;  los funcionarios están a verlas venir,  que últimamente siempre les vienen pardas y estos días de frecuentes desplazamientos contemplan la solidaridad de los trabajadores de Renfe y pilotos de Iberia.
   A ver si se acaba pronto este año y comienza el nuevo,  para ver quien es el primero en fastidiarlo.
 
  
  
  
  
  
  
    
  
  

miércoles, 28 de diciembre de 2011

SIEMPRE CCR

   Credence Clearwater Revival,  ni más ni menos. Más de treinta años después de su disolución,  no puede entenderse la música estadounidense sin conocer el grupo,  que fué considerado uno de los mejores de su historia.  Especialmente dedicado a los amigos de  " La Puerta Verde ". http://youtu.be/Gu2pVPWGYMQ

martes, 27 de diciembre de 2011

DÍA CON PRENSA

   De nuevo en la civilización,  el desayuno ya completo con la prensa,  zumo contemplando la enorme cabeza del extinto presidente de Corea del Norte,  pastilla de la tensión y reparo en que el buen señor por poco se llama como ese enorme gorila de la selva que alguien llevó a Nueva York para que se subiera en un rascacielos,  según vimos en el cine.  Es curioso comprobar el paralelismo del  supuesto régimen comunista con la monarquía:  instituciones hereditarias ambas.
   El Rey pedirá hoy,  lo sabemos antes de que lo haga,  unidad a los partidos políticos,  como si eso fuera fácil.  Él mejor que nadie debería saber lo difícil que es mantenerla,  con dos apartados ya de la familia,  uno con despido consumado y el otro en trámite.  También hoy las tostadas llevan aceite y me cae un goterón en el traje de señor de Guindos,  que le supongo pagado de su pecunio y del que las crónicas hacen especial hincapié en que habla inglés.  Pues no le vamos a entender aquí,  ni nosotros ni su jefe,  que no habla ni en español últimamente. 
   Sarkozí será el primer mandatario en entrevistarse en España con Rajoy,  de paso que recoge un Toisón de oro que nuestro monarca le concede.  Antes de venir ha preguntado si no sería mejor un marquesado,  porque como el seleccionador Velázquez,  pensó que el título conlleva fincas con subvenciones europeas y jornaleros cabreados,  pero como a este último,  le han explicado ya que las fincas hay que heredarlas y no parece ser su caso.  A cambio ha pedido que al menos el traje de la ceremonia se lo haga el sastre de Camps y me hace pensar que el francés ha oído algo.  Lo dicho,  de paso verá a don Mariano y es de esperar que a él sí le hable,  aunque sea en español.
   El descafeinado hoy me sabe a poco porque tengo que recuperar lo no leído de un día,  por lo que igual después repito.  Me entero de que tres de cada cinco españoles creen que la economía empeorará, o sea,  que a los otros dos no les han preguntado.  A estos no les importa que de Guindos sepa inglés.
   Llorar,  lo que se dice llorar,  quitando lo de Corea,  es lo que llevan haciendo toda la vida los del Atletico de Madrid,  que se han abonado al tema.  La cosa vá de frutas,  de Guindos el del inglés y Manzano,  el entrenador atlético que ha sido despedido.
   Viene Simeone,  que daba patadas a todo lo que se le ponía por delante y tiene apellido con premio;  pues al final me haré otro café.

domingo, 25 de diciembre de 2011

DÍA SIN PRENSA

   Para los suscritos,  el día comienza con desayuno a secas y se lleva mal.  El zumo de naranja a veces no se hace,  por vagancia más bien y las tostadas pueden sustituirse por polvorones de Medina,  roscos de vino o esas bolas de coco que hacen buen maridaje,  tan temprano,  con el café.  Pero hoy falta la prensa.
   Habitualmente me han dejado en el felpudo el diario bien temprano y ya estás acostumbrado a mezclar Urdangarín con mantequilla o disparatados diferenciales financieros con el descafeinado.  Los socialistas no terminan de analizar la abultada derrota y mientras se diluye el azúcar,  dos terrones,  cruzan comunicados reivindicativos sorprendentemente firmados en algún caso por las mismas personas;  unos juran  no conocer a Zapatero de nada y otros lo son,  según dicen.
   Las diarias acusaciones  de Griñán,  vaya desilusión y Arenas,  vaya mirada,  se cruzan con la pastilla de la tensión.  Uno no me gusta como mira y me inspira desconfianza,  el otro me la defraudó hace tiempo;  no sé como la tendré,  me refiero a la tensión,  pero no pienso mirármela porque se sube.  Uno ya se conoce desde hace mucho tiempo.
   Por unos o por otros  se me enfría el café y es que estas máquinas de ahora lo hacen rápido pero no muy caliente y encima yo soy de los de antes y cada vez menos de ahora y le pongo leche condensada.  Algunos le llaman a esto café de pucherete y yo llamo cabritos a quienes supongo que manejan los mercados,  que no nos dejan hacer bien ni la digestión del desayuno.
   Nos hemos pasado algún tiempo haciéndolo,  me refiero a desayunarnos,  con la Sra. Mérkel y ahora es Rajoy quien parece estar a mi lado,  silencioso,  es lo suyo.
   En los deportes hay pocas novedades,  salvo que una parte considerable de la aficción está que trina contra el entrenador de mi Cádiz,  quizás porque solo estamos los primeros.
   Todo esto hasta ayer,  claro,  porque hoy hemos carecido de prensa por el descanso navideño del personal.  Nos hemos tenido que contentar con releer la de ayer y por eso no conocemos las reacciones al discurso del Rey,  del que habitualmente pasa todo el mundo,  pero esta ocasión era especial,  tenía su morbo y es que había gente esperando algo así como unas disculpas que han brillado por su ausencia,  quizás porque solo estamos ante hechos supuestos y suponíamos demasiado.
   Mañana será otro día y nos desayunaremos mejor.

viernes, 23 de diciembre de 2011

NAVIDADES DISNEY

 
  Eran distintas,  distintas animaciones y posiblemente distintos niños.  Feliz celebración familiar para todos.  Así veo la Navidad.   http://youtu.be/7uMLqkuqG4s

jueves, 22 de diciembre de 2011

LA CARA " COLORÁ "

   Estamos muy próximos ya del 2012,  el del fín del mundo según Mayas y economistas,  ojalá el del fín de la corrupción.  Haría falta mucho espacio para hablar de ella.
   Vergonzosos ERES de Andalucía con caraduras colocados en empresas para las que no habían trabajado nunca,  la trama GURTEL,  etc.,  por citar actuales ejemplos,  sin olvidar que esta lacra parece alcanzar a las mejores familias.
   Solamente quería reseñar que he sentido verguenza ajena al ver en televisión algunas declaraciones de testigos sobre los tristemente famosos trajes de Valencia,  supuestamente recibidos por personas que en modo alguno necesitaban de la más que sospechosa caridad de terceros bien sospechosos.   Para llevar la cara  " colorá "  durante mucho tiempo.
   Naturalmente,  será la justicia quien diga la última palabra,  pero ese color debería dejar huella en algunos rostros.   Cursis a más no poder,  los jueces nos dirán si cabe llamarles otras cosas.
 

LA ESQUELA

Esta es la esquela publicada en el " prestigioso " diario GARA,  habitual medio de transmisión de consignas de ETA.   Esta es la gente que quiere gobernar el país vasco,  gente como ésta conforma sus principios y su ideal de democracia.

martes, 20 de diciembre de 2011

REYES MAGOS

   Los reyes magos llegan este año con algo de adelanto y ya nos han traído su regalo,  consumado hoy en el debate de Las Cortes y  a la espera de ser colgado en el árbol,  simbólicamente solo,  espero,  para la foto y nombramiento definitivo posterior.  Ha sido lo más pedido y,  consecuentemente,  lo que nos ha llegado.
   Los reyes,  me refiero a los magos,  nos han ido trayendo desde 1516,  por dejar atrás etapas en que España era un mamarracho federal parecido al de hoy sin que lo supieran sus contemporáneos,   nada menos que dieciseis monarcas antes de la llegada de don Juan Carlos,  a quien excepcionalmente nos lo trajo un Papá Noel disfrazado de Franco
   En el año antes referido,  llegó Carlos I,  nacido en los baños de un palacete de Flandes cuando su señora madre confundió los rigores del parto con un apretón de vientre.  Después vinieron más,  porque los magos eran muy corporativistas.
   Como en boticashemos tenido de todo y el actual,  don Juan Carlos,  sin ser mago el hombre,  anda teniendo que hacer malabares con alguna historia familiar.
    Pero los magos,  quizás por disimular tendencias,  también nos han ido trayendo presidentes de gobierno y aquí hemos tenido de todo aunque,  por lo general,  el nivel ha sido mejor.
    Ciñéndonos a nuestra más reciente historia democrática y tras el período del papá noel mencionado anteriormente,  que tan en gloria esté como en gloria nos dejó,  la lista comenzó con un Adolfo Suarez  prácticamente desconocido entónces para los ciudadanos,  que desarmó el mecano que el anciano general había creído dejar atado y bien atado desde dentro,  que es como mejor se recoge cualquier tinglado.  Fué un buen presidente en un período en el que era difícil ser cualquier cosa distinta a lo esperado por quienes vigilaban desde algunos aguardentosos cuartos de banderas,  jaleados por quienes temían perder privilegios.
   Posteriormente y por muy breve espacio de tiempo,  Leopoldo Calvo Sotelo ocupó el cargo para dar paso a un joven Felipe González traído por los magos a regañadientes,  como cuando no quieren traernos la bicicleta,  que cedió el puesto canoso y cansado,  dejándolo en manos de Jose María Aznar que,  como Jekyll y Hide, nos mostró lo mejor,  que lo hubo y no fué poco y lo peor de un mandatario,  dejándonos en una guerra injusta e innecesaria y,  para el recuerdo,  la soberbia como expresión,    culminada en la excesiva boda de su hija.
   A Zapatero niegan los reyes magos haberlo traído,  escondiendo así su responsabilidad,  cuando la realidad es que fué igualmente pedido mayoritariamente.  Jose Luis Rodríguez Zapatero será más justamente enjuiciado con el tiempo,  no sé si para bien o para mal.
   Le ha tocado una época difícil de crisis económica y posiblemente no haya sabido estar a la altura requerida.  Sí es cierto que ha conseguido unificar el criterio de amigos y enemigos,  cuando todos deseaban su marcha.
   Este año los magos vienen pronto,  nos dejan a un Mariano Rajoy que hace bien poco no era querido ni en su partido por muchos.  Creo que va a ser un buen presidente;  quizás solo lo creo porque así lo precisamos y confundo deseos con necesidades.  Tampoco le será difícil superar lo anterior.
   Son tres,  Melchor,  Gaspar y Baltasar y recuerdo haber tenido siempre dudas sobre cual de ellos era el negro,  seguramente porque aquí lo embadurnamos para la cabalgata,  como si no hubiera alguno de verdad en las cercanías.   Tienen,  este año más que otros,  la enorme responsabilidad de acertar en el regalo.  Ojala y así sea,  a todos nos encantaría volver a creer en ellos.
 

lunes, 19 de diciembre de 2011

FELICIDAD

   Estamos en época de buenos deseos,  centrados todos en una palabra especialmente usada como expresión amable de poca consistencia y difícil medida:  felicidad.
   Deseamos a otros lo que quisiéramos para nosotros,  quizás en la esperanza de obtener algo de lo que tan espléndidamente repartimos.  Es fácil obsequiar lo no tangible.  Y barato.
    Definir su significado es tan pretencioso como vano,  porque ya  Aristóteles y especialmente Epicuro se cuestionaban su vigencia;  así se llegó a confundir felicidad y hedonismo en un reduccionismo que identificaba lo primero con la ausencia de dolor o sufrimiento:  "se es feliz cuando no se sufre".
    Pero la ausencia de dolor o sufrimiento no exime de preocupaciones y habría que añadir éstas a la nómina de impedimentos del deseable estado. 
    Ajenos a todo esto,  deseamos felicidad al vecino en el ascensor solo en estas fechas,  como si durante el resto del año nuestras intenciones fueran bien distintas.  Realmente solo queremos ver felices a nuestros parientes,  o mejor dicho,  a nuestros seres queridos,  que no siempre coinciden;  el vecino y su estado anímico nos traen sin cuidado.  ¿Es así?.
    Posiblemente así sea,  en muchos casos,  porque lo real y lo ideal no son siempre coincidentes,  pero cada día estamos a tiempo de subir un escalón en el camino de hacernos humanos quienes creemos serlo.
    La felicidad podría ser un estado de ánimo,  un ponerse metas y disfrutar alcanzándolas,  una interna y constante voluntad de satisfacción con lo que se tiene,  un ejercicio de alegría propia y generosidad para compartirla...
    Hace algún tiempo creí ver por encima de teorías,  objetivos y metas,  por encima del reconocimiento ajeno,  muy por encima de las pequeñas cosas que componen nuestras vivencias y absurdamente sobredimensionamos,  que  "la felicidad es una elección",   es un modo de vida mientras hay vida.  Ignoro si alguien ha llegado a esta conclusión antes o después que yo,  porque no pretendo patentar lo evidente;   es así de simple.
    Por eso deseo a quienes quiero y  también a quienes amablemente leeis alguna vez estas líneas,  una acertada elección de modo de vida,  de actitud ante ella y no solo en estas fechas.  Por eso os mando mis mejores deseos de felicidad.
   Y para estos días,  felices fiestas.
 

TORPEZA EN PALACIO

   Cada nuevo comunicado o voluntaria filtración no hace sino evidenciar la torpeza o dejación de toda una casa real frente a la actitud de un muchachito que creyó ver todo orégano  el monte de sus privilegios.  Afirmar o dar  a entender que el rey conoció sus andanzas y por ello forzó su marcha a los Estados Unidos es dejar mal al monarca;  lo exigible en ese caso era la devolución de lo supuestamente apropiado.  Sobran ya los comunicados,  ahora es el momento de la justicia.
   
 

domingo, 18 de diciembre de 2011

MI GUITARRA

   Se me ha caído y tiene una fisura importante en el cuello del mástil,  cerca del clavijero;  mi vieja guitarra española tendrá que pasar por las manos del lutier y ya no será la misma.  No será mi guitarra, que jamás nadie que no fuera yo tocara,  no sonará igual aunque lo haga mejor,  no será mi sonido,  no serán los míos sus acordes.
   La he tomado con cariño y aflojado cuidadosamente su cuerdas para ver si había mayor daño del inicialmente comprobado y,  ya más tranquilamente,  he procedido a afinarla,  no sé si por última vez.
   La prima en MI,  lastimosamente aguda,   quizás quejándose al apriete de la clavija,  lento,  muy lento,  como si doliese;  la segunda en SI,  jugando todavía,  como otras veces,  a despistarme en el balance con la anterior,  la tercera SOL,  como siempre a un semitono,  marcando distancia con las chillonas,  la cuarta en RE,  ya sólida y más grave,  o más seria,  o más triste;  busca acomodo rápido en LA la quinta,  soberbia y dominante,  para dar paso a una sorda sexta de nuevo en MI,  oronda y cercana.  Un rasgueo en DO mayor evidencia la correcta afinación y en FA no se detecta el temido trasteo.  Quiere sonar,  quiere vivir y ser siempre mi guitarra.   No la llevaré a reparar;  como me sucede a mí,  los años dejan su huella y ambos sabemos que nos llegará un final,  pero mientras vamos a seguir siendo como nos conocemos y desgranando cuanto ambos,  juntos,  sabemos convertir en unas melodías que no son ni mejores ni peores que otras,  pero queremos que sean solo nuestras.
 

sábado, 17 de diciembre de 2011

COMPRENSIVA EUROPA

      Desde los despachos de Bruselas,  se ha decidido no renovar el acuerdo con Marruecos en materia de pesca,  para presionar a este país por su actitud en el Sahara y de paso ahorrar los millones que se le entregaban para progreso del pueblo en el bolsillo del monarca.  Ya alguien lo ha descrito acertadamente como una patada al vecino país en el trasero de los pescadores españoles,  con la colaboración de nuestros propios parlamentarios allí destacados.
     Nuestro tradicional y desinteresado amigo de toda la vida nos ha dado de tiempo para abandonar sus aguas jurisdicionales el  de arrancar los motores y salir zumbados,  antes de que sus patrulleras comiencen la caza del barbateño.
     Pero nuestros pescadores no tienen porqué preocuparse,  ya que las comprensivas autoridades europeas,  con la colaboración y beneplácito de las españolas,  han aumentando el cupo de embarcaciones que podrán a cambio pescar en el golfo de Cádiz,  un área esquilmada y con escasa pesca que difícilmente pondrá mantener dicha flota.
     Puestos a ser generosos,  podrían haber autorizado la pesca del atún en Cuenca,  la de la merluza en Albacete y el bisonte de mar en Móstoles.  Quien no se consuela es porque no quiere.
     Seguimos siendo unos mindundis,  con el total apoyo de nuestros geniales parlamentarios en la comunidad,  que tan dignamente nos representan y defienden nuestros intereses.
    
      

viernes, 16 de diciembre de 2011

ANTONIO VEGA

   Un día como hoy,  16 de Diciembre,  aunque del año 1957,  nació en Majadahonda,  un municipio del area metropolitana de MadridAntonio Vega,  fundador junto a otros tres excomponentes de otro grupo, de Nacha Pop,  formación que dejó profunda huella en el panorama musical español.
   A raiz de su ruptura,  reemprendió la carrera en solitario legándonos algunas composiciones que estarán en la memoria de los amantes de la música muchos años.
   Emprendió igualmente una lucha sorda pero evidente contra uno de los males de su tiempo,  que convirtió la suya en una  " generación perdida ."     Falleció en Mayo del 2009.
http://youtu.be/VXx03EnzQco

jueves, 15 de diciembre de 2011

RETIRADA DE IRAQ

   Más de ciento cincuenta mil muertes entre la población iraquí en total y cuatro mil quinientos soldados americanos,  amén de los de otras nacionalidades,  ha costado la guerra de Irak a la que hoy los EE.UU. pretenden haber puesto fín con entrega de banderas,  supuestas retiradas de efectivos,  simuladas cesiones de control y repatriación de fuerzas.
   El sueño de tres visionarios,  Bush,  Blair y Aznar,  con el apoyo del mindundi portugués,  sin el reconocimiento de la O.N.U.  y respondiendo al afán de protagonismo que solo los mediocres necesitan,  sin medir las consecuencias de su irresponsabilidad,  deja un interminable rastro de sangre y la sensación de no haber logrado sino que sus nombres engrosen el libro de personajes que la historia habría preferido ignorar.
   Nada se ha sembrado y la tierra nunca recuerda a quienes solo pasan pisando,  salvo para maldecirlos.

COCINA DE AUTOR

   Un plato normal suele medir unos 25 cm. y usted comprueba con asombro que  la superficie ocupada en él no excede de 8 cm.,  con lo cual le es fácil deducir que aquél sourveillon au soleil dans coup du fruits sauvages,  que un estirado maitre le ha asegurado sin apenas prestarle atención  estar compuesto por bacalao con yerbabuena,  representa solo un 32% de la superficie y,  sobre todo,  una extraordinaria tomadura de pelo.
   Previamente le han traido la fuentecita escasamente ocupada por un minúsculo trocito de jamón enrollado en barquillo de canela y bañado en vite du chambre,  que a usted le huele a vinagre  y ha desaparecido rápidamente en su boca con escaso rastro de sabor,  si no fuera porque le sabe apenas a  lo mismo que le huele.  A vinagre,  o sea.
   Le han abierto una botella del Ribera joven que usted a elegido como vino de la casa y que en el super de la esquina no pasará de tres euros y queda a la espera de lo que supone plato fuerte de la comida.
   Llega al fín,  el tournedó de ternera con milhojas de Cambridge caramelizado con frituras de fondue de Cabrales,  dejándole en la duda de si el plato ha crecido o menguado el contenido;  además,  huele regular.  Regular tirando a mal.
-Es el cabrales -,  le dice el camarero.
   De postre le apetecía un plátano,  que llena mucho,  pero recuerda que su señora le advirtió que en estos sitios no es lo habitual y ha aceptado el mouse de higos de Gijón bañado en Pedro Ximénez,  que en la carta aparecía con un precio por el que podría haber tenido pensión completa en un lugar de los que se come de verdad.  Traer los higos desde Asturias debe ser costosísimo.
   Porque ya nos vamos conociendo,  le haré el favor de omitir el coste de la comida y su nombre,  para que ni su señora esposa ni los conocidos le corran a gorrazos.  Tenga la seguridad de que esto le pasa,  nos pasa  a muchos,  más de lo que seguramente sería razonable;  mucho más de lo que sería conveniente y muchísimo más de lo comprensible.  Acordemos ocultar que además nos hemos quedado con hambre.
  

martes, 13 de diciembre de 2011

TV PARA TODOS

      Recuerdo,  ya algo vagamente,  el primer televisor que entró en mi casa,  un DeWald  hoy antediluviano,  que nos trajo a  Elliot Ness empeñado en mantener la ley seca a tiros con sus metralletas Thompson y aquellas cartas de ajuste que mirábamos hipnotizados,  todo ello naturalmente en blanco y negro.
      Había dos canales,  todo un lujo,  el VHF o sea la primera y el UHF,  la segunda,  con unos horarios muy ajustados en ambos casos.  En casa de un amigo tenían un televisor de monedas,  al que había que ir alimentando cada cierto tiempo.  De vez en cuando comenzaba a ponerse en negro y había que echar la moneda para enterarse del final de la película.  También quedaba el recurso,  para muchas personas,  de verla en bares que disponían ya del artilugio.   Era una televisión contemporánea de la pirenaica,  radio monotemática situada bien lejos de los pirineos,  que aún muchos recordamos.
      Hoy disponemos de innumerables canales,  no sabría decir cuantos,  televisión por cable,  alguno de suscripción y vaya usted a saber cuantas opciones más.  A veces me sorprendo enfadado,  diciendo  "no hay nada" y  buscando  entre infinidad de posibilidades en un aparato que ni siquiera sé utilizar bien.
      Pero lo más sorprente para mí es la proliferación de personajes venidos del submundo de la vulgaridad y el mal gusto,  impresentables presentadores de impresentables programas con personajes impresentables,  para un público que,  como todos,  es  respetable y que para colmo conforma una nada despreciable audiencia.  Como cuando el Marca representaba la prensa más vendida o Corín Tellado la más vendida escritora.
      Afortunadamente,  casi todo se concentra en una cadena y tenemos muchas más opciones pero dice poco de nosotros,  o mucho según miremos,  el índice de audiencia que presenta.
      Ante cuaquier polémica o duda suele recurrirse al tópico:  " millones de moscas no pueden equivocarse:  comen mierda ".
      Queda dicho que tenemos muchas otras opciones en el poblado dial;  ya Joselito El Gallo avisaba afirmando que "hay gente pa tó" y para todos hay que programar televisión.  Aunque me parezca auténtica coprofagia.
     

UNA DE TERROR

   Pocas cosas hay tan sanas como la risa,  en un mundo en el que el buen humor brilla por su ausencia y vendemos cara una simple sonrisa.  Ya sé que los tiempos no invitan demasiado a ello,  pero estar todo el día malhumorado no conduce a nada.  Reir sí,  aunque sean solo unos instantes.
   Soy un ferviente admirador de Mr. Bean en sus sketches cortos y le invito a sonreir con él unos segundos.  Además,  seguramente su cara le sonará de algo...
http://youtu.be/YjHuMmNhwW8

lunes, 12 de diciembre de 2011

OPORTUNISMO

   Nadie duda que la institución monárquica pasa por sus peores días en nuestro país y que a la evidente obsolescencia de su figura ha venido a sumarse,  como detonante quizás definitivo para una progresiva pero fechada extinción,  el supuesto comportamiento de un miembro de la familia real.
   Queda igualmente en evidencia la falta de control de la casa del rey sobre este tema,  haciendose necesaria ya alguna reacción en su nómina.
    Pero ya emprendieron el vuelo los buitres al olor de la carroña fácil,  manchando papeles y pantallas en un miserable ejercicio de oportunismo.
    No me refiero a la información,  al reportaje documentado y a la opinión que los profesionales deben a su audiencia,  sino al fácil recurso al chascarrillo y al escupitajo zafio que va subiendo de tono,  mientras se lleva a cabo la investigación de unos supuestos.
    La monarquía tiene su caducidad cercana y lo más sensato sería que ésta coincidiera con la de sus actuales representantes.  Corren tiempos difíciles para la economía española,  a los que no sería aconsejable añadir ahora factores de riesgo;  el nuevo gobierno tiene que asentarse,  gobernar y poner en marcha medidas de estabilidad y nada sería más dañino en estos momentos para ello que el brusco despertar de una discusión innecesaria y,  sobre todo,  aplazable.
    La justicia debe hacer su trabajo y la institución monárquica plantearse el bien de España,  que no es patrimonio familiar de nadie.  Por otra parte,  no sería justo olvidar que ella,  la monarquía,  fué elemento facilitador de una transición y posteriormente puntal en el que se apoyó una democracia aún incipiente,  acosada por salvapatrias de pacotilla.  Otros servicios,  menos conocidos,  como su papel moderador en los EE.UU,  Marruecos,  hispanoamérica,  etc.,  tampoco deben ser olvidados.
   Así pues,  dejemos las prisas y que los buitres tengan paciencia;  no dice mejor quien más grita ni mejor escribe quien más mancha. 
  

   

domingo, 11 de diciembre de 2011

EL DERBY DE LA PARADOJA

   Lo de los derbys futboleros en nuestro país tiene en el enfrentamiento Madrid-Barça su máximo exponente y ayer hemos vivido,  algunos padecido,  uno de ellos con el resultado que viene siendo últimamente habitual. 
   Ya Goya avisaba con que  "el sueño de la razón produce monstruos" y dejaba entrever quizás su profecía sobre el tema;  la rivalidad produce monstruos,  muchos cabreos y algún infarto.  Junto a estas circunstancias renace la paradoja,  España es un país de paradojas,  de ver como algunos que juran no consumir cava catalana y pregonan su desapego,  por llamarlo suavemente,  de esa comunidad,  se tornan acérrimos defensores de los colores blau-grana con tal de fastidiar a un Real Madrid que pudo haber sido en otras épocas lo que se conocía como equipo del régimen,  no sé si como halago o maldición. 
   Lo curioso del tema es que el conjunto madridista solo tuvo ayer en sus filas,  como casi siempre,  a tres jugadores españoles,  mientras el barcelonista alineaba nada menos que nueve,  contando en ambos casos a titulares y suplentes;  con los entrenadores pasa otro tanto.  Otra paradoja.
   Lo importante,  solemos decir quienes perdemos,  es el espectáculo y ayer lo hubo tanto en el cesped con la contemplación de las mejores figuras del mundo y no exagero,  como en las gradas donde no había un hueco porque tanto en taquillas como en reventa se había puesto el no hay entradas,  mientras alguno podría haber pensado que lo que no hay es crisis a juzgar por el taquillón.
   Media España se alegra de que pierda el Madrid y la otra media de que le gane el Barcelona,  aunque en estas fiestas hagan como si no compraran cava catalán,  que por cierto es buenísimo,  tanto como su equipo de fútbol que nos lleva a mal traer a los madridistas.

PÉRFIDA ALBIÓN

   Ya en 1793,  un francés de orígen español,  que vaya mezcla,  definía al Reino Unido como la pérfida Albión,  en un alarde de adivinanza de cuanto en el futuro habría de devenir a quienes hicieran tratos con los ingleses.  La idea de una Europa unida en lo económico o en cualquier otra cuestión,  no estaba ni mucho menos en la mente de ningún contemporáneo y solo años después se vivieron intentos,  poco pacíficos,  que hubo que cortar de similar forma.
   Los ingleses son muy suyos,  tanto que no quieren ser nada nuestros y solo se sientan a la mesa a la hora de comer.
   Su premier nos dice que son el ombligo del mundo y de ahí para abajo todo le huele raro,  como si no fuera lavable y reutilizable,  pero es lo que hay.  Se le ha entendido,  tanto,  que posiblemente le cueste su puesto de trabajo.  A pesar de todo ello,  me caen bien.
   Dicen que el francés Zarkozy  ha estado en todo momento al servicio de la señora Mérkel,  que le pasa revista todos los días;  añaden que hay física,  química y matemáticas entre ellos,  quizás porque el roce hace el cariño.  Churchill,  conocedor de que alguien tomaría buena nota,  soltó aquella frase de sangre,  sudor y lágrimas ante una situación igualmente adversa y su actual sucesor,  a falta de mayor ingenio,  ha dicho algo irreproducible porque ni ellos le entienden.
   Rajoy ha desembarcado en la playa desde donde se manda en Europa y la lideresa le ha mirado atentamente el paquete.  El económico,  naturalmente,  y parece haber quedado satisfecha.  Con algo de suerte,  los españoles podremos conocerlo en breve.  De momento,   nos han nombrado mindundis,  que debe ser un grado iniciático.  No podremos ejercer el veto en decisiones económicas de peso,  pero sí podremos aplaudir.
   Shakespeare,  en su obra El rey Lear,  puso en boca del bufón aquello de  " entonces,   en el gran reino de Albión,  llegará la confusión:  llegará el tiempo en que se caminará con los pies ",  como posible visión de lo que se les avecina.  En España no hemos necesitado que nadie nos avisara de la confusión:  la estamos viviendo y ya nos arrastramos hace algún tiempo.
   Los únicos que no se han confundido son los que se lo han estado llevando calentito y asegurando su futuro dejando quebradas algunas entidades y el prestigio de alguna familia.

viernes, 9 de diciembre de 2011

LO DE PORTUGAL

   El país vecino se ha pasado buena parte de su existencia temiendo una invasión española,  vaya usted a saber porqué,  mirando con desconfianza al onubense,  extremeño,  salmantino o gallego que entraba en su país a comprar toallas,  sábanas y manteles,  llevándose de paso la figurita del gallo para decorar el rincón más feo de la casa.  Poco a poco fuimos entrando todos y dejando de lado los tópicos sobre sus habitantes,  que si eran tristes,  que si todos tenían bigote y al decir todos digo,   como se  dice ahora,  todos y todas.
   Cuando hicieron sus autopistas comenzamos a hacernos asiduos,  dejando allí buenos dineros y recorriendo su geografía para evitar la española ruta de la plata,  cuyo principal peligro eran,   curiosamente,  los portugueses.  Las carreteras normales,  especialmente las del interior,  eran infames pero esas vías rápidas,  bien construidas posiblemente con fondos europeos,  hacían atractiva la visita.
   Ahora,  ante la ruina que tienen encima,  han decidido sacar fondos de los de la ruina de al lado,  que somos quienes más entramos,  con un peaje impresentable.  No seré yo quien a partir de ahora vaya a por sus toallas,  ni por sus sábanas ni por sus manteles.  Tristes sí que son,  mire usted y ahora lo van a estar más. 
 

miércoles, 7 de diciembre de 2011

LA DIFERENCIA

   Una de las peores consecuencias que tienen las crisis económicas es que,  invariablemente,  se agranda la diferencia entre ricos y pobres;  ambos aumentan su potencial,  el rico pasa a serlo más y el pobre,  si cabe,  también.
   No merecería la pena ser rico si no fuera así,  digo yo,  mientras algunos les señalan con el dedo acusador de la envidia,  como si tuvieran la culpa.
   Sin ir más lejos,  todo un gobierno socialista acaba de indultar a un ejecutivo de banca mientras no ha movido un dedo para impedir la creciente avalancha de desahucios por impago de unas hipotecas sembradas y abonadas con escasa ética.
   Y aún más cerca,  vea como los mismos sindicalistas que pusieron todo tipo de trabas al mismo gobierno a la hora de hacer mejores ajustes laborales y sociales a los trabajadores,  acuden a la entrevista con el próximo presidente con el pantalón pre-desabrochado.
   Debe ser que como son menos,  hablo ahora de los ricos,  les cuesta también menos trabajo ponerse de acuerdo en que no necesitan hacer nada para que nadie se meta con ellos.  Es este un país que pierde progresivamente su clase media,  que se distribuye ahora en tres grupos:  los que están acongojados,  por no decir acojonados,  agarrándose a lo que tienen y poniendo mil velas para no perder el puesto de trabajo  por muy precario que se lo pinten,  los funcionarios que están cabreados y también acongojados,  o sea,  y los nuevos pobres,  que han perdido el puesto de trabajo,  que están acongojados,  cabreados y todo lo que usted pueda suponer.
   Eramos,  eso creíamos,  nuevos ricos y resulta que empezamos a ser nuevos pobres;  los de siempre bajan aún un escalón y pasan a seguir siendo pobres pero viejos,  que la antigüedad es un grado,  por eso dicen los que entienden,  los taxistas y los que aún escriben en los papeles,  que aumentan las diferencias.  Había que explicarlo.

martes, 6 de diciembre de 2011

HAKUNA MATATA

   Martes,  seis de diciembre,  día de la Constitución Española,  festivo dentro de una semana festiva por un puente descomunal impropio de un país con una situación económica delicada.  Pero nadie se ha atrevido a plantear dejar estas alegrías para tiempos mejores.   Hakuna Matata.
   Con medio país metido en carretera y el otro medio en superficies comerciales gastando lo que no tiene,  Mamá Noel-Merkel y Papá Noel-Sarkozy,  empujan el trineo europeo dividiendo el pasaje en categorías,  la business club para ellos y tercera para los demás.   Hakuna Matata.
   A mí personalmente me gustaba más lo de los  reyes magos cuando tenía edad de creer en ellos y después el tiempo y el sentido común me hicieron solo juancarlista mientras dure quien inspira el nombre.   Hakuna Matatahttp://youtu.be/BexEIk3KjyA

lunes, 5 de diciembre de 2011

MARUJA

   A veces la noticia consiste en su ausencia,  en el transcurso de un minuto sin novedad significativa,  sin impacto ni trascendencia,  porque somos muchos y mal repartidos,  de forma inversamente proporcional a la lógica,  pero también somos humanos y por eso la lógica y la noticia suelen pasar largos períodos de tiempo sin coincidir  y cuando lo hacen,  como vecinos mal avenidos,  ni se saludan,  quizás por no reconocerse.
   A cambio,  pocas veces,  la noticia nace por su coincidencia con la lógica,  cosa inusual,  dejando con la boca abierta a todos.  Este es el caso de Maruja,  una dirigente vecinal de Barcelona,  que rechaza la concesión de una medalla de honor de esa corporación,  en protesta por  los recortes en sanidad y educación que se producen en Cataluña.  Nada más lógico,  por coherencia,  ni más noticiable,  por lo escaso.
   En una sociedad como la nuestra,  donde por ser pregonero de una semana santa,  unos juegos florales o la fiesta del pueblo,  se intriga y se empuja,  se miente y se mancha lo que haya que manchar,  donde un carguito en la cofradía se gana con los navajeos de costumbre y riñas de salón,  esta mujer le dice al alcalde de Barcelona que no quiere la medalla y eso es noticia.
   En el país del no sabe usted con quien habla y el diga que vá de mi parte,  de gentes venidas a más vía listas cerradas del partido que sea,  burdos medrantes y zafios mangantes de cajas de ahorro,  esa mujer le dice con educación y sencillez a todo un alcalde de toda una Barcelona que no quiere la medalla de honor porque ese honor ni cura,  ni educa,  ni compra,  señor.
   La noticia más que nacer,  brota,  estalla,  cuando la dirigente vecinal catalana nacida,  como tantos,  en algún pueblo andaluz,  abandona un abarrotado salón de actos entre aplausos y sorpresa porque hay tanta lógica en su comportamiento como valor en su decisión.  Estas cosas nos reconcilian con el ideal humano que todos hubieramos querido representar y tan pocos deciden ejercer.  Maruja sí lo ha hecho.
  
 

domingo, 4 de diciembre de 2011

YOLANDA

   Recientemente hemos visto una muestra de la poesía de Jose Mª Pemán,  dejando a un lado posiciones políticas porque ni la poesía ni la música,  ninguna manifestación artística,  tiene colores ni debe teñirse ni interpretarse bajo otro prisma que el de su propio valor como obra.  Hoy es Pablo Milanés,  el cantautor cubano nacido en febrero del cuarenta y tres en Bayamo,  creador junto a Silvio Rodríguez, Noel Nicola y otros,  de lo que se llamó nueva trova cubana y miembro de una generación de autores formada por gente como Mercedes Sosa, Vinicius de Moraes, Violeta Parra, Chico Buarque y el tristemente desaparecido Victor Jara,  víctima de la intolerancia.
   Yolanda es también una de esas canciones eternamente vigentes,  que se guardan en el baúl de nuestra memoria.  http://youtu.be/lwGpyECynto

sábado, 3 de diciembre de 2011

ESPACIO PARA LA POESIA (Diciembre)

LA  BARCA

Blanca espuma de las olas rotas
por la roda altiva de mi frágil barca,
que se mece alegre, contonea y salta,
salpicando piel de la mar en gotas

de salada calma apenas turbada
por la brisa fresca de un leve poniente
que acaricia suave, ondulantemente,
la concha sinuosa de su enamorada.

Y mi barca baila y a su compás sueño
que la mar me mira, que la mar me llama
y yo acudo siempre y siempre mi miedo,

hace que la mano que guía mi barca
busque tierra y puerto, que temo perder
pese a su llamada, en la mar el alma.

Andrés Durán
(Poemas Inolvidables,  Edit. por Latin Heritage Foundation)

EL FÍN DEL MUNDO

   Como quien no quiere las cosas y seguramente distraidos por la dichosa crisis,  estamos a un tiro de piedra de llegar a 2012,  año en el que según los Mayas y otros predictores de menos caché tendrá lugar el fín del mundo.
   Mire usted por donde,   nos queda un año para ponernos en paz con demasiadas cosas,  tendremos que ir haciendo algo.  De momento,  negociar con el banco la hipoteca y pedirle replantear tras ese tiempo cuotas e intereses dejándonos estos ultimos dias de nuestra existencia sin apreturas.  Naturalmente,  no debe decirse nada en la entidad de los motivos que nos mueven,  no sea que quieran cobrarnos todo antes del apocalipsis.
   Habrá que hacer las paces con la comunidad de propietarios y abonar ese recibo que tenemos pendiente  por desacuerdo con el color que le han puesto al ascensor,  incluso volveremos  a hablar al vecino gilipollas que todos tenemos en la escalera;  también cabe,  por dar alternativas,  dejarse llevar por la tentación y darle un par de guantazos.  Hablando de tentaciones,  no hablaré del oscuro objeto del deseo que todos llevamos dentro,  atado y bien atado,  con quien usted y yo sabemos y callamos.
   Caso de que éste también confluya en el vecino antes mencionado,  lo recomendable es la segunda opción.
    Lo que me tiene más preocupado es lo de Rajoy;  tanto tiempo lleva el hombre aguantando la coña de los suyos y la mala uva de los otros y resulta que ahora que llega al poder,  no tendrá el suficiente para impedir el fín del mundo.  Nos va a dejar en la duda de saber si esto tiene arreglo,  aunque muchos creemos saber que no,  y deberá plantearse si para un año merece la pena pelearse con sindicatos,  funcionarios,  pensionistas,  parados y no sé si me dejo a alguien.
   Tiene la ocasión de pronunciar el discurso de investidura más brillante de la historia:
-Pues para lo que nos queda en el convento,  me cago dentro.
   Pero ni usted ni yo ni sus partidarios y detractores,  lo imaginamos dando esa campanada y se callará en el discurso el poco tiempo que le queda a él para arreglar ésto y a nosotros para echarle en cara el no hacerlo.
   Ya imagino largas colas ante los confesionarios,  similares en extensión a las de las oficinas de empleo.
-Hace cincuenta y dos años que no me confieso,  padre...
   Lleva usted un montón de años pagando religiosamente el recibo del Ocaso y ahora resulta que no va a servirle de nada,  dando la razón a mi suegro cuando decía que,  llegado su día,  le metieramos en el contenedor.
   Se ignora cómo sucederá todo,  si un planeta despistado chocará con la tierra o el cambio climático nos llevará por delante.  Hay tantas teorías como mamarrachos profetizando,  aunque lo de los Mayas tiene mal color.
   Por si acaso,  haga lo de la hipoteca y póngase en paz con la comunidad;  ya sé que lo del vecino es tentador y acabará soltándole un sopapo en la escalera.  Si al final todo resulta un camelo,  eso habrá ganado.  Piense que para diciembre del 2012 no estará Zapatero en el gobierno y eso será considerado  atenuante para la ejecución de la profecía.  Ya vé como a fín de cuentas hay un motivo para la esperanza.
  
  
  
  

jueves, 1 de diciembre de 2011

ESCUELA DE SEXO

   Es rigurosamente cierto que no hay límites razonables para la capacidad de sorpresa de los humanos,  quizás porque somos en muchas ocasiones fruto de ella y  no siempre deseado,  tras determinadas prácticas.  Precisamente sobre esas prácticas viene la noticia sorprendente de la semana:  se ha creado una Escuela de sexo en Austria,  concretamente en su capital,  que por el módico precio de mil seiscientos euros semestrales,  impartirá lo que llama clases de seducción.
   Imaginé en un primer momento,  como en Perpignan antaño con los cines llenos de españoles,  las colas en la secretaría,  allá en Viena.
   Usted puede inscribirse en la escuela,  en régimen pensionista  como antes en algunos colegios,  habitando un bloque donde se practicará lo aprendido en las aulas.
   Veo en 20minutos.es  como con toda naturalidad se argumenta al estudiante la conveniencia de no quedarse en cultivar mente,  salud y fuerza,  y así hacer extensivo el conocimiento a lo realmente importante,  es decir,  ser mejor en la cama,  aprender a acariciar a la pareja,  posiciones amatorias,  etc.  Pues qué quiere usted que le diga;  que nos pilla lejos.
   Son rigurosos con la edad del alumno,  exigiendo un mínimo de dieciseis años al matricularse.  Lo sorprendente,  dada la asignatura,  es que no se ponga el límite por arriba también.  Imagino,  con cierto temor,  las obligadas prácticas diarias y la dificultad que los que ya lucimos cierta edad tendríamos para memorizar algún teorema con tan poco tiempo de estudio. 
   Lo dicho,  que nos pilla lejos,  afortunadamente.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

EL SEÑORITO VA DE HUELGA

   Con este título es fácil imaginar a Gracita Morales al teléfono,  en cualquiera de las innumerables películas de una época de cine español con más imaginación que medios.  La eterna chacha,  de uniforme y cofia,  informa a quien llama que su señorito,  que es piloto de líneas aéreas,  está de huelga.
   El SEPLA,  sindicato de este colectivo,  acaba de anunciar la probable huelga de los de Iberia para Diciembre;  las fechas no se detallan pero es fácil deducir que serán,  dicho mal y pronto en lenguaje universal,  lasquemasporculoden,  como siempre. 
   Los señores pilotos quieren impedir que su empresa genere otra de bajo coste,  cosa que beneficiaría al usuario,  mirando sus propios intereses.  Es como cuando algunos de manifiestan en alguna ciudad por el mantenimiento del empleo en la misma;  olvidan decir que se refieren a  "su" empleo y que el del resto de ciudadanos,  a los que fastidian el día cortando calles y carreteras,  les trae al pairo.
   Los pilotos ni siquiera recurren al subterfugio porque todos sabemos que también les trae al pairo el usuario y por eso exigen,  cuidando los intereses de éstos,  que no se implante la low cost de su empresa,  no sea que prefiramos volar más caro,  con los mismos habituales retrasos e idéntico mal trato,  pero más caro,   que somos así de raros.  Éstos,  como los controladores,  miran la pela, su pela,  y usted y yo les traemos sin cuidado.
   Incluso algunos comienzan a pedir sus certificados de horas de vuelo,  amenazando con marcharse a prestar sus servicios a China y otros países.  Lo que oye,  que nos amenazan con marcharse.
   Y en pleno susto,  no saben bien cuanto,  les deseamos fervientemente que no se salgan  como siempre con la suya  en esta ocasión también y se vayan a la Conchinchina o a hacer puñetas bien lejos,  dejando sus puestos de trabajo a gente que de verdad quiera trabajar y ser menos señoritos.
   En estos tiempos que corren,  rondando los cinco millones de parados y mucha gente pasándolo mal,  lo de los pilotos clama al cielo,  a ese que tan cerca ven a diario y del que tan lejos se muestran.

READERS

Han actuado recientemente ante un grupo de amigos en Jerez y se confirma que preparan un repertorio basado en canciones de los 60 y 70.
Después de muchos años de inactividad,  el grupo vuelve a sonar y tiene interesantes proyectos entre manos.

martes, 29 de noviembre de 2011

EL RELOJ

   Recuerdo con especial cariño aquél reloj Dogma regalo de mis padres,  con correa de cuero,  dorado,  que se convirtió durante mucho tiempo en mi compañero,  ocupando lugar de honor en mi muñeca izquierda;  mi primer reloj.  El tiempo acabó por situarlo en la derecha,  por cuestiones prácticas y una lesión de balonmano.
   En mi casa había también algún Cauny y de aquella época poco más me suena en cuanto a marcas,  salvo que no todo el mundo tenía reloj.  Era habitual que te preguntaran la hora y para mí algo mágico,  aunque los mayores solían romper el encanto del momento con el trato:
-Qué hora tienes,  niño  -  Te decían al ver en tu brazo el artilugio.
   Pero,  como ya digo,  no todo el mundo tenía reloj,  por lo que la pregunta habitual  era  si se tenía.
-¿Tiene hora,  por favor?,  -  era lo adecuado,  ante la posibilidad de que la persona llevara reloj.
   Relojes de cuerda,  con su obligado tiempo para dársela  por la noche, cargándolos para la próxima jornada.  Relojes que atrasaban o adelantaban y daban vida al relojero,  que  los ajustaba.
   Llegó después el cuarzo y con él los japoneses Orient,  Citizen y Casio,  fundamentalmente,  con diseños atrevidos,  la posibilidad de bañarte con ellos en algunos casos y  colores o formas desconocidos hasta entónces.  Llegaron los automáticos y como seguíamos teniendo un solo reloj,  no se paraban nunca.
   El reloj se convirtió,  lo es hoy cada día más,  en un complemento de nuestra personalidad o así lo creemos,  influenciados por el machaqueo de la publicidad.  Rara es la revista que no lleva el anuncio de alguno,  haciendo hincapié en su deportividad,  como si un reloj nos hiciera deportistas,  en los doscientos metros o veinte atmósferas que resiste bajo el agua,  imprescindible para gentes que ni siquiera saben nadar,  o resaltando su elegancia o caché:  su precio,  en definitiva.  Todos nos hicimos amantes del Rolex,  que en sus formatos clásicos es el reloj más feo del mundo.     Otra cosa es que podamos comprarlo.
   Recientemente ha vuelto a ponerse de moda un modelo de esos relojes japoneses,  en formato digital,  que terminaron vendiéndolos hace muchos años a precios irrisorios y las señoras especialmente son sus portadoras.  El efecto vintage se impone y algún marido verá con disgusto como su señora esposa lo lleva a diario,  dejando en el estuche,  junto a otros,  el Cartier que le costó un ojo de la cara o que,  posiblemente,  aún esté pagando.
   Lo cierto es que,  a pesar de la evolución del reloj,  aún hay gente impuntual que llega tarde a todas partes y ni siquiera se disculpa;  ahora solemos mirar el nuestro ostentosamente para hacérselo comprender cuando llegan y alguno se da por aludido.   La culpa la tenemos quienes esperamos;  junto al acostumbrado tocho de instrucciones del submariner,  tachimeter y no sé cuantas cosas más,  debería venir un manual de urbanismo.  Pero ese es otro tema.
 

lunes, 28 de noviembre de 2011

BAZARES DE BOTELLONA

   Ya sé que es un chiste fácil y sabido pero no deja de tener su gracia:  llaman reyes católicos a los chinos de las tiendas porque están echando a los  " moros ".
   Lo cierto y verdad es que los orientales están ganando terreno y cada vez son menos los marroquíes en los bazares.  Ahora se han manifestado exigiendo la llamada segunda licencia para poder vender alcohol en sus establecimientos.
   Detrás de todo esto se oculta una realidad:  son comercios que mantienen horarios ideales para los jóvenes de la botellona y han estado vendiendolo todo el tiempo,  hasta que algunos ayuntamientos les han puesto multas por esa actividad.  Venden alcohol y tabaco en buena parte de ellos,  les importa un pimiento la edad del comprador y mantienen en muchas ocasiones unas condiciones higiénicas discutibles.
   Su proliferación y mantenimiento conforma un secreto a voces que no pasa desapercibido y ya son una cantidad considerable,  tanto que comienzan a manifestarse exigiendo manga ancha,  como si en su país de orígen estuvieran acostumbrados a manejarse como lo hacen aquí. 
   Quieren el mercado nocturno del botellón sin los sobresaltos de las inspecciones.
  

domingo, 27 de noviembre de 2011

50 MAGNÍFICOS

   ABC presenta en el  suplemento Empresa el resultado de una encuesta realizada a los responsables de las primeras  cincuenta empresas españolas por volúmen de facturación.  Les plantea dos cuestiones concretas:  la primera,  cómo afronta su entidad la coyuntura actual y  la que nos interesa,  qué medidas habría que poner en marcha para reactivar la economía.
   Prácticamente todos coinciden en señalar la necesidad de una urgente reforma laboral,  incidiendo el presidente del Banco de Sabadell en que es clave modificar el estatuto de los trabajadores.  Hay otras conclusiones que coinciden asímismo en la necesidad de reactivar el crédito,  facilitar la actividad empresarial, etc.  Un rosario de necesidades a las que nadie propone método.
   Que se hace imprescindible reactivar el crédito es de Perogrullo,   pero nadie dice cómo llegar a ello,  ni cómo soluccionar ninguna de las cuestiones planteadas.  Hay que comer más,  podrían decir donde se sufren hambrunas,  pero no señalan cómo conseguirlo.  Más que cincuenta magníficos son cincuenta teóricos o excepcionales especialistas en el noble arte de tirar la piedra y esconder la mano.
   A la vista de la única coincidencia en las propuestas,  se deduce que el trabajador español es el verdadero culpable,  hágase la luz,  de cuanto sucede;  hay que modificar y cuando se dice modificar se oculta disminuir,  tanto derecho adquirido,  tanta política social,  tanta bagatela  proteccionista.
   Alguno menciona,  solo de pasada y como si fuera algo de escasa incidencia,  el mamarracho federal que vivimos,  donde se duplican y triplican las administraciones.  Nada de sus correspondientes y costosas inmersiones lingüísticas,  la multitud de coches oficiales trasladando mentecatos que no habían usado
corbata en su vida, el desmadre de cuchipandas de peñas culturales y recreativas,  la vidorra de sindicalistas y sindicatos que no representan a nadie,  recibiendo y administrando ingentes medios para inútiles cursos de formación sin sentido,  el mangoneo de directivos de cajas quebradas por su inoperancia y algo más,  el gasto brutal en construir aeropuertos sin aviones o líneas de AVE deficitarias porque no se necesitaban.  El chocolate del loro,  vaya.   Sí señala algún encuestado lo insostenible del sistema de pensiones actual,  mire usted por donde.
   Pero del orígen de la crisis no hablan los presidentes de los bancos,  como si no fuera con ellos,  que eso esa agua pasada y la que corre ahora solo debe mojar a los trabajadores,  que son los que se han resfriado toda la vida.
   El resultado de la encuesta es más elocuente por lo que oculta que por lo que  dice;  podrían haberse ahorrado la imágen de un tejido empresarial falto de ideas y acojonado ante la evidencia de que ser empresario significa también apostar.  Pero la empresa española,  como la banca,  lo hace siempre a seguro.  Tenemos los empresarios que tenemos y así nos luce el pelo.

sábado, 26 de noviembre de 2011

NIÑOS ROBADOS

   Lo que comenzó como algo aislado,  recordándonos  sucesos de los oscuros tiempos de brutal represión de algunas dictaduras militares en países hermanos,  se ha ido convirtiendo en una avalancha de denuncias con enorme grado de verosimilitud en España.
   Un grupo de madres y hermanas reclaman conocer el paradero de recién nacidos,   desaparecidos todos en circunstancias similares y mediante la intervención de médicos y religiosas identificados en muchos casos.  Se les notificaba la muerte del neonato y les ofrecían hacerse cargo de todos los trámites,  enseñando,  solo en algunos casos,  el cadáver de niños que parecían tener mayor desarrollo.
   Hay demasiadas coincidencias en centros y en personal como para ignorar estas historias,  pero en España tenemos aún miedo a conocer demasiadas cosas;  nos hemos acostumbrado a mirar para otro lado y a vivir en eterna postguerra.  
  
 

viernes, 25 de noviembre de 2011

LA SANA

   Recientemente hemos visto como un grupo internacional de astronautas  permanecía recluido en una especie de nave simulada durante mucho tiempo,  para medir la capacidad de resistencia del ser humano en similares circunstancias y previendo un viaje a Marte,  cuya duración sería similar a la del ensayo.
   Lo de ir a la luna se ha quedado ya antiguo,  como cuando antes íbamos todos a Benidorm o,  centrándonos en nuestra provincia de Cádiz,  a Chipiona,  donde todo el mundo se saludaba en el paseo de la tarde,  porque se conocía de ser vecinos en Sevilla.
   Aquí tuvimos nuestra propia agencia,  aunque solo fuera en el cine de aquellos tiempos,  y llamábamos SANA a la NASA de los estados unidos.
   Incluso imaginábamos un viaje,  sin traje espacial ni nada,  en los autobuses Los Amarillos,  de línea entre San Fernando y Chiclana,   para dirigirnos en la última población a las bodegas El Sanatorio,  donde sirven el mejor moscatel del mundo,  merecidamente llamado Gloria,  y el no menos bueno fino Granero,  acompañados de una espléndida ración de butifarra chiclanera y aceitunas violás,  llamadas así porque un pepinillo las atraviesa.
   La mezcla de ambos vinos,  Gloria y Granero al cincuenta por ciento,  daba lugar a una bebida de entrada amable y moña descomunal,  con la que solían salir del local los marineros de reemplazo del cuartel de instrucción de San Fernando,  cuando había cuartel y marineros de reemplazo.  Al menos quedan los vinos y la bodega.  Lo de la SANA fué seguramente un voluntarioso invento a la española con la intención de figurar en la carrera espacial.  Muchos de la época hicimos aquél viaje y podemos dar fé de los riesgos que conllevaba.  Pero nosotros sí que estuvimos allí,  muchas veces,  mientras lo de la luna dicen que fué un montaje.  Vaya usted a saber.

LA TERCERA

   El empecinamiento de Angela Merkel en mantener contra todo y contra todos sus teorías,  está facilitando la caída en las bolsas y que las primas de riesgo presenten diferenciales extremos;  en definitiva,  está causando un daño añadido a la economía de la eurozona de consecuencias imprevisibles.
   Lamentablemente la historia nos enseña una y otra vez,  aunque no queremos aprender la lección,  que de Alemania no ha venido nada bueno para Europa nunca.  Tenemos demasiado frágil la memoria.  Esta es la tercera ocasión que nos lo recuerdan.

jueves, 24 de noviembre de 2011

AL SUR DEL SUR

   Nuestro particular sur radica en el continente africano y las plazas de Ceuta y Melilla,  enclavadas allí desde antes que Marruecos existiera,  como dos baluartes que nos resulta carísimo mantener,  situados en un enclave geoestratégicamente venido a menos.  Y alrededor,  los mil ojos de  Mohamed escudriñandolo todo y expectante ante el nuevo gobierno en España,  que no le resulta cómodo,  por anteriores y cercanas experiencias.
   La tradicional visita de estado del nuevo presidente español,  tan ficticia como la amistad fraternal de siempre,  es tenida como señal de reconocimiento a una relacción aparentemente fluida y ocasionalmente frágil,  aunque basada en conocidos intereses y ya sabemos que no hay mejor vínculo entre dos partes que éstos.  La amistad,  la colaboración,  el reconocimiento y todo lo demás no son sino fachada y ambos estados cuidan el tabique separador que nos une sin vernos y sirve poco más que para poner la oreja y oir con desconfianza las conversaciones del otro lado.
   Allí,  que es aquí al lado,  esperan gestos pacientemente,  situados ante el panel multibotón con que se activan disturbios fronterizos,  se retira la vigilancia en los lugares de salida de pateras o se manejan presuntos frentes de liberación.
   Marruecos es un incómodo vecino que frena el islamismo radical a cambio de que miremos hacia otro lado en otras cuestiones.  Allí se esperan gestos y se confía en que Rajoy no sea Aznar.  Pero esto último nos pasa a muchos.
 

miércoles, 23 de noviembre de 2011

LOS OTROS

   No seré yo,  a estas alturas,  quien le discuta al mundo científico la procedencia del hombre ni me reconozco capacidad para poner pegas a cuantas teorías coinciden en imaginarnos hace no demasiado tiempo peludos y con cara de mono.  Todavía hoy es posible encontrar gente que nos recuerda nuestra procedencia físicamente.
  Era más sencillo lo de Adán y Eva,  con su serpiente y su manzana y aquél paraíso terrenal libre de especulación e hipotecas,  de eurozonas y pedrojotas.  Los antiguos tenían menos imaginación o más sentido común,  vaya usted a saber.
   Antes decía que aún se encuentran caras que rememoran aquél pasado primate,  seguramente como homenaje a nuestros ancentros o para recordarnos que cualquier tiempo pasado fué peor y en nuestro caso,  simiesco.  Los ingleses,  que ya entonces eran muy suyos y para diferenciarse de los demás,   se llamaron a sí mismos monkeys y aullaban distinto,  aunque aún no tomaban té ni sabían donde estaba Gibraltar.
   Viene todo esto a cuento porque esa es la sensación que permanece tras el repaso al contenido de un sector de la prensa en nuestro país;   sin duda venimos del mono,  unos más que otros,  eso sí.  Y otros, muchísimo más que unos.
  
 

lunes, 21 de noviembre de 2011

MILLE CHERUBINI IN CORO

   Hemos estado demasiado tiempo con los pies en el suelo,  atentos solo a cosas pasajeras,  aunque en ellas,  ciertamente,  nos jugamos mucho.  Es hora de dedicar nuestra atención unos instantes a algo que nos conduzca lejos y nos eleve a otra dimensión. Solo cerrando los ojos.
   Andrea Bocelli es un tenor invidente,  nacido en la campiña toscana;  interpreta  mille cherubini in coro,  de Shubert,  joya musical considerada una de las más hermosas melodías de todos los tiempos.
http://youtu.be/pLxmyn4UFJk
  

TRIUNFO POPULAR

   Jornada post elecciones y una clara lectura:  victoria popular atronadora,  mayor aún de lo esperado en muchos foros.  Es éste un país donde se sube a las personas mucho más de lo preciso y se les tira posteriormente con más violencia de la necesaria. Somos así.
   Tienen los populares,  Mariano Rajoy en especial,  la responsabilidad de responder con un gobierno serio a los retos actualmente planteados,  mientras quienes aún lo hacen en funciones tienen igualmente la responsabilidad de facilitar el acceso,  con transparencia y sentido de estado.
   España no es ahora de derechas como antes no lo fué de izquierdas;  se nos hace en el día a día y se nos gana con coherencia.  A veces basta con no tocar los dos centros de decisión humana:  el bolsillo y el trasero.
   Supo Rajoy a partir de una anterior noche aciaga recomponer su posición y reconocer a sus aliados,  reconstruyendo con ayuda de algunos y zancadillas de muchos en su propia casa,  un partido que había perdido el rumbo y no veía futuro,  tapado por excesivas banderas y proclamas obispales.  No le ha sido fácil dentro pero fuera llovía a cántaros en la acera contraria.
   Hay mucho demérito ajeno,  sin duda,  pero también y justo es reconocerlo,  una razonable cantidad de mérito propio en dejar de lado a los extremistas y hacer equipo con un reducido grupo de gente que tenía claras las ideas y aún más claras las fidelidades.  Femenimo en su mayoría,  joven y fiable.
   No ha necesitado ni siquiera un programa conocido porque ya se conocía demasiado bien el del contrario.
   Felicidades a los populares,  suerte y fortaleza,  mesura,  decisión y a gobernar para todos.  Nos toca ahora apoyar y estar con el nuevo gobierno.  Los socialistas deben aprender la lección y buscar nuevos valores entre sus filas;  necesitamos tanto  un gobierno serio como a una seria oposición y un congreso extraordinario presidido por la autocrítica puede poner nuevos cimientos a un partido socialista carcomido por el poder.
   Normalidad en la jornada electoral,  hagamos normal la alternancia. 
  
  

domingo, 20 de noviembre de 2011

GARZÓN

   Se atribuye al discutido expresidente argentino Juan Domingo Perón la frase  " al amigo todo,  al enemigo ni justicia ",  unas palabras que encierran a modo de sentencia cuanto sucede con otro personaje discutido,  éste contemporáneo.   Me refiero a Baltasar Garzón.
   Me reconozco poco admirador de las personas tentadas por la serpiente del protagonismo,  más aún cuando se trata de quienes tienen que impartir justicia.
    Dicho esto,  entiendo que con Garzón se aplica hasta la saciedad la sentencia peronista;  la jauría espoleada por el más detestable de los amarillismos,  la caverna mimetizada dentro del azul demócrata y lo que hizo exclamar a Pacheco,  antaño alcalde jerezado,  su ya tristemente conocida frase.
   Al enemigo,  a Garzón,  ni justicia.  Es lo que hay,  es lo que vemos.
  

LA VOZ DE UN PUEBLO

   Porque debe ser esa,  la voz del pueblo,  la que gobierne a todo un país y no los testaferros de lo que llamamos mercado,  por eso es hoy el día de la democracia para los que creemos en ella y hasta para los que sin creer en su conveniencia votan para servirse de ella.  En definitiva,  serán los votos los que designen a quienes queremos que nos gobiernen.  Tienen éstos una dura tarea por delante,  comenzando por decir en Europa que no admitimos más palos en las ruedas  y que si se hace necesario,  sabremos elegir otros caminos,  otros aliados.
   ¡ Buena mano !.

jueves, 17 de noviembre de 2011

CUANTO PEOR, MEJOR...

   El título no es sino un axioma en la actividad comercial,   trasladable a cualquier función competitiva: si un grupo de empresas o comerciales representan con la suma de su facturado el 100% del conjunto,  sean Euros o cualquier otra moneda,  tendrán cada uno y por separado un índice de participación  que les hace acreedores al reconocimiento de sus resultados,  llámese fiabilidad,  prestigio,  estatus,  crédito...
   En este entorno,  la forma más simple de crecer viene dada más por el decrecimiento de terceros que por el esfuerzo o crecimiento propios.  Conforme alguien del grupo cae en su participación,  la pérdida experimentada viene a recaer en quien aguanta,  aún sin crecimiento,  que en definitiva vé evolucionar sus resultados.  Dicho esto,  por hablar aún más claro,  siempre es bueno para el conjunto o para los más fuertes del grupo,  que haya quienes bajen su participación.  Lo podríamos llamar una crisis deseable.  Cuanto peor mejor.
   Naturalmente,  deseable para quienes a fuerza de sumar lo que otros pierden,  se hacen fuertes y cimentan esa fortaleza en la debilidad de otros,  a quienes hay que mantener dentro del grupo porque en su ausencia se produciría un nuevo reparto de participaciones que pondría a cada uno en su sitio.
   Eso sí,  se le dice al caído cómo debe comportarse en adelante,  dirigiendo siempre los recortes a los beneficios sociales de sus empleados con vistas a posteriores generalizaciones a los de todo el grupo,  con o sin crecimiento.  Se trata,  en definitiva,  de que el principal concepto de gastos del grupo,  que no es otro que el social,  léase pensiones,  jubilaciones,  coberturas de desempleo,  seguridad laboral,  etc.,  se comience a recortar donde el crecimiento ha mermado para ir homegeneizando la situación de todo el colectivo laboral a la baja.
   Puede pasar incluso que alguien sufra los efectos de todo esto,  que podríamos llamar también mercado interno,  simplemente porque otros miembros crezcan más:  aún sin decrecer,  su participación cae y entra en zona de recuperación,  donde quienes le arrebatan posiciones le impondrán la tarea.
   En este entramado funciona un organismo más controlador que regulador,  con la función de evitar excesivos desequilibrios,  pero normalmente lo manejan quienes obtienen beneficios de las pérdidas de los otros.  Aquí es donde entran los representantes de cada miembro del grupo que pueden actuar según la autoridad que su trayectoria le conceda.  Algunos se hacen oir mientras otros tienen los culos más conocidos de la organización de tanto bajarse los pantalones.
   Cuanto peor mejor para algunos miembros,  que dilatarán cuanto puedan las solucciones en su propio beneficio.
   Me cuento entre los que se extrañan de que aún no se haya producido el primer incendio pero sí percibo ya el olor a chamusquina que,  junto al del descrédito,  comienza a inundar el sur de Europa.
  
  
 

miércoles, 16 de noviembre de 2011

LOS TECNÓCRATAS

   Cuando quieren hacer una declaración trascendente,  los altos cargos de este país no aparecen,  sino comparecen,  ante una prensa que necesita llenar el hueco diario con lo que sea.  Se pone lo que el diga el individuo de turno y después se pinta del color del medio,   amarillo,  rojo,  azul o el incoloro de quienes no venden lo suficiente para pintar noticias,  benditos sean.
   El secretario de estado de economía comparece  para decir que rebajan la previsión de crecimiento y lo hace con una sonrisa cretina que nadie acierta a explicarse,  como si alguien esperase más, como si alguien soñase menos.
   Los países llevan tiempo confiando la administración de sus dineros,  o sea,  la economía,  a economistas y abogados;  dos profesiones capaces de bordear la verdad con asombrosa naturalidad,  pintando bastos donde navegan ases,  algunos de ellos expertos en la creciente labor del llevarselo calentito de donde haya algo que rapiñar.  Se les llama tecnócratas y tras un tiempo de prácticas en la especulación,  son contratados para librarnos de ella.  No se podrá poner en duda,  eso sí,  que conocen el tema mejor que nadie.
   Desconozco en que estadío de su trayectoria está el señor secretario,  pero supongo que su experiencia será tenida en cuenta para combatir lo que ha contribuido a crear.  Observemos a Italia y Grecia y apliquemos lo dicho;  miremos más cerca y veremos como el Rey mantiene un aparte con Rato para preguntarle su opinión de la actual situación,  quizás porque en su real ingenuidad suponga que él sabe algo.
   Aznar no se equivocó al preferir a Rajoy para sucederle,  símplemente sabía que Rato estaba en otra órbita,  preparándose ya para administrarnos dentro de poco,  como un tecnócrata de postín,  ante la demostrada incapacidad del actual gobierno y la presumible de quienes van a heredarle.  A eso se le llama visión de futuro,  que es algo así como mirar con detenimiento el presente con un mínimo de sentido común.
  
  

martes, 15 de noviembre de 2011

20N

   En plena campaña electoral,  en la que deliberadamente este blog no ha querido intervenir,  sí nos queda claro algo:  lo que resulte del 20N tendrá que decirle a Europa que ya está bien y deberá hacerlo con seriedad.   Las pérdidas sociales de la población son bien sensibles mientras la especulación no hace sino asumir el mando en otros países,  esperando la ocasión de hacerlo aquí igualmente.
   Basta observar quienes se ocuparán de la gestión en Grecia e Italia y escarbar algo en los puestos que ocupaban en la génesis de la situación que padecemos para ver como se pone al zorro a cuidar el gallinero.
   Va llegando el momento de decir basta y hacer algo más que lamentarnos.  Todo esto,  en lo que respecta a España,  es lo que nos jugamos en estas elecciones.  A algunos no les queda autoridad moral para decirnos como salir,  mientras otros deben dejar bien claro su distanciamiento con la especulación.  También se oyen,  en menor medida,    el resentimiento o la utopía sin base;  deseemonos suerte,  sin olvidar que la historia nos demuestra que los pueblos,  todos,  el Italiano,  el Español y especialmente el Alemán,  también saben equivocarse.  En nuestro caso,  si no resulta un gobierno fuerte,  pasará como en Italia y Grecia,  acabarían gobernándonos quienes propiciaron la crisis. 
   Dejemos el corazón en casa y votemos con la cabeza,  aunque parezca estar más lejos del bolsillo,  y el otro,  aún en la distancia,  nos duela. 
  

lunes, 14 de noviembre de 2011

EL PAVERO

   Medio en broma,  medio en serio,  mi buen amigo Enrique mantenía que a las personas nos gusta ser dirigidas como pavos y que en el fondo lo necesitamos. 
-Así somos los españoles,  -  aseguraba convencido.
   Naturalmente,  él se consideraba pavero,  o sea,  conductor de pavos.
   Recuerdo en mi infancia,  cuando aún se compraban pavos vivos por navidades,  como el pavero llevaba el rebaño por la calle,  dirigiéndolo con una vara larga,  fina y flexible,  con la que apenas si golpeaba a los elementos que se salían de la fila.  Generalmente les bastaba tocarles y raras veces ví como lo hacía con mayor energía.  Los pavos,  ajenos a su suerte o quizás esperanzados en que las fechas pasaran sin ser sacrificados,  marchaban disciplinadamente a las órdenes,  vara en mano,  del pavero.  Cuanta admiración despertaba aquél individuo que sin descomponer nunca su envaramiento y seriedad,  largas patillas y vocabulario indescifrable,  manejaba con increible destreza al rebaño de hermosos pavos negros que los chiquillos mirábamos absortos,  con simples golpecitos de su vara especial,  sin duda de complícadísimo manejo.
   Enrique ejercía de pavero,  como muchos quisieran y otros sueñan;  me ha venido todo a la cabeza tras recibir uno de esos correos que los amigos te mandan como una especie de estúpida cadena,   originada en alguien como él pero sin la gracia que le caracterizaba.  Él era,  el cáncer le arrebató la vida,  una persona con principios autoritarios pero un corazón que no cabía en su Málaga de su alma,  mientras quienes confeccionan barbaridades en unas líneas bañadas en odio y vestidas de ignorancia, solo buscan socavar las convicciones democráticas de personas que no las tienen fírmemente asentadas.  Algunas participan de esas lamentables ruedas de envíos y la mala baba acaba por llegar a tu escritorio.
   En pocos días cumpliremos el aniversario del último pavero de este país y vamos a hacerlo votando,  mal que les pese a quienes le echan de menos,  que pueden,  si es ese su gusto,  continuar desfilando a diario al dictado de la vara de su propia frustración y la de los agoreros que encuentran en ellos su más ferviente e irracional parroquia.
  

sábado, 12 de noviembre de 2011

RIDI PAGLIACCIO

   Por fín Berlusconi se vé forzado a dimitir.  Europa se libra de un payaso,  Italia podrá dejar de avergonzarse de haberle elegido y mantenido y el aire estará más limpio a partir de mañana.
http://youtu.be/IgkTFay9dUs

TEORÍA DEL TRABAJO

   Los años y el aprecio seguramente inmerecido de gentes con quienes compartí trabajo y ocio laboral,   hacen que me enfrente con frecuencia a  solicitudes de aceptación y/o opinión de difícil trámite,  sobre decisiones generalmente ya asumidas. 
   Reconozco que aplico para ello una teoría puesta a prueba por mí mismo y de la que estoy plenamente convencido:
   "  En una estructura laboral competitiva hay que buscar siempre la promoción hacia puestos que faciliten el acceso a la puerta de salida de la misma,  en el momento oportuno y con los mejores beneficios para ambas partes ".
   Ya sé que suena raro,  así en frío,  pero si usted tiene como misión aportar beneficios y crecimientos a su empresa y no entiende esta frase,  haría bien en dedicarse a otra cosa.  Es más,  suponiendo que sí la entiende pero no suma a sus circunstancias antes descritas la necesidad de reportar igualmente crecimiento y beneficios a su familia,  haría bien en dedicarse a otra cosa.
   Si aún así no me entiende es porque soy muy torpe explicándolo;  ni se le ocurra plantearse que es usted responsable de no hacerlo.  Pero cambie de trabajo.
  
   

PROMOCION DEL TAITANTOS...

   Mientras contemplo la fotografía del grupo,  vaya usted a saber qué curso,  si A, B o C,  del colegio,  resuenan aún mis palabras,  dirigidas a quien al otro lado del teléfono me escuchaba:
-Te lo agradezco,  pero me niego a participar en una reunión de antepasados....
   He debido explicarme y hacerle ver que estos actos no son sino la antesala del tanatorio para algunos y que a mí estas cosas no acaban de conquistarme.
-Que no,  que no,  que me disculpeis del velatorio o,  si así preferís llamarle,  del homenaje a quienes llegamos con vida al evento.  Yo pienso hacerlo,   -  afirmé sin demasiado convencimiento  - sin ver vuestras arrugas sobre la piel tersa y juvenil que os recordaba de aquellos tiempos.
-Además,  -  insistí  -  pienso tener la gripe para esas fechas...
   Me imagino comiendo junto a fulanito,  que entonces tenía cara de rata y ahora de rata vieja y se hace el loco,  quizás por imitarme,  cuando nos cruzamos por la calle.
-Tú eras un pelota,  .-  le diría  -
   Menudo encuentro entre viejas glorias y vigentes realidades de escaso futuro;  me niego.  Ya sé que pega bien poner la foto de los que quedan junto a la de los que eran y hacer comparaciones;  de momento puede hacerse ya más pequeña,  porque la naturaleza es así de insensible. 
   Habría preferido aceptar la invitación,  aunque fuera solo por saber quién llenó de tiza el asiento antes de ocuparlo don Anselmo,  pero el autor se llevará el secreto a la tumba y mis sospechas quedarán en eso.  Veré vuestras fotos en la prensa y me reiré contemplando el deterioro que habreis sufrido con el tiempo. 
   Del mío lo hago cada mañana,  frente al espejo.
 

viernes, 11 de noviembre de 2011

INFORMACIÓN E INTELIGENCIA

   He tenido ocasión de ver una exposición titulada  "Papeles contra el poder",  en el Archivo Histórico Provincial de Cádiz.  Se trata básicamente de comunicados de la policía o guardia civil sobre actividades tan peligrosas como la distribución de octavillas o carteles dejados en cabinas telefónicas,  en aquellos años 50, 60 y 70,  fundamentalmente.
   Es una muestra pequeña,  extraída de los archivos de órden público del gobierno civil de la provincia,  que retratan la escasa actividad de  "subversión" a la que tuvieron que enfrentarse y basada en oficios o pequeñas comunicaciones.
   Los llamados servicios de investigación social o servicios de información,  comunicaban al gobernador el hallazgo de alguna pegatina y,  ocasionalmente,  la detención de algún grupo con multicopiadoras para la edición de propaganda.  Alguien,  muy sensatamente,  decidió no aplicar a estos grupos el apelativo de inteligencia  porque,  a juzgar por sus escritos,  les habría quedado excesivamente grande.
   Baste como ejemplo un oficio del servicio de información de la guardia civil de Cádiz de Mayo de 1973,  informando al gobernador civil de la provincia del hallazgo en una zona de Jerez de la Frontera de hojas informativas editadas por el Frente de Estudiantes Nacional Sindicalistas y Frente de Trabajadores Nacional Sindicalistas,  aludiendo a la vinculación entre el gobierno y el Opus Dei.  Patético.
   Todo les olía mal,  todo les sonaba raro y veían el peligro en cualquier esquina,  no solo en los entusiastas distribuidores del Mundo Obrero
    Tuve personalmente ocasión de comprobar la formación de estos servicios policiales,  cuando en aquellos años y junto a un amigo,  me ví encañonado en un bar por un individuo en lamentable estado de embriaguez que me enseñó un carné profesional del servicio de información de la guardia civil.  Estaba borracho y esgrimía su pistola ante nosotros y un acongojado camarero a quien el mostrador se le quedaba pequeño.  Tuvimos que beber con él y repetir varios vivas a cuanto se le ocurría,  hasta que con la excusa de ir a los servicios pude llamar a la policía y comunicar cuanto pasaba.
   El cabo de un buen rato que se nos hizo eterno,  un vehículo camuflado de la guardia civil,  yo había llamado a la policía y no a este cuerpo,  llegó y de él se bajaron dos personas vestidas de paisano.
   Eran compañeros suyos,  avisados desde la comisaría,  que le calmaron y consiguieron llevárselo,  sin darnos ningún tipo de explicación.  Pasados los años,  aquél mismo individuo protagonizó un suceso similar y acabó volándose la cabeza.
   Información es posible,  inteligencia bien poca.  Por eso cuando he repasado estas notas en el archivo provincial,  conociendo la época y a protagonistas como éstos,  no he sentido demasiada extrañeza.  Todo lo que ha venido después ha sido mejor;  el órden y el miedo no han sido nunca buenos compañeros de viaje. 
  
  
  

miércoles, 9 de noviembre de 2011

HUELE A PÓLVORA

   Yo apenas me he peleado con nadie en mi vida y no será por falta de ganas de algunos,  más grandes que yo,  o mías,  con más pequeñajos,  el caso es que no cuajaba el tema y diciéndonos cuatro cosas dejábamos nuestro honor a salvo.  Solo de pequeño recuerdo venir a casa con algún moratón aunque en la seguridad de haber dejado iguales secuelas en la cara de alguien.  La posguerra ha sido aquí tan larga como aleccionadora.
   Digo todo esto al recordar aquél trío calaverasque se conoció como el de las azores,  formado por tres eminentes cerebros de la época:  Blair,  cuyo único mérito era hablar bien inglés pero cortito en  lo demás,  Bush,  que ni siquiera sabe hacerlo y solo balbucea americano aguardentoso y nuestro Ansar,  al que tanto tiempo estudiando el idioma deja evidentes progresos,  aunque con acento mitad catalán,  que practica en la intimidad como bien sabemos,  y mitad de Cazalla de la Sierra,  localidad sevillana trasladada a la provincia de Cádiz recientemente,  por imperativos del directo.
   Tres cerebros,  tres,  que afirmaron al mundo la existencia de armas químicas en Irak y provocaron un guerra con miles de muertos en su haber,  mientras en el debe continúan sin aparecer las inexistentes armas que justificaron aquella mamarrachada.
   Blair y Bush,  que se escriben con b de burros,  son solo vestigios de un pasado peor aunque reciente,  mientras nuestro Ansar,  asesora a lo mejor de lo peor en la especulación mundial.  Siempre desconfié de los bajitos,  porque pegan en salva sea la parte,  que debe doler un huevo.
   Ahora huele a pólvora en Irán,  donde un medio clérigo más alto que Ansar y poco más feo,  hace petardos en sus ratos libres,  según él. 
   Los judíos hablan de hacer un ataque preventivo inmediato,  que es un ataque sin más argumento que impedir que los bajitos golpeen donde más duele,  en salva sea la parte aquella,  con armamento nuclear formato petardo o supositorio.  Siempre habrá tiempo de decir que vaya usted a saber,  si no aparece el temido arma.  Es cuestión de reconstruir e instalar nuevas gasolineras.
   Obama no es Bush,  afortunadamente para el mundo,  para él y para la señora Obama,  así que solo tendrá que mirar a otro lado;  los demás somos los mismos pero tenemos aún abierto el cupo de capacidad de previsibles sorpresas.  Huele a pólvora y solo nos tranquiliza el saber reconocer a los buitres cuando sobrevuelan la carroña,  porque ya los hemos visto anteriormente.  Pueden ser otros,  pero vuelan igual. 

                                                                                                                                                                      

GATO GARDUÑO

      Ya Lorca lo refiere en su romancero gitano y varias regiones españolas lo reconocen como animal esquivo,  huraño y huidizo.  Como Carlos,  a quien sus colegas llamábamos gato garduño por su especial antipatía,  falta de tacto y escrúpulos.
       Este animal,  a dos patas y con corbata,  dirige a sus colaboradores como quien gobierna un bajel negrero,  con especial rudeza que contrasta con la sibilina sonrisa con que se dirige a la alta dirección,  en un vulgar ejercicio de miserable peloteo.  Un prenda,  la criatura.
       Lo perdí de vista,  a Dios gracias  hace tiempo,  aunque las circunstancias me traen noticias suyas a través de terceras personas ignorantes totalmente de mi conocimiento del elemento. Sigue igual.
       Si algún día hago balance de las personas que he conocido a lo largo de mi vida,  que ya comienza a ser un respetable período,  caeré en la cuenta de que para conocer gente interesante,  hay que quitar las piedras de muchos platos,  como cuando de pequeño veía en mi casa escudriñar las lentejas a granel,  entre las que se colaban piedrecitas,  para evitar la desagradable sensación de masticarlas comiendo.  Aún así,  yo,  que he sido especialmente cuidadoso con este tema,  he padecido o tratado a más de un gato garduño en diferentes ambientes.  Son los únicos conocidos cuyos nombres no producen escalofríos escritos en una esquela mortuoria.  Descasamos en paz quienes dejarlos de verlos.