miércoles, 30 de noviembre de 2011

EL SEÑORITO VA DE HUELGA

   Con este título es fácil imaginar a Gracita Morales al teléfono,  en cualquiera de las innumerables películas de una época de cine español con más imaginación que medios.  La eterna chacha,  de uniforme y cofia,  informa a quien llama que su señorito,  que es piloto de líneas aéreas,  está de huelga.
   El SEPLA,  sindicato de este colectivo,  acaba de anunciar la probable huelga de los de Iberia para Diciembre;  las fechas no se detallan pero es fácil deducir que serán,  dicho mal y pronto en lenguaje universal,  lasquemasporculoden,  como siempre. 
   Los señores pilotos quieren impedir que su empresa genere otra de bajo coste,  cosa que beneficiaría al usuario,  mirando sus propios intereses.  Es como cuando algunos de manifiestan en alguna ciudad por el mantenimiento del empleo en la misma;  olvidan decir que se refieren a  "su" empleo y que el del resto de ciudadanos,  a los que fastidian el día cortando calles y carreteras,  les trae al pairo.
   Los pilotos ni siquiera recurren al subterfugio porque todos sabemos que también les trae al pairo el usuario y por eso exigen,  cuidando los intereses de éstos,  que no se implante la low cost de su empresa,  no sea que prefiramos volar más caro,  con los mismos habituales retrasos e idéntico mal trato,  pero más caro,   que somos así de raros.  Éstos,  como los controladores,  miran la pela, su pela,  y usted y yo les traemos sin cuidado.
   Incluso algunos comienzan a pedir sus certificados de horas de vuelo,  amenazando con marcharse a prestar sus servicios a China y otros países.  Lo que oye,  que nos amenazan con marcharse.
   Y en pleno susto,  no saben bien cuanto,  les deseamos fervientemente que no se salgan  como siempre con la suya  en esta ocasión también y se vayan a la Conchinchina o a hacer puñetas bien lejos,  dejando sus puestos de trabajo a gente que de verdad quiera trabajar y ser menos señoritos.
   En estos tiempos que corren,  rondando los cinco millones de parados y mucha gente pasándolo mal,  lo de los pilotos clama al cielo,  a ese que tan cerca ven a diario y del que tan lejos se muestran.

READERS

Han actuado recientemente ante un grupo de amigos en Jerez y se confirma que preparan un repertorio basado en canciones de los 60 y 70.
Después de muchos años de inactividad,  el grupo vuelve a sonar y tiene interesantes proyectos entre manos.

martes, 29 de noviembre de 2011

EL RELOJ

   Recuerdo con especial cariño aquél reloj Dogma regalo de mis padres,  con correa de cuero,  dorado,  que se convirtió durante mucho tiempo en mi compañero,  ocupando lugar de honor en mi muñeca izquierda;  mi primer reloj.  El tiempo acabó por situarlo en la derecha,  por cuestiones prácticas y una lesión de balonmano.
   En mi casa había también algún Cauny y de aquella época poco más me suena en cuanto a marcas,  salvo que no todo el mundo tenía reloj.  Era habitual que te preguntaran la hora y para mí algo mágico,  aunque los mayores solían romper el encanto del momento con el trato:
-Qué hora tienes,  niño  -  Te decían al ver en tu brazo el artilugio.
   Pero,  como ya digo,  no todo el mundo tenía reloj,  por lo que la pregunta habitual  era  si se tenía.
-¿Tiene hora,  por favor?,  -  era lo adecuado,  ante la posibilidad de que la persona llevara reloj.
   Relojes de cuerda,  con su obligado tiempo para dársela  por la noche, cargándolos para la próxima jornada.  Relojes que atrasaban o adelantaban y daban vida al relojero,  que  los ajustaba.
   Llegó después el cuarzo y con él los japoneses Orient,  Citizen y Casio,  fundamentalmente,  con diseños atrevidos,  la posibilidad de bañarte con ellos en algunos casos y  colores o formas desconocidos hasta entónces.  Llegaron los automáticos y como seguíamos teniendo un solo reloj,  no se paraban nunca.
   El reloj se convirtió,  lo es hoy cada día más,  en un complemento de nuestra personalidad o así lo creemos,  influenciados por el machaqueo de la publicidad.  Rara es la revista que no lleva el anuncio de alguno,  haciendo hincapié en su deportividad,  como si un reloj nos hiciera deportistas,  en los doscientos metros o veinte atmósferas que resiste bajo el agua,  imprescindible para gentes que ni siquiera saben nadar,  o resaltando su elegancia o caché:  su precio,  en definitiva.  Todos nos hicimos amantes del Rolex,  que en sus formatos clásicos es el reloj más feo del mundo.     Otra cosa es que podamos comprarlo.
   Recientemente ha vuelto a ponerse de moda un modelo de esos relojes japoneses,  en formato digital,  que terminaron vendiéndolos hace muchos años a precios irrisorios y las señoras especialmente son sus portadoras.  El efecto vintage se impone y algún marido verá con disgusto como su señora esposa lo lleva a diario,  dejando en el estuche,  junto a otros,  el Cartier que le costó un ojo de la cara o que,  posiblemente,  aún esté pagando.
   Lo cierto es que,  a pesar de la evolución del reloj,  aún hay gente impuntual que llega tarde a todas partes y ni siquiera se disculpa;  ahora solemos mirar el nuestro ostentosamente para hacérselo comprender cuando llegan y alguno se da por aludido.   La culpa la tenemos quienes esperamos;  junto al acostumbrado tocho de instrucciones del submariner,  tachimeter y no sé cuantas cosas más,  debería venir un manual de urbanismo.  Pero ese es otro tema.
 

lunes, 28 de noviembre de 2011

BAZARES DE BOTELLONA

   Ya sé que es un chiste fácil y sabido pero no deja de tener su gracia:  llaman reyes católicos a los chinos de las tiendas porque están echando a los  " moros ".
   Lo cierto y verdad es que los orientales están ganando terreno y cada vez son menos los marroquíes en los bazares.  Ahora se han manifestado exigiendo la llamada segunda licencia para poder vender alcohol en sus establecimientos.
   Detrás de todo esto se oculta una realidad:  son comercios que mantienen horarios ideales para los jóvenes de la botellona y han estado vendiendolo todo el tiempo,  hasta que algunos ayuntamientos les han puesto multas por esa actividad.  Venden alcohol y tabaco en buena parte de ellos,  les importa un pimiento la edad del comprador y mantienen en muchas ocasiones unas condiciones higiénicas discutibles.
   Su proliferación y mantenimiento conforma un secreto a voces que no pasa desapercibido y ya son una cantidad considerable,  tanto que comienzan a manifestarse exigiendo manga ancha,  como si en su país de orígen estuvieran acostumbrados a manejarse como lo hacen aquí. 
   Quieren el mercado nocturno del botellón sin los sobresaltos de las inspecciones.
  

domingo, 27 de noviembre de 2011

50 MAGNÍFICOS

   ABC presenta en el  suplemento Empresa el resultado de una encuesta realizada a los responsables de las primeras  cincuenta empresas españolas por volúmen de facturación.  Les plantea dos cuestiones concretas:  la primera,  cómo afronta su entidad la coyuntura actual y  la que nos interesa,  qué medidas habría que poner en marcha para reactivar la economía.
   Prácticamente todos coinciden en señalar la necesidad de una urgente reforma laboral,  incidiendo el presidente del Banco de Sabadell en que es clave modificar el estatuto de los trabajadores.  Hay otras conclusiones que coinciden asímismo en la necesidad de reactivar el crédito,  facilitar la actividad empresarial, etc.  Un rosario de necesidades a las que nadie propone método.
   Que se hace imprescindible reactivar el crédito es de Perogrullo,   pero nadie dice cómo llegar a ello,  ni cómo soluccionar ninguna de las cuestiones planteadas.  Hay que comer más,  podrían decir donde se sufren hambrunas,  pero no señalan cómo conseguirlo.  Más que cincuenta magníficos son cincuenta teóricos o excepcionales especialistas en el noble arte de tirar la piedra y esconder la mano.
   A la vista de la única coincidencia en las propuestas,  se deduce que el trabajador español es el verdadero culpable,  hágase la luz,  de cuanto sucede;  hay que modificar y cuando se dice modificar se oculta disminuir,  tanto derecho adquirido,  tanta política social,  tanta bagatela  proteccionista.
   Alguno menciona,  solo de pasada y como si fuera algo de escasa incidencia,  el mamarracho federal que vivimos,  donde se duplican y triplican las administraciones.  Nada de sus correspondientes y costosas inmersiones lingüísticas,  la multitud de coches oficiales trasladando mentecatos que no habían usado
corbata en su vida, el desmadre de cuchipandas de peñas culturales y recreativas,  la vidorra de sindicalistas y sindicatos que no representan a nadie,  recibiendo y administrando ingentes medios para inútiles cursos de formación sin sentido,  el mangoneo de directivos de cajas quebradas por su inoperancia y algo más,  el gasto brutal en construir aeropuertos sin aviones o líneas de AVE deficitarias porque no se necesitaban.  El chocolate del loro,  vaya.   Sí señala algún encuestado lo insostenible del sistema de pensiones actual,  mire usted por donde.
   Pero del orígen de la crisis no hablan los presidentes de los bancos,  como si no fuera con ellos,  que eso esa agua pasada y la que corre ahora solo debe mojar a los trabajadores,  que son los que se han resfriado toda la vida.
   El resultado de la encuesta es más elocuente por lo que oculta que por lo que  dice;  podrían haberse ahorrado la imágen de un tejido empresarial falto de ideas y acojonado ante la evidencia de que ser empresario significa también apostar.  Pero la empresa española,  como la banca,  lo hace siempre a seguro.  Tenemos los empresarios que tenemos y así nos luce el pelo.

sábado, 26 de noviembre de 2011

NIÑOS ROBADOS

   Lo que comenzó como algo aislado,  recordándonos  sucesos de los oscuros tiempos de brutal represión de algunas dictaduras militares en países hermanos,  se ha ido convirtiendo en una avalancha de denuncias con enorme grado de verosimilitud en España.
   Un grupo de madres y hermanas reclaman conocer el paradero de recién nacidos,   desaparecidos todos en circunstancias similares y mediante la intervención de médicos y religiosas identificados en muchos casos.  Se les notificaba la muerte del neonato y les ofrecían hacerse cargo de todos los trámites,  enseñando,  solo en algunos casos,  el cadáver de niños que parecían tener mayor desarrollo.
   Hay demasiadas coincidencias en centros y en personal como para ignorar estas historias,  pero en España tenemos aún miedo a conocer demasiadas cosas;  nos hemos acostumbrado a mirar para otro lado y a vivir en eterna postguerra.  
  
 

viernes, 25 de noviembre de 2011

LA SANA

   Recientemente hemos visto como un grupo internacional de astronautas  permanecía recluido en una especie de nave simulada durante mucho tiempo,  para medir la capacidad de resistencia del ser humano en similares circunstancias y previendo un viaje a Marte,  cuya duración sería similar a la del ensayo.
   Lo de ir a la luna se ha quedado ya antiguo,  como cuando antes íbamos todos a Benidorm o,  centrándonos en nuestra provincia de Cádiz,  a Chipiona,  donde todo el mundo se saludaba en el paseo de la tarde,  porque se conocía de ser vecinos en Sevilla.
   Aquí tuvimos nuestra propia agencia,  aunque solo fuera en el cine de aquellos tiempos,  y llamábamos SANA a la NASA de los estados unidos.
   Incluso imaginábamos un viaje,  sin traje espacial ni nada,  en los autobuses Los Amarillos,  de línea entre San Fernando y Chiclana,   para dirigirnos en la última población a las bodegas El Sanatorio,  donde sirven el mejor moscatel del mundo,  merecidamente llamado Gloria,  y el no menos bueno fino Granero,  acompañados de una espléndida ración de butifarra chiclanera y aceitunas violás,  llamadas así porque un pepinillo las atraviesa.
   La mezcla de ambos vinos,  Gloria y Granero al cincuenta por ciento,  daba lugar a una bebida de entrada amable y moña descomunal,  con la que solían salir del local los marineros de reemplazo del cuartel de instrucción de San Fernando,  cuando había cuartel y marineros de reemplazo.  Al menos quedan los vinos y la bodega.  Lo de la SANA fué seguramente un voluntarioso invento a la española con la intención de figurar en la carrera espacial.  Muchos de la época hicimos aquél viaje y podemos dar fé de los riesgos que conllevaba.  Pero nosotros sí que estuvimos allí,  muchas veces,  mientras lo de la luna dicen que fué un montaje.  Vaya usted a saber.

LA TERCERA

   El empecinamiento de Angela Merkel en mantener contra todo y contra todos sus teorías,  está facilitando la caída en las bolsas y que las primas de riesgo presenten diferenciales extremos;  en definitiva,  está causando un daño añadido a la economía de la eurozona de consecuencias imprevisibles.
   Lamentablemente la historia nos enseña una y otra vez,  aunque no queremos aprender la lección,  que de Alemania no ha venido nada bueno para Europa nunca.  Tenemos demasiado frágil la memoria.  Esta es la tercera ocasión que nos lo recuerdan.

jueves, 24 de noviembre de 2011

AL SUR DEL SUR

   Nuestro particular sur radica en el continente africano y las plazas de Ceuta y Melilla,  enclavadas allí desde antes que Marruecos existiera,  como dos baluartes que nos resulta carísimo mantener,  situados en un enclave geoestratégicamente venido a menos.  Y alrededor,  los mil ojos de  Mohamed escudriñandolo todo y expectante ante el nuevo gobierno en España,  que no le resulta cómodo,  por anteriores y cercanas experiencias.
   La tradicional visita de estado del nuevo presidente español,  tan ficticia como la amistad fraternal de siempre,  es tenida como señal de reconocimiento a una relacción aparentemente fluida y ocasionalmente frágil,  aunque basada en conocidos intereses y ya sabemos que no hay mejor vínculo entre dos partes que éstos.  La amistad,  la colaboración,  el reconocimiento y todo lo demás no son sino fachada y ambos estados cuidan el tabique separador que nos une sin vernos y sirve poco más que para poner la oreja y oir con desconfianza las conversaciones del otro lado.
   Allí,  que es aquí al lado,  esperan gestos pacientemente,  situados ante el panel multibotón con que se activan disturbios fronterizos,  se retira la vigilancia en los lugares de salida de pateras o se manejan presuntos frentes de liberación.
   Marruecos es un incómodo vecino que frena el islamismo radical a cambio de que miremos hacia otro lado en otras cuestiones.  Allí se esperan gestos y se confía en que Rajoy no sea Aznar.  Pero esto último nos pasa a muchos.
 

miércoles, 23 de noviembre de 2011

LOS OTROS

   No seré yo,  a estas alturas,  quien le discuta al mundo científico la procedencia del hombre ni me reconozco capacidad para poner pegas a cuantas teorías coinciden en imaginarnos hace no demasiado tiempo peludos y con cara de mono.  Todavía hoy es posible encontrar gente que nos recuerda nuestra procedencia físicamente.
  Era más sencillo lo de Adán y Eva,  con su serpiente y su manzana y aquél paraíso terrenal libre de especulación e hipotecas,  de eurozonas y pedrojotas.  Los antiguos tenían menos imaginación o más sentido común,  vaya usted a saber.
   Antes decía que aún se encuentran caras que rememoran aquél pasado primate,  seguramente como homenaje a nuestros ancentros o para recordarnos que cualquier tiempo pasado fué peor y en nuestro caso,  simiesco.  Los ingleses,  que ya entonces eran muy suyos y para diferenciarse de los demás,   se llamaron a sí mismos monkeys y aullaban distinto,  aunque aún no tomaban té ni sabían donde estaba Gibraltar.
   Viene todo esto a cuento porque esa es la sensación que permanece tras el repaso al contenido de un sector de la prensa en nuestro país;   sin duda venimos del mono,  unos más que otros,  eso sí.  Y otros, muchísimo más que unos.
  
 

lunes, 21 de noviembre de 2011

MILLE CHERUBINI IN CORO

   Hemos estado demasiado tiempo con los pies en el suelo,  atentos solo a cosas pasajeras,  aunque en ellas,  ciertamente,  nos jugamos mucho.  Es hora de dedicar nuestra atención unos instantes a algo que nos conduzca lejos y nos eleve a otra dimensión. Solo cerrando los ojos.
   Andrea Bocelli es un tenor invidente,  nacido en la campiña toscana;  interpreta  mille cherubini in coro,  de Shubert,  joya musical considerada una de las más hermosas melodías de todos los tiempos.
http://youtu.be/pLxmyn4UFJk
  

TRIUNFO POPULAR

   Jornada post elecciones y una clara lectura:  victoria popular atronadora,  mayor aún de lo esperado en muchos foros.  Es éste un país donde se sube a las personas mucho más de lo preciso y se les tira posteriormente con más violencia de la necesaria. Somos así.
   Tienen los populares,  Mariano Rajoy en especial,  la responsabilidad de responder con un gobierno serio a los retos actualmente planteados,  mientras quienes aún lo hacen en funciones tienen igualmente la responsabilidad de facilitar el acceso,  con transparencia y sentido de estado.
   España no es ahora de derechas como antes no lo fué de izquierdas;  se nos hace en el día a día y se nos gana con coherencia.  A veces basta con no tocar los dos centros de decisión humana:  el bolsillo y el trasero.
   Supo Rajoy a partir de una anterior noche aciaga recomponer su posición y reconocer a sus aliados,  reconstruyendo con ayuda de algunos y zancadillas de muchos en su propia casa,  un partido que había perdido el rumbo y no veía futuro,  tapado por excesivas banderas y proclamas obispales.  No le ha sido fácil dentro pero fuera llovía a cántaros en la acera contraria.
   Hay mucho demérito ajeno,  sin duda,  pero también y justo es reconocerlo,  una razonable cantidad de mérito propio en dejar de lado a los extremistas y hacer equipo con un reducido grupo de gente que tenía claras las ideas y aún más claras las fidelidades.  Femenimo en su mayoría,  joven y fiable.
   No ha necesitado ni siquiera un programa conocido porque ya se conocía demasiado bien el del contrario.
   Felicidades a los populares,  suerte y fortaleza,  mesura,  decisión y a gobernar para todos.  Nos toca ahora apoyar y estar con el nuevo gobierno.  Los socialistas deben aprender la lección y buscar nuevos valores entre sus filas;  necesitamos tanto  un gobierno serio como a una seria oposición y un congreso extraordinario presidido por la autocrítica puede poner nuevos cimientos a un partido socialista carcomido por el poder.
   Normalidad en la jornada electoral,  hagamos normal la alternancia. 
  
  

domingo, 20 de noviembre de 2011

GARZÓN

   Se atribuye al discutido expresidente argentino Juan Domingo Perón la frase  " al amigo todo,  al enemigo ni justicia ",  unas palabras que encierran a modo de sentencia cuanto sucede con otro personaje discutido,  éste contemporáneo.   Me refiero a Baltasar Garzón.
   Me reconozco poco admirador de las personas tentadas por la serpiente del protagonismo,  más aún cuando se trata de quienes tienen que impartir justicia.
    Dicho esto,  entiendo que con Garzón se aplica hasta la saciedad la sentencia peronista;  la jauría espoleada por el más detestable de los amarillismos,  la caverna mimetizada dentro del azul demócrata y lo que hizo exclamar a Pacheco,  antaño alcalde jerezado,  su ya tristemente conocida frase.
   Al enemigo,  a Garzón,  ni justicia.  Es lo que hay,  es lo que vemos.
  

LA VOZ DE UN PUEBLO

   Porque debe ser esa,  la voz del pueblo,  la que gobierne a todo un país y no los testaferros de lo que llamamos mercado,  por eso es hoy el día de la democracia para los que creemos en ella y hasta para los que sin creer en su conveniencia votan para servirse de ella.  En definitiva,  serán los votos los que designen a quienes queremos que nos gobiernen.  Tienen éstos una dura tarea por delante,  comenzando por decir en Europa que no admitimos más palos en las ruedas  y que si se hace necesario,  sabremos elegir otros caminos,  otros aliados.
   ¡ Buena mano !.

jueves, 17 de noviembre de 2011

CUANTO PEOR, MEJOR...

   El título no es sino un axioma en la actividad comercial,   trasladable a cualquier función competitiva: si un grupo de empresas o comerciales representan con la suma de su facturado el 100% del conjunto,  sean Euros o cualquier otra moneda,  tendrán cada uno y por separado un índice de participación  que les hace acreedores al reconocimiento de sus resultados,  llámese fiabilidad,  prestigio,  estatus,  crédito...
   En este entorno,  la forma más simple de crecer viene dada más por el decrecimiento de terceros que por el esfuerzo o crecimiento propios.  Conforme alguien del grupo cae en su participación,  la pérdida experimentada viene a recaer en quien aguanta,  aún sin crecimiento,  que en definitiva vé evolucionar sus resultados.  Dicho esto,  por hablar aún más claro,  siempre es bueno para el conjunto o para los más fuertes del grupo,  que haya quienes bajen su participación.  Lo podríamos llamar una crisis deseable.  Cuanto peor mejor.
   Naturalmente,  deseable para quienes a fuerza de sumar lo que otros pierden,  se hacen fuertes y cimentan esa fortaleza en la debilidad de otros,  a quienes hay que mantener dentro del grupo porque en su ausencia se produciría un nuevo reparto de participaciones que pondría a cada uno en su sitio.
   Eso sí,  se le dice al caído cómo debe comportarse en adelante,  dirigiendo siempre los recortes a los beneficios sociales de sus empleados con vistas a posteriores generalizaciones a los de todo el grupo,  con o sin crecimiento.  Se trata,  en definitiva,  de que el principal concepto de gastos del grupo,  que no es otro que el social,  léase pensiones,  jubilaciones,  coberturas de desempleo,  seguridad laboral,  etc.,  se comience a recortar donde el crecimiento ha mermado para ir homegeneizando la situación de todo el colectivo laboral a la baja.
   Puede pasar incluso que alguien sufra los efectos de todo esto,  que podríamos llamar también mercado interno,  simplemente porque otros miembros crezcan más:  aún sin decrecer,  su participación cae y entra en zona de recuperación,  donde quienes le arrebatan posiciones le impondrán la tarea.
   En este entramado funciona un organismo más controlador que regulador,  con la función de evitar excesivos desequilibrios,  pero normalmente lo manejan quienes obtienen beneficios de las pérdidas de los otros.  Aquí es donde entran los representantes de cada miembro del grupo que pueden actuar según la autoridad que su trayectoria le conceda.  Algunos se hacen oir mientras otros tienen los culos más conocidos de la organización de tanto bajarse los pantalones.
   Cuanto peor mejor para algunos miembros,  que dilatarán cuanto puedan las solucciones en su propio beneficio.
   Me cuento entre los que se extrañan de que aún no se haya producido el primer incendio pero sí percibo ya el olor a chamusquina que,  junto al del descrédito,  comienza a inundar el sur de Europa.
  
  
 

miércoles, 16 de noviembre de 2011

LOS TECNÓCRATAS

   Cuando quieren hacer una declaración trascendente,  los altos cargos de este país no aparecen,  sino comparecen,  ante una prensa que necesita llenar el hueco diario con lo que sea.  Se pone lo que el diga el individuo de turno y después se pinta del color del medio,   amarillo,  rojo,  azul o el incoloro de quienes no venden lo suficiente para pintar noticias,  benditos sean.
   El secretario de estado de economía comparece  para decir que rebajan la previsión de crecimiento y lo hace con una sonrisa cretina que nadie acierta a explicarse,  como si alguien esperase más, como si alguien soñase menos.
   Los países llevan tiempo confiando la administración de sus dineros,  o sea,  la economía,  a economistas y abogados;  dos profesiones capaces de bordear la verdad con asombrosa naturalidad,  pintando bastos donde navegan ases,  algunos de ellos expertos en la creciente labor del llevarselo calentito de donde haya algo que rapiñar.  Se les llama tecnócratas y tras un tiempo de prácticas en la especulación,  son contratados para librarnos de ella.  No se podrá poner en duda,  eso sí,  que conocen el tema mejor que nadie.
   Desconozco en que estadío de su trayectoria está el señor secretario,  pero supongo que su experiencia será tenida en cuenta para combatir lo que ha contribuido a crear.  Observemos a Italia y Grecia y apliquemos lo dicho;  miremos más cerca y veremos como el Rey mantiene un aparte con Rato para preguntarle su opinión de la actual situación,  quizás porque en su real ingenuidad suponga que él sabe algo.
   Aznar no se equivocó al preferir a Rajoy para sucederle,  símplemente sabía que Rato estaba en otra órbita,  preparándose ya para administrarnos dentro de poco,  como un tecnócrata de postín,  ante la demostrada incapacidad del actual gobierno y la presumible de quienes van a heredarle.  A eso se le llama visión de futuro,  que es algo así como mirar con detenimiento el presente con un mínimo de sentido común.
  
  

martes, 15 de noviembre de 2011

20N

   En plena campaña electoral,  en la que deliberadamente este blog no ha querido intervenir,  sí nos queda claro algo:  lo que resulte del 20N tendrá que decirle a Europa que ya está bien y deberá hacerlo con seriedad.   Las pérdidas sociales de la población son bien sensibles mientras la especulación no hace sino asumir el mando en otros países,  esperando la ocasión de hacerlo aquí igualmente.
   Basta observar quienes se ocuparán de la gestión en Grecia e Italia y escarbar algo en los puestos que ocupaban en la génesis de la situación que padecemos para ver como se pone al zorro a cuidar el gallinero.
   Va llegando el momento de decir basta y hacer algo más que lamentarnos.  Todo esto,  en lo que respecta a España,  es lo que nos jugamos en estas elecciones.  A algunos no les queda autoridad moral para decirnos como salir,  mientras otros deben dejar bien claro su distanciamiento con la especulación.  También se oyen,  en menor medida,    el resentimiento o la utopía sin base;  deseemonos suerte,  sin olvidar que la historia nos demuestra que los pueblos,  todos,  el Italiano,  el Español y especialmente el Alemán,  también saben equivocarse.  En nuestro caso,  si no resulta un gobierno fuerte,  pasará como en Italia y Grecia,  acabarían gobernándonos quienes propiciaron la crisis. 
   Dejemos el corazón en casa y votemos con la cabeza,  aunque parezca estar más lejos del bolsillo,  y el otro,  aún en la distancia,  nos duela. 
  

lunes, 14 de noviembre de 2011

EL PAVERO

   Medio en broma,  medio en serio,  mi buen amigo Enrique mantenía que a las personas nos gusta ser dirigidas como pavos y que en el fondo lo necesitamos. 
-Así somos los españoles,  -  aseguraba convencido.
   Naturalmente,  él se consideraba pavero,  o sea,  conductor de pavos.
   Recuerdo en mi infancia,  cuando aún se compraban pavos vivos por navidades,  como el pavero llevaba el rebaño por la calle,  dirigiéndolo con una vara larga,  fina y flexible,  con la que apenas si golpeaba a los elementos que se salían de la fila.  Generalmente les bastaba tocarles y raras veces ví como lo hacía con mayor energía.  Los pavos,  ajenos a su suerte o quizás esperanzados en que las fechas pasaran sin ser sacrificados,  marchaban disciplinadamente a las órdenes,  vara en mano,  del pavero.  Cuanta admiración despertaba aquél individuo que sin descomponer nunca su envaramiento y seriedad,  largas patillas y vocabulario indescifrable,  manejaba con increible destreza al rebaño de hermosos pavos negros que los chiquillos mirábamos absortos,  con simples golpecitos de su vara especial,  sin duda de complícadísimo manejo.
   Enrique ejercía de pavero,  como muchos quisieran y otros sueñan;  me ha venido todo a la cabeza tras recibir uno de esos correos que los amigos te mandan como una especie de estúpida cadena,   originada en alguien como él pero sin la gracia que le caracterizaba.  Él era,  el cáncer le arrebató la vida,  una persona con principios autoritarios pero un corazón que no cabía en su Málaga de su alma,  mientras quienes confeccionan barbaridades en unas líneas bañadas en odio y vestidas de ignorancia, solo buscan socavar las convicciones democráticas de personas que no las tienen fírmemente asentadas.  Algunas participan de esas lamentables ruedas de envíos y la mala baba acaba por llegar a tu escritorio.
   En pocos días cumpliremos el aniversario del último pavero de este país y vamos a hacerlo votando,  mal que les pese a quienes le echan de menos,  que pueden,  si es ese su gusto,  continuar desfilando a diario al dictado de la vara de su propia frustración y la de los agoreros que encuentran en ellos su más ferviente e irracional parroquia.
  

sábado, 12 de noviembre de 2011

RIDI PAGLIACCIO

   Por fín Berlusconi se vé forzado a dimitir.  Europa se libra de un payaso,  Italia podrá dejar de avergonzarse de haberle elegido y mantenido y el aire estará más limpio a partir de mañana.
http://youtu.be/IgkTFay9dUs

TEORÍA DEL TRABAJO

   Los años y el aprecio seguramente inmerecido de gentes con quienes compartí trabajo y ocio laboral,   hacen que me enfrente con frecuencia a  solicitudes de aceptación y/o opinión de difícil trámite,  sobre decisiones generalmente ya asumidas. 
   Reconozco que aplico para ello una teoría puesta a prueba por mí mismo y de la que estoy plenamente convencido:
   "  En una estructura laboral competitiva hay que buscar siempre la promoción hacia puestos que faciliten el acceso a la puerta de salida de la misma,  en el momento oportuno y con los mejores beneficios para ambas partes ".
   Ya sé que suena raro,  así en frío,  pero si usted tiene como misión aportar beneficios y crecimientos a su empresa y no entiende esta frase,  haría bien en dedicarse a otra cosa.  Es más,  suponiendo que sí la entiende pero no suma a sus circunstancias antes descritas la necesidad de reportar igualmente crecimiento y beneficios a su familia,  haría bien en dedicarse a otra cosa.
   Si aún así no me entiende es porque soy muy torpe explicándolo;  ni se le ocurra plantearse que es usted responsable de no hacerlo.  Pero cambie de trabajo.
  
   

PROMOCION DEL TAITANTOS...

   Mientras contemplo la fotografía del grupo,  vaya usted a saber qué curso,  si A, B o C,  del colegio,  resuenan aún mis palabras,  dirigidas a quien al otro lado del teléfono me escuchaba:
-Te lo agradezco,  pero me niego a participar en una reunión de antepasados....
   He debido explicarme y hacerle ver que estos actos no son sino la antesala del tanatorio para algunos y que a mí estas cosas no acaban de conquistarme.
-Que no,  que no,  que me disculpeis del velatorio o,  si así preferís llamarle,  del homenaje a quienes llegamos con vida al evento.  Yo pienso hacerlo,   -  afirmé sin demasiado convencimiento  - sin ver vuestras arrugas sobre la piel tersa y juvenil que os recordaba de aquellos tiempos.
-Además,  -  insistí  -  pienso tener la gripe para esas fechas...
   Me imagino comiendo junto a fulanito,  que entonces tenía cara de rata y ahora de rata vieja y se hace el loco,  quizás por imitarme,  cuando nos cruzamos por la calle.
-Tú eras un pelota,  .-  le diría  -
   Menudo encuentro entre viejas glorias y vigentes realidades de escaso futuro;  me niego.  Ya sé que pega bien poner la foto de los que quedan junto a la de los que eran y hacer comparaciones;  de momento puede hacerse ya más pequeña,  porque la naturaleza es así de insensible. 
   Habría preferido aceptar la invitación,  aunque fuera solo por saber quién llenó de tiza el asiento antes de ocuparlo don Anselmo,  pero el autor se llevará el secreto a la tumba y mis sospechas quedarán en eso.  Veré vuestras fotos en la prensa y me reiré contemplando el deterioro que habreis sufrido con el tiempo. 
   Del mío lo hago cada mañana,  frente al espejo.
 

viernes, 11 de noviembre de 2011

INFORMACIÓN E INTELIGENCIA

   He tenido ocasión de ver una exposición titulada  "Papeles contra el poder",  en el Archivo Histórico Provincial de Cádiz.  Se trata básicamente de comunicados de la policía o guardia civil sobre actividades tan peligrosas como la distribución de octavillas o carteles dejados en cabinas telefónicas,  en aquellos años 50, 60 y 70,  fundamentalmente.
   Es una muestra pequeña,  extraída de los archivos de órden público del gobierno civil de la provincia,  que retratan la escasa actividad de  "subversión" a la que tuvieron que enfrentarse y basada en oficios o pequeñas comunicaciones.
   Los llamados servicios de investigación social o servicios de información,  comunicaban al gobernador el hallazgo de alguna pegatina y,  ocasionalmente,  la detención de algún grupo con multicopiadoras para la edición de propaganda.  Alguien,  muy sensatamente,  decidió no aplicar a estos grupos el apelativo de inteligencia  porque,  a juzgar por sus escritos,  les habría quedado excesivamente grande.
   Baste como ejemplo un oficio del servicio de información de la guardia civil de Cádiz de Mayo de 1973,  informando al gobernador civil de la provincia del hallazgo en una zona de Jerez de la Frontera de hojas informativas editadas por el Frente de Estudiantes Nacional Sindicalistas y Frente de Trabajadores Nacional Sindicalistas,  aludiendo a la vinculación entre el gobierno y el Opus Dei.  Patético.
   Todo les olía mal,  todo les sonaba raro y veían el peligro en cualquier esquina,  no solo en los entusiastas distribuidores del Mundo Obrero
    Tuve personalmente ocasión de comprobar la formación de estos servicios policiales,  cuando en aquellos años y junto a un amigo,  me ví encañonado en un bar por un individuo en lamentable estado de embriaguez que me enseñó un carné profesional del servicio de información de la guardia civil.  Estaba borracho y esgrimía su pistola ante nosotros y un acongojado camarero a quien el mostrador se le quedaba pequeño.  Tuvimos que beber con él y repetir varios vivas a cuanto se le ocurría,  hasta que con la excusa de ir a los servicios pude llamar a la policía y comunicar cuanto pasaba.
   El cabo de un buen rato que se nos hizo eterno,  un vehículo camuflado de la guardia civil,  yo había llamado a la policía y no a este cuerpo,  llegó y de él se bajaron dos personas vestidas de paisano.
   Eran compañeros suyos,  avisados desde la comisaría,  que le calmaron y consiguieron llevárselo,  sin darnos ningún tipo de explicación.  Pasados los años,  aquél mismo individuo protagonizó un suceso similar y acabó volándose la cabeza.
   Información es posible,  inteligencia bien poca.  Por eso cuando he repasado estas notas en el archivo provincial,  conociendo la época y a protagonistas como éstos,  no he sentido demasiada extrañeza.  Todo lo que ha venido después ha sido mejor;  el órden y el miedo no han sido nunca buenos compañeros de viaje. 
  
  
  

miércoles, 9 de noviembre de 2011

HUELE A PÓLVORA

   Yo apenas me he peleado con nadie en mi vida y no será por falta de ganas de algunos,  más grandes que yo,  o mías,  con más pequeñajos,  el caso es que no cuajaba el tema y diciéndonos cuatro cosas dejábamos nuestro honor a salvo.  Solo de pequeño recuerdo venir a casa con algún moratón aunque en la seguridad de haber dejado iguales secuelas en la cara de alguien.  La posguerra ha sido aquí tan larga como aleccionadora.
   Digo todo esto al recordar aquél trío calaverasque se conoció como el de las azores,  formado por tres eminentes cerebros de la época:  Blair,  cuyo único mérito era hablar bien inglés pero cortito en  lo demás,  Bush,  que ni siquiera sabe hacerlo y solo balbucea americano aguardentoso y nuestro Ansar,  al que tanto tiempo estudiando el idioma deja evidentes progresos,  aunque con acento mitad catalán,  que practica en la intimidad como bien sabemos,  y mitad de Cazalla de la Sierra,  localidad sevillana trasladada a la provincia de Cádiz recientemente,  por imperativos del directo.
   Tres cerebros,  tres,  que afirmaron al mundo la existencia de armas químicas en Irak y provocaron un guerra con miles de muertos en su haber,  mientras en el debe continúan sin aparecer las inexistentes armas que justificaron aquella mamarrachada.
   Blair y Bush,  que se escriben con b de burros,  son solo vestigios de un pasado peor aunque reciente,  mientras nuestro Ansar,  asesora a lo mejor de lo peor en la especulación mundial.  Siempre desconfié de los bajitos,  porque pegan en salva sea la parte,  que debe doler un huevo.
   Ahora huele a pólvora en Irán,  donde un medio clérigo más alto que Ansar y poco más feo,  hace petardos en sus ratos libres,  según él. 
   Los judíos hablan de hacer un ataque preventivo inmediato,  que es un ataque sin más argumento que impedir que los bajitos golpeen donde más duele,  en salva sea la parte aquella,  con armamento nuclear formato petardo o supositorio.  Siempre habrá tiempo de decir que vaya usted a saber,  si no aparece el temido arma.  Es cuestión de reconstruir e instalar nuevas gasolineras.
   Obama no es Bush,  afortunadamente para el mundo,  para él y para la señora Obama,  así que solo tendrá que mirar a otro lado;  los demás somos los mismos pero tenemos aún abierto el cupo de capacidad de previsibles sorpresas.  Huele a pólvora y solo nos tranquiliza el saber reconocer a los buitres cuando sobrevuelan la carroña,  porque ya los hemos visto anteriormente.  Pueden ser otros,  pero vuelan igual. 

                                                                                                                                                                      

GATO GARDUÑO

      Ya Lorca lo refiere en su romancero gitano y varias regiones españolas lo reconocen como animal esquivo,  huraño y huidizo.  Como Carlos,  a quien sus colegas llamábamos gato garduño por su especial antipatía,  falta de tacto y escrúpulos.
       Este animal,  a dos patas y con corbata,  dirige a sus colaboradores como quien gobierna un bajel negrero,  con especial rudeza que contrasta con la sibilina sonrisa con que se dirige a la alta dirección,  en un vulgar ejercicio de miserable peloteo.  Un prenda,  la criatura.
       Lo perdí de vista,  a Dios gracias  hace tiempo,  aunque las circunstancias me traen noticias suyas a través de terceras personas ignorantes totalmente de mi conocimiento del elemento. Sigue igual.
       Si algún día hago balance de las personas que he conocido a lo largo de mi vida,  que ya comienza a ser un respetable período,  caeré en la cuenta de que para conocer gente interesante,  hay que quitar las piedras de muchos platos,  como cuando de pequeño veía en mi casa escudriñar las lentejas a granel,  entre las que se colaban piedrecitas,  para evitar la desagradable sensación de masticarlas comiendo.  Aún así,  yo,  que he sido especialmente cuidadoso con este tema,  he padecido o tratado a más de un gato garduño en diferentes ambientes.  Son los únicos conocidos cuyos nombres no producen escalofríos escritos en una esquela mortuoria.  Descasamos en paz quienes dejarlos de verlos.

martes, 8 de noviembre de 2011

UNIDAD DE DESTINO

   Los españoles nos pasamos demasiados años aspirando a ser lo que se dió en llamar unidad de destino en lo universal,  que nadie sabía lo que quería decir pero era el sino irrenunciable de todos,  en vez de estudiar inglés que era más útil u opositar,  siempre bien visto.
   Como a Adán y Eva,  nos estuvo mucho tiempo prohibido comer del árbol de la ciencia en nuestro peculiar paraíso terrenal de posguerra y así se controlaba lo que se leía y hasta cuanto se oía.  Para una cosa se creó aquello de la formación del espíritu nacional y nuestros oídos eran vigilados por la cadena azul de radiodifusión.  Así,  lo de encontrar la unidad de destino esa estaría cantado y aún hoy muchos nos preguntamos si llegamos a verla.
   En la clase de FEN,  ya saben,  la de formación del espíritu nacional,  era habitualmente donde comíamos el bocadillo,  no sé si por aburrida,  mientras un abnegado funcionario nos leía sin disimular su emoción  libros como velas y anclas,  o aquél más esclarecedor aprendiz de hombre,  nada menos que de un Torrente Ballester que en aquella época militaba en falange como alternativa al infortunado destino de algunos de sus amigos.
   Era tedioso,  pero siempre preferible a los problemas matemáticos que,  ineludiblemente,  se basaban en calcular algo sobre un tren que salía a una hora concreta de un determinado sitio y hacía no sé cuantas paradas,  mientras otro hacía más o menos el camino inverso y había que adivinar cuando coincidirían en la estación de Linares-Baeza;  por si esto no fuera ya complejo,  tenías que decir cual era el nudo ferraviario más cercano.  Lo dicho,  en FEN te comías el bocata y además,  todo era absurdo porque en aquella época no salía un tren a su hora en todo el territorio nacional.
   Recuerdo a un profesor explicando con ardor la reconquista de España a los moros,  que entonces se les podía llamar así, y su expresión de disgusto cuando alguien le preguntó por la tardanza,  más de ocho siglos,  en terminarla.  Quizás faltaba esa unidad de destino.
   Eran años en los que había que inventarse un destino,  digo yo,  porque los contemporáneos no estaban muy contentos de serlo y se hicieron demasiado largos.  Hasta que el anciano general  se puso a morir y mientras quedaban cubiertos de plata que llevarse,  algunos insistieron en mantenerle vivo junto al dichoso mandato.  Tras aquella fecha,  nadie ha vuelto a hablarnos de eso y la idea parece haberse perdido;  como si el general,  que presumiblemente había inventado aquello,  se lo hubiera llevado a su tumba con él.

lunes, 7 de noviembre de 2011

EL " DEWATER " DE HOY

   Por el título podrán deducir que no tengo mucha fé en los debates pactados,  aunque soy de los que prefiere uno así antes que cien inexistentes,  como con aquellos coitos de antes,  que  además de interruptus eran escasos.  Había que cogerles el punto.
   Punto este,  el de hoy,  del que unos esperan poco y otros aún menos y puestas así las cosas,  me temo que nos aburran a todos con una larga retahíla de tecnicismos de camuflaje.  Por eso no he esperado a verlos actuar,  voy a tener el corazón partido y,  lo que es aún peor,  el bolsillo anudado porque ambos contendientes han llegado al acuerdo de repartir las tortas entre los espectadores.
   Rubalcaba me cae bien,  es un notable político que parece buena persona,  mientras Rajoy,  que igualmente me cae bien,  es una buena persona y parece un político destacable;  el primero carga como lastre a Zapatero y el segundo a algunos de su partido.
   Pero eso pasa en las mejores familias;  miren sin ir más lejos a Italia,  un país tan fino con un payaso al mando.
   No,  no confío demasiado en que esta noche veamos la luz del final del túnel de las intenciones,  sino más bien los dientes de quienes han entrenado a los figurantes.  Por eso y quisiera equivocarme,  creo que al final del programa,  lo procedente será tirar de la cadena.

  

sábado, 5 de noviembre de 2011

ESPACIO PARA LA POESÍA (Noviembre)

  La historia enseña como del enemigo hiere hasta la sombra y por ello nos irrita su memoria,  en un ejercicio de prolongación absurda de las diferentes afrentas.  Con el autor de hoy pasa esto;   como con otros que en una determinada época tomaron una opción política concreta.  Creo que cada vez que intentamos enterrar a  un autor por este motivo,  no hacemos sino echar tierra sobre  nuestro conocimiento.   Ocultar su obra,  cualquier obra,  con independencia de credos, no es sino alumbrar más nuestra ignorancia y,  lo que es más grave,  la de las generaciones que se están formando.  También es nuestra responsabilidad.



¡Cómo volaba el pensamiento mío!…
Fue un dulce anochecer. Se adivinaba
por su rumor, bajo la peña, el río,
y la mano del viento preludiaba
un aria triste en el pinar sombrío.
Como una bruma de melancolía,
no sé qué dulce calma bienhechora
pasó rozando con el alma mía…
Tú que en mí estás, mujer, a toda hora,
¡nunca has estado en mí como aquel día!…
Quise gritar mi pena.
y ante la soledad de los caminos
alfombrados de luna y la serena
quietud de muerte de la noche, llena
de olor de flores y rumor de pinos,
«¡La quiero!…», dije con fervor sincero.
«¡La quiero!…», repetí, y el aire blando,
con un rodar de voces fue gritando
desde la sierra hasta el pinar: «¡La quiero!
Callé y calló la noche. El alma mía
volvió a encerrarse en la melancolía
de este secreto amor hondo y austero,
que nadie sabe y del que nada espero…
¡Sólo lo supo el agua que corría
y una flor desvelada, que tenía
una cita de amor con un lucero…


Revelación,  de JOSÉ Mª PEMÁN
(Cádiz,  1897-1981)

                                                                                                                                                                                                             

viernes, 4 de noviembre de 2011

SILENCIO MAESTRANTE

   Bien saben los taurinos,  entre quienes no me cuento,  el significado de la expresión  " silencio maestrante "  como muestra de insatisfacción ante el trabajo del torero;  así,  en silencio,  con clase,  se le dice al matador que no gusta su faena y éste le teme más a ese silencio que al toro,  por muy afilados que traiga los pitones.
   Hablo de la plaza de Sevilla,  donde se entiende de toros y toreros,  con un aforo que ronda los trece mil espectadores mas el obligado cupo de válvula tradicional.
   Silencio respetuoso o de castigo,  de indiferencia y falta de reconocimiento,  de disgusto o aburrimiento,  solo roto por alguna faena de Curro,  cuando el canguelo le podía y olía raro en los tendidos.
   Silencio maestrante ante el barómetro del CIS que nos dice lo que ya sabíamos y nos oculta lo que muchos aún dudamos,  que no es a quien votar sino a quien creer.  Benditos los que no dudan porque de ellos será la culpa si nos equivocamos.
   Silencio maestrante ante la avalancha de desahucios de los últimos tiempos,  quizás porque los bancos teman que a alguien con sentido común o,  al menos,  con sentido de la justicia que es menos común pero más lucido,  le dé por preguntarse porqué estas entidades no ponen a su nombre la propiedad al quedársela,  pagando el correspondiente impuesto.  Con tanto desahucio el fisco cogería una pasta por este concepto que podríamos dedicar a mantener un número adecuado de maestros para nuestros hijos en la escuela pública.
   Maestrante el silencio ante la fotografía de Papandreu,  serio y humilde,  esperando que Angela Merkel compruebe que ha escrito doscientas veces eso de  " no propondré tonterías con la que está cayendo ". 
   Como en la plaza,  que solo pocas veces recriminaba a Curro su recurrente yuyu rompiendo el temido silencio,  la mayoría aguarda acontecimientos y solo se oye a los agoreros de siempre y a los profetas del miedo de ahora augurando el fín del mundo de la sensatez.  Como si la sensatez fuera manejable,  como si no fuera maestrantemente silenciosa,  aunque escasa.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

REFLEXIÓN A LA GRIEGA

   Cuando parecía que la vieja Europa había llegado a acuerdos solventes para mitigar el hedor de la deuda griega,  quienes la administran convocan un referendum sorprendente;  van a pensarse si las condiciones impuestas por los demás para condonar parte de la misma son admisibles,  o sea,  van a decidir si pagan parte de lo que deben, o nos mandan a los demás a hacer puñetas tras haber recibido más ayudas con anterioridad.  No les importa quebrar porque ya están quebrados y no les salen ronchas,   lo que les fastidia es que se les llame morosos y les manden al cobrador del frac luciendo un  " lederhosen ".
   Les trae al pairo ser europeos si tienen que ponerse al día con el casero y van a pensarse si hacer lo que todos los europeos quisieran:  salirse del euro. 
   Añoran sus dracmas,  que eran 100 leptas,  con los que se movían en su salsa,  hasta que llegamos a descubrirlos y les dijimos que un euro valía algo así como trescientos cuarenta dracmas.  Ya sabemos que con el cambio de moneda al común europeo,  los únicos que salieron ganando fueron los gorrillas aparcacoches,  que pasaron de asaltarnos por cien pesetas a hacerlo por ciento sesenta y seis, con vaya usted a saber cuanto más. 
   La bolsa,  que es muy altruista aunque esté poblada  de especuladores,  ha pegado un batacazo inmediato.  Los griegos no quieren más especulaciones y desconfían de tanto altruismo europeo.  Son griegos pero no tontos.
   Papandreu es alto y su ministro postulador frente a europa,  gordo;  ambos bien alimentados,  los arruinados de ahora no son como los de antes,  que tenían caras de hambre.  Igual van y nos dicen que se largan,  que ya están hartos,  que quién es él,  que en qué lugar se enamoró de tí y a qué dedica el tiempo libre,  refieriendose al   ditero  que le mandamos todos los días.
   Tendríamos que hacer una europa a nuestra medida,  imaginen la formada por España,  Italia,  Portugal y Grecia.  Cada cual con su moneda,  cada mochuelo en su olivo;  los franceses y alemanes nos mirarían con envidia y,  sobre todo,  con cabreo,  porque ellos son así de suyos.  Algún día podríamos admitirles en el grupo,  cuando nos paguen lo que les debemos.
  
  

INTERECONOMÍA

   En muy contadas ocasiones he sintonizado este tipo de canales y tengo una opinión no publicable de ellos por la limitación que me impone la única regla de este blog.  Aún así,  he de comentar que me parece sorprendente que haya quienes menosprecien tanto a su potencial audiencia comportándose como creen que es.  Esa es la mayor falta de respeto:  ser como son sabiendo ser de otra forma;  porque si no saben serlo  es grave que mentes así tengan acceso a un medio de comunicación.  En definitiva,  faltando al respeto a quienes creen dirigirse,  lo hacen a sí mismo.  Suena a coña,  pero lamentablemente es muy serio.  No sé si me explico.

martes, 1 de noviembre de 2011

HOTELES SOLIDARIOS

   Un grupo de empresarios hoteleros de la costa del sol ha anunciado que cerrarán en breve sus establecimientos hasta que llegue mejor época,  entendiendo que solo merece la pena mantenerlos abiertos en temporada alta.  Empleados al paro y  empresarios a recoger beneficios sin gastos de mantenimiento cuando llegan las horas bajas.  Este es,  lamentablemente,  el prototipo de emprendedor que tenemos en ese sector;  nada de competir para buscar al cliente invernal,  nada de incentivar grupos,  innovar o moverse en el circuito internacional de congresos con una apuesta de calidad.
   A todo esto las autoridades solo responderán dándoles facilidades,  los ayuntamientos callarán y esos trabajadores engrosarán las ya nutridas listas de desempleados.
   Es un claro ejemplo de como apuestan por nuestro país algunos grupos y empresarios a los que se dieron numerosas facilidades para instalarse.