jueves, 31 de mayo de 2012

TRES, ERAN TRES...


   ...Las hijas de Elena;   tres,  eran tres y ninguna era buena.  El poeta no pensaba en el trío económico que nos lleva a mal traer o,  quien sabe,  nos trae a mal llevar.   Montoro,  De Guindos y Rajoy,  el boss, a quienes el presidente del Banco Central Europeo acaba de llamar torpes por su proceder en el caso Bankia.
   No se ha parado en calificar de mala la actuación y añade que lo han hecho de la peor manera posible.  Como para ponerles las orejas de burro de antaño,  cara a la pared,  junto a la pizarra.
   No les ha dicho tontos por un exceso de pudor o,  quizás,  porque en el fondo los tontos son los accionistas de la entidad que están perdiendo un montón de dinero por tan deficiente actuación y,  entre ellos,  muchos a quienes les colaron el timo de las preferentes.
   Una vez más se demuestra que escupir al cielo es de tener pocas luces y me refiero a la conocida afirmación del actual presidente de que para presidir el gobierno de España sería conveniente un nivel mínimo de competencia,  naturalmente pensando en su antecesor,  que tampoco destacaba por alumbrar mucho.  Todo cae,  nada se transforma,  símplemente vemos que no había planes sino improvisación y estamos en horas de lamentar que no hay más cera que la que arde,  mientras se quema la esperanza de la recuperación.
   Tres eran tres,  Las Gracias.  Pero no una,  ni dos,  ni tres,  sino varias veces se nos dice desde Europa que no a cuanto se hace aquí.  Empezando por presentar unos presupuestos tardíamente porque había que intentar colocar  a Arenas,  que ni por esas.  Ya se nos riñó por ello y también porque eran irreales, como se nos ha ido descalificando por cada paso emprendido.  Mientras,  se ha producido el peor saqueo social de la historia reciente,  para calmar a quienes nos miran sin acabar de creernos.
   Tres,  como las hijas de Elena,  como las Gracias,  como los tres cerditos.  Todo un equipo económico para el descrédito.

martes, 29 de mayo de 2012

QUERIDO AURELIO

   Pues menuda se ha armado entre el personal al conocer la indemnización que te corresponde por dejar tus puestos en la banca.  Director de nosecuantos y de nosequés en Bankia,  en Banco de Valencia y vaya usted a saber donde más,  con resultados más que demostrables de total desastre.   Un mostruo,  el amigo Aurelio.
   Total,  que son poco menos de catorce millones de euros,  una miseria que diría el señor Dívar,   pensando que más de uno de nosotros no sabríamos ni qué hacer con ellos.
   Y es que hay mucha envidia,  Aurelio,  porque a tí te corresponden unos pocos días más de indemnización  que a cualquier currante de este país tras la reforma del despido.  Con lo que tú has hecho.
   Ha sido éste siempre el país de la incomprensión,  Aurelio.   Ya Carlos Cano cantaba aquello de  " yo no creo que el sombrero les toque en la tómbola,  a tanto gachó trajeao que viven de ná,  que lo roban, lo roban,  con cuatro palabritas finas lo roban..." 
   Me tienes a tu disposición,  Aurelio,  si necesitas quien te administre los dineros con honradez y aún más si dejamos la honradez a un lado.  Montamos una SICAV y vamos sacando por Gibraltar,  como todo el mundo,  lo que podamos.
    También La Pantoja explota y exige el mismo tratamiento que la infanta casada con el tal Urmangarín,  o como se llame.  A ella la fué a buscar la guardia civil y se la trató de forma desconsiderada y se pregunta qué tiene la niña para la evidente diferencia.  Ella,  que  cantaba marinero de luces,  no entiende lo de las pocas luces que algunos atribuyen a la hija del rey. 
    El gobierno ya anuncia una subcomisión para descubrir subsinverguenzas,  como si para ello fuera necesario investigación alguna.  Es muy propio del subgobierno que padecemos.
    Dejas tus cargos en mal momento,  Aurelio,  lo tenías que haber hecho antes,  como otros muchos,  cuando el olor a cañería aún no llegaba a las redacciones.  Como en el juego de los barquitos,  has ido pasando del tocado al hundido en cuanto pisabas y en esta ocasión el escándalo llega antes que las perras.
    Siempre habrá quien no entienda tus ganancias mientras las entidades se iban al garete y se multiplicaban los desahucios.  Cosas veredes,  Aurelio.
  
   

lunes, 28 de mayo de 2012

ESTAMOS AVIADOS


   Cualquier observador,  cualquiera menos los jueces,  coincide en que la justicia anda muy mal en este país,  siendo raro el día en que no aparece algún tema para incidir en la afirmación.
   Ahora es el juicio a Javier Krahe por un presunto delito cometido al grabar un vídeo en el que cocinaba un crucifico.  Vuelve la inquisición?.
   Más que delito es una estupidez,  una melonada,  pero de ahí a enjuiciarlo  tras ocho años del suceso,  no hace sino evidenciar que la justicia española y algunos señores jueces tienen demasiado tiempo libre y se aburren.
   La fiscalía acaba de decretar que lo de las excursiones del señor Dívar a Marbella no constituye falta perseguible alguna y desde el consejo se intenta perseguir,  a éste sí,  a quien denunció el tema.  Lo dicho,  los señores jueces parecen tener demasiado tiempo libre y el lamentable follón que tienen organizado en los juzgados,  con impresentables retrasos,  debe ser culpa de otros.
   Es francamente difícil,  cada vez más y con más motivos,  dar credibilidad a una justicia española que hace bien poco por merecerla.   Visto esto,  ¿ en quien creemos ?.
   Se hace duro creer en una Iglesia comandada por Rouco,  que amenaza con aminorar la ayuda de cáritas a los necesitados si la institución tiene que pagar el IBI,  como usted y yo hacemos,  de los innumerables edificios y propiedades no destinados al culto,  porque de eso se trata.  No dice,  lo oculta, que la Iglesia apenas contribuye con un porcentaje que oscila del dos al cinco por ciento de la cuantía total de los fondos.
   Si no vamos a creer en la Iglesia como institución,  distante de muchos sacerdotes ejemplares y comprometidos con los necesitados,   que afortunadamente los hay y  si no creemos en la justicia,  nos quedará solo el recurso de fiarnos de nuestros gobernantes.  O sea,   que estamos aviados.

 

sábado, 26 de mayo de 2012

LAS OTRAS SIETE MARAVILLAS...

   Fín de semana,  momento ideal para hacer una parada y dejar de lado temas transcendentes. 
   Cádiz bien merece el rinconcito,  las alegrías del incomparable Chano Lobato y un repaso por lo que se ha dado en llamar las otras siete maravillas del universo.
   Nos acompaña la fotografía de La Caleta para comenzar el recorrido y acabaremos también en ella,   pasada la más hermosa puesta de sol de Occidente,  con un nocturno.
   El sonido es espectacular,  por lo que recomiendo el uso de altavoces externos.  Que les aproveche. http://youtu.be/hyagd5DWGZQ

viernes, 25 de mayo de 2012

TENGO QUE IR A PESCAR



   Quiero ir a pescar uno de estos próximos días,  si me deja el levante,  si la marea no es demasiado grande y llena de algas la zona de corriente o excesivamente pequeña,  cuando el agua no corre. 
   Alguien me ha preguntado si voy mucho,  ahora que soy un prejubilado más,  poniendo cara de sorpresa cuando le he dicho que apenas lo hago.  Que tengo poco tiempo.
   He estado recientemente arrancando el motor de mi embarcación y cargando algo las baterías,  para cuando llegue el momento;  he hecho algo de limpieza a bordo y preparado las cañas.  Como cada vez que voy.  Tengo que ir a pescar.
  - Quizás tendría que buscar un trabajo para disponer de algún tiempo libre -    le he dicho mientras me miraba incrédulo. 
   Ya no gerencio más que mi propia vida,  ni dirijo personas,  ni administro más que mis bienes,  los justos para llegar al fín de mis días con la posibilidad de comprar unos cigarros puros,  caso de que volviera a fumarlos,  cosa que no descarto.  Pero ando justo de tiempo.
   Antes,  cuando me ahogaban las responsabilidades,  ansiaba el fín de semana para salir a la bahía,  aunque no pescara,  fondear y oir el silencio.  Un buen habano,  cuanto los hecho de menos,  la brisa costera y la soledad a bordo.   A veces miraba hacia la costa,  allí estaba el mundo,  lejos,  sin reparar en mí:
- ¡¡¡  Cabrones !!!.
   Me quedaba nuevo tras gritar así,  con todas mis fuerzas,  para después sonreir y dejarme mecer por la mar.  Era mucha gana de gritar acumulada.
   Nadie me oye en la distancia,  pero me oigo yo y eso basta.
   Tengo que ir a pescar.

miércoles, 23 de mayo de 2012

NADIE TE QUIERE YA...



   Es el título de una canción de Los Brincos,  grupo pop español de los años sesenta,  quizás el más destacado de la época.      Su estribillo repetía hasta tres veces lo del  nadie te quiere ya ,  para concluir con un  " qué vas a hacer,  a donde irás..."
   Está referida,  naturalmente,  a una mujer,  porque las canciones de aquella época y de casi todas,  tienen como ingrediente al amor y el amor a las señoras. 
   Pero mucho antes de Los Brincos la frase ya tenía sentido aplicada a nuestro país,  asediada por el inglés,  asaltada por el francés,  odiada en los Países Bajos y usada como campo de entrenamiento de bombardeos a poblaciones habitadas por los alemanes.  Si nos remontamos a siglos anteriores,  ya con "  el descubrimiento "  de las Américas pusimos el gérmen del cariño más  " reñío " entre los pobres descubiertos,  que acabaron pidiendonos que no los descubrieramos más.  Todavía hoy nos agradecen la evangelización,  porque de eso se trataba y están cristianamente resentidos.
   Algo hemos hecho mal a lo largo de la historia,  o si usted quiere verlo así,  tendríamos que estudiar si hicimos algo bien para suscitar tanto aprecio.
   Si nos ceñimos a la historia reciente,  mucho más presentable,   los ingleses nos pasan por la puerta todos los días el tema de Gibraltar,  un atavismo con forma de roca y mala sombra que debería causar verguenza tanto a ocupante como a ocupado y solo beneficia a una forma  parásita de vida.   Es solo un centro de blanqueo y contrabando.   Francis Drake aún vive allí,  sin envejecer.
   De los franceses curiosamente no sabemos bien el porqué de la inquina,  porque además de no haberlos descubierto hemos pasado años aprendiendo su idioma,  más bien feo y escasamente útil si no se es francés.  Pero no nos quieren.
   Belgas y Holandeses nos miran con recelo desde lo de  " la pica de Flandes " ,  cuando don Carlos V y sus guerras.  Además,  la culpa de la bronca la tenían los curas;  pero no nos quieren.
   De Portugal qué vamos a decir.  Se pasan la vida vigilando la frontera por si los invadimos,  como si no tuvieramos ya suficiente con el paro que tenemos aquí.  Por si acaso,  han reforzado las entradas con un canon de autovías impresentable.
   Los alemanes solo nos quieren para vivir aquí de viejos,  por eso nos exigen abaratar el servicio y poner barata la mano de obra.  Y  aquí les hacemos caso.
   Qué decir de nuestro tradicional amigo entrañable del sur;  miedo nos da tanto cariño a fuerza del obligado roce. 
   La canción insiste,  machacona,  en el  " nadie te quiere ya ",  dando por supuesto,  erróneamente,  que antes fué distinto y repite lo de  " qué vas a hacer,  a donde irás...".     Qué habremos hecho.
  

  
 

lunes, 21 de mayo de 2012

KRUGMAN, EL BRUJO


   A falta de programas de humor con alguna calidad en televisión,  ocasionalmente echo un vistazo a los canales de predicción del futuro,  lectores de cartas, videntes,  tarotistas y otros,  que hacen ya legión,  donde es posible contemplar a los mejores cómicos de este país,  en un interesante ejercicio de tomadura de pelo que viene a revelar con cierta aproximación el muy considerable número de incautos por metro cuadrado en España. 
   Cuando la picaresca y el ingenio,  que no hace falta tanto,  se confabulan,  el esperpento de un país tan lleno de Audis y Mercedes como de ignorantes,  se pone en marcha en sesión contínua.
   A eso que aparece en escena un tal Krugman,  que a modo de adivinanza nos acongoja con la amenaza de la salida del euro de Grecia y un posible corralito en nuestro país;  lo que pasa es que el susodicho no se anuncia como vidente y además le dieron en 2008 el Nóbel de economía.   De ahí que se nos hayan puesto los congojos de corbata.   Además,  hace la predicción gratis,  aunque sea por fastidiar.
   El ministro del ramo,  como se decía antes,  se ha apresurado a desmentir dicha posibilidad,  lo mismo que desmintieron la de subidas de impuestos,  copago sanitario,  etc.  O sea.
   Así que va a resultar que aquí hacemos mucho más caso a cualquier indocumentado que igual nos bendice el ligue de tapadillo que nos indica la forma de encontrar trabajo mejor que el INEM o nos libra del mal de ojo del vecino cabreado por reclamarle un recibo extra de la comunidad.  Adivinos de pago,  artistas del menudeo iluso.
   El vidente es un pícaro generado por la ignorancia y muchos políticos llegan a la cosa pública por degeneración de la privada,  que prefiere gente menos brillante y más trabajadora.
   Krugman no tendría porvenir entre nosotros y correría el riesgo de acabar de ministro,  por degeneración,  como digo.
   No estamos para gracias pero se echa de menos el humor,  el buen humor.  De ahí,  creo yo,  la proliferación de adivinos.
  
 

viernes, 18 de mayo de 2012

LA COLLEJA



   Veo en portada de prensa la fotografía casi en primer plano de un personaje  y me ha venido al recuerdo esa infancia despreocupada e inocente en el colegio,  en la que siempre había algún niño con esa cara,  inevitable imán de collejas sin teórica maldad. 
   Los niños a la par que inocentes son crueles,  quizás porque la inocencia ya en tan temprana edad no es gratuita.  No se puede,  no se podía antes al menos,  ir con una cara como esa por ahí,  como reclamo incesante de  " merecidas " collejas,  o cosquis,  que eran lo mismo pero administrados con los nudillos.  A veces no podía uno esperarse al ansiado descanso entre clases y largaba el cate en medio de una operación de quebrados,   con la consiguiente bronca.  Es que esas caras provocaban.
   Yo era ya prematuramente de letras,  por lo que las matemáticas se me daban fatal,  así que ignoro si todavía existen los quebrados o eso era solo con Franco.
   Qué tiempos,  suspiro,  cada vez más lejanos,  aunque todavía veo por la calle a varios de esos niños,  ya muy creciditos,  que tenían ese tipo de cara.  Alguno me mira,  desconfiado,  como si a estas alturas le fuera a hacer algo.  Qué más quisiera yo.
   Los demás no éramos pegones,  ni mucho menos,  personalmente yo era muy canijo y no el típico grandullón avasallador que había en todos los colegios;  pero no teníamos culpa de esas caras,  muchas con orejas como soplillos,  como se llamaba aquél artilugio que habíamos visto en casa para aventar el fuego de la cocina económica o la copa de picón de la salita.  Los chiquillos de la época no éramos malos,  solo traviesos.
   Pero,  vuelto ya a la realidad,  identifico al individuo de la fotografía,  el de las collejas,  quedando sorprendido por el descubrimiento.  Es nada menos que el Goirigolzarri,   el que se llevó de pensión al marcharse de un banco con cincuenta y cinco años algo así como tres millones de euros anuales.  O sea. Con esa cara.
   Los quebrados,  ahora ya sin Franco,  somos los antaño presuntos normales y bien quebrados que nos están dejando algunos de aquellos,  que ahora nos miran desde la portada de prensa,  en una especie de competición para ver quien se lo lleva más calentito.
  Incluso,  ahora que lo miro bien,  me parece adivinar en la fotografía que sonríe.  O se ríe,  de todos nosotros.
  
    
  

miércoles, 16 de mayo de 2012

CORRALITO



    La palabra  "crisis " ha presidido cada conversación en los últimos tiempos,  constituyéndose en el eje alrededor del cual gira cualquier comentario.   Solo Rodríguez Zapatero intentó durante un tiempo ignorarla y ella,  que es vengativa,  acabó retirándole de la política y mandando a los españoles a lo que ingenuamente creíamos mejor vida.
   Ahora comienza a ponerse de moda otra,  importada de la antes nación hermana Argentina,  que de tenernos como madre patria ha pasado a jurar no conocernos.
   Se trata del concepto  " Corralito " ,   que viene a ser una medida que toman los gobiernos para que la gente no traslade sus ahorros al extranjero una vez que los ricos lo hayan hecho tras blanquearlo con amnistías fiscales.
   Naturalmente,  el pobre ahorrador,  que además es cada día menos ahorrador por ser cada vez más pobre,  no tiene la menor intención,  ni recursos,  de llevarse sus cuatro perras a ningún sitio y lo único que pretende es tenerlas en su casa,  bajo las mantelerías del ajuar de novios,  para cuando vayan llegando las facturas.  Pero eso sí parece hacer daño a la fiel banca y hasta ahí podríamos llegar.
   Así que vaya acostumbrándose a oir la palabreja,  porque este brillante gobierno niega expresamente la posibilidad de su instauración y ese es un mal comienzo según dicta la experiencia.  Corralito.
   Expertos y taxistas coinciden en que la hipotética y más que posible salida de Grecia del Euro deje la puerta abierta y las corrientes,  ya se sabe,  acabarán provocando un portazo que mande a hacer puñetas a éste.  Los griegos,  simpáticos ellos,  son malos pagadores y las cuentas les salen mejor,  dicen,  cuando no se pagan.  Menudo descubrimiento.
   Puede que usted,  por remediarlo,  esté planteándose pasar mañana por su caja de ahorros y preguntar si es mucho lo que deben,  por echar un cable.  Ni se le ocurra.
   Mire si están mal las cosas que hasta un tal Mario Conde,  que no parece ser el mejor ejemplo como financiero,  ha escrito un libro haciendo recomendaciones para pasar la crisis.  A mí este individuo me resultaba más creíble vestido a rayas y con un número en el uniforme,  pero ya decía Joselito El Gallo que  " hay gente pa tó ".  Y tenía razón.

domingo, 13 de mayo de 2012

ADELANTE, 15M


   Confieso haber pensado en su momento que el 15M era un movimiento circunstancial,  mezcla de protesta,  folclore y desarraigo,  además de personas bien intencionadas que intentaban hacerse oir entre timbales y recitadores de nada;  aunque de sus concentraciones salían propuestas interesantes que me hicieron ver su autenticidad,  más allá del oportunismo de algunos componentes.
   De la observación anterior a lo visto ayer dista muchísimo,  afortunadamente para todos.  He visto jóvenes,  sobre todo y no tanto,  salir a la calle a dejar ver su descontento y llenar las calles y plazas de aire fresco,  sin radicalidad,  sin malos modales,  sin disturbios ni algaradas,  que tanto hubieran deseado algunos.
   Porque la provocación solo estaba en quienes no admiten que otros puedan pensar distinto y así se oían las manifestaciones repugnantes de Dolores de Cospedal,  que siempre encuentra tiempo para la acritud,  sobre este colectivo;  gana muchísimo dinero y tiene que demostrar su rentabilidad.   Lo de Ana Mato ya no sorprende;  ella es así.
   El movimiento 15M no ha hecho sino señalar con el dedo a los culpables de la actual situación y a quienes se constituyen en cómplices tapando sus agujeros con el saqueo del bienestar general.  Lo raro ha sido hasta ahora el civismo mostrado,  ejemplar,  aunque ciertamente improductivo de momento.
   Quiero mostrar desde aquí mi reconocimiento a una juventud que parece haberse puesto en marcha y animarla a no permitir que destrocen su futuro,  con civismo pero con firmeza,  como ayer.
   Haced oir vuestra voz con fuerza porque sois ya el presente y no permitais que la codicia de unos pocos os hipoteque el porvenir.  Y sobre todo,  no lo olvideis,  las urnas son las mejores receptoras de disconformidad con quienes incumplen sus compromisos.  Votad masivamente en la próxima ocasión y muchos temerán más vuestro voto que los disturbios que en el fondo deseaban.
   Ánimo y adelante,  15M.
  
   
  

jueves, 10 de mayo de 2012

HABITACIÓN DEL PÁNICO


   Con ese nombre (Panic Room) se rodó una película de suspense protagonizada por Jodie Foster y conocimos la posibilidad de construir dentro de casa un recinto a prueba de invasores.  Se trata de la oportunidad de encerrarse en una habitación que cierra hermética y sólidamente,  quedando fuera del alcance de agresores,  ladrones,  etc.
   Lo bueno del invento es que podrá evitar agresiones e incluso el robo de algunas cosas,  aunque tendrá que contemplar por un circuito cerrado de televisión como devalijan el resto de sus bienes si le han cortado la comunicación exterior con la policía.
   Lo malo es precisamente ésto último:  contemplar el expolio sin poder actuar,  aunque con el nivel de la justicia que disfrutamos,  quizás sería mejor así,  ya que si daña a algún agresor podría tener que indemnizarlo.
   Mientras le saquean podrá ver en su cámara como nuestros gobernantes,  que aseguraron que jamás pondrían un euro público en la banca,  meten una ingente cantidad en Bankia,  una entidad hasta ahora dirigida por el Sr. Rato,  que solo se llevará de indemnización una cantidad que quien esté cobrando el salario mínimo interprofesional,  tardaría en reunir algo así como doscientos cincuenta años.
   Le sustituirá para hacer lo mismo alguien  que ya se llevó del BBV como indemnización por marcharse con cincuenta y cinco años de edad,  otra cantidad que el mismo trabajador del salario mínimo tardaría en juntar más de siete mil años.
   Estos y otros directivos,  con sueldos indecentes en los tiempos que corren,  no tienen después el menor escrúpulo en desahuciar a cientos de familias por impago de la hipoteca algún mes. 
   Mientras le saquean podrá tranquilizarse al pensar que no se perderá la celebración real de las bodas de oro matrimoniales ya que la reina parece haber dicho que ya vale de coñas y pasa de celebrar algo que no existe salvo para la conferencia episcopal española,  que guarda un cómplice silencio. 
    Aunque pondrá el grito en el cielo ante el anuncio de una escuela de prostitución privada,  espero que no concertada,  donde las señoras meretrices,  con perdón,  aprenderán  a refinar sus maniobras.
    Tendría usted muchos motivos para permanecer en la habitación del pánico,  mientras pasan tantas cosas.  Lo peor llegaría al ver como sus asaltantes se quitan la capucha y empieza a reconocerlos,  porque sus caras le van a sonar mucho de algún debate televisivo o de verlos constantemente en los telediarios. 

martes, 8 de mayo de 2012

APARICIONES


   La primera vez que oí la frase me sorprendió,  para entender posteriormente la expresión,  que no contenía intención alguna de menosprecio.
   Era ya la segunda o tercera vuelta buscando aparcamiento,   cuando alguien que había ocupado el lugar anterior al nuestro en un ceda el paso,  frenó repentinamente al comprobar que otro vehículo pretendía abandonar su plaza,  dejándole un más que preciado sitio:
- A todos los tontos se le aparece la Vírgen - ,  exclamó malhumorado mi acompañante,  mientras mirábamos como aquél individuo aparcaba, sonrientemente altivo.
   Yo no soy experto en apariciones,  aunque siempre he mantenido la teoría de que la Vírgen no se aparece a gente normal,  pero también es cierto que no es un tema que me preocupe. 
   La última aparición,  salvando la recientemente bendecida por Rouco,  se ha dado en Bankia.  Aquí,  levemente vestido por tibias gasas pero con gafas,  se ha aparecido Rajoy al personal,  antes de que la entidad se vaya a hacer puñetas. 
   El pastorcillo Rato,  ha quedado estupefacto ante la visión del presidente,  vestido livianamente,  entonando una muñeira...
- Hágase aquí según tu voluntad,  Mariano  -,  ha acertado a decir don Rodrigo,  mientras calculaba su nada despreciable jubilación.
   En pocos instantes se ha producido el cese y la decisión de que su puesto lo ocupe Goirigolzarri,  que ya que no tiene nombre de santo,  va por la vida procurando no serlo. 
   Hay que cubrir el agujero labrado por tanto inocente pastorcillo y para ello será inevitable abaratar los despidos,  masificar la educación pública,  encarecer la sanidad,  etc....
   Las apariciones de ahora se producen los viernes,  tienen menos encanto y cada vez menos razón.  Acabaremos apedreándolas.   Amén.
  
  

lunes, 7 de mayo de 2012

TOMMY

   Tommy llegó a casa allá por el año mil novecientos noventa y cuatro como mascota,   por la imparable petición de Pilar.   Entonces era canelita,  juguetón,  incansable y travieso.
   En muy poco tiempo nos conquistó por su nobleza,  no exenta del genio que mantuvo hasta última hora.
   Correteaba por los pasillos,  ladraba para reclamar nuestra atención o cuando alguien llamaba a la puerta.  Como cualquier perro,  aunque él fué desde el primer momento algo más.  Fué mi amigo,  mi mejor amigo,  el único que no me falló nunca.
   Hemos envejecido juntos los últimos dieciocho años y esta noche noto un hueco en alguna parte por su falta,  aún no asumida.
   Mañana no estará,  solo su recuerdo en cada rincón de nuestra casa perdurará siempre y hará insustituible su figura.  Mañana comenzaré a echarle de menos y me herirá su ausencia.
    Adiós,  amigo.

ADIEU, MONSIEUR ZARKOSY



   Hay un juego muy antiguo,  tradicional y cortesano,  que consiste en poner a un grupo de personas con los ojos vendados a dar vueltas alrededor de sillas;  éstas últimas conforman un número inferior en una unidad a la de participantes,  por lo que cuando el moderador del juego da una señal sonora,  todos intentan sentarse y uno,  solo uno,  queda sin asiento y por lo tanto de pié,  siendo descalificado.
   En Francia,  aquí al lado,  al norte,  un personaje engreído,  soberbio e insultón,  que aspiraba a continuar gobernando,  ha sido despojado de asiento por nuestros vecinos franceses y el más elemental ejercicio de sentido común.  http://www.decortaduraalacaleta.blogspot.com.es/2012/04/boutade-sarkozy.html
   Están de enhorabuena nuestros vecinos,  nuestro país y toda Europa.  Solo el cobrador del frac que se disfraza de señora Merkel,  con todos mis respetos,  puede ver sus planes de saqueo al deudor cuestionados.
   Hollande,  que tendrá un estrecho márgen de maniobra en todo caso,  representa la ilusión de que las cosas se hagan con moderación en Europa,  rompiendo la brutal inercia actual,  que solo cerebros de muy escasa capacidad creen aún necesaria.  Aquí ya se ha hecho mucho daño,  difícilmente reversible a corto o medio plazo,  pero los franceses nos han devuelto la esperanza.

domingo, 6 de mayo de 2012

PERIODISMO Y PERIODISTAS



   Las recientes concentraciones de periodistas para dar a conocer la situación por la que pasa el colectivo,  no hacen sino situarnos en un entorno de problemática común a otras profesiones,  a todas en general y solo nos lleva a comprobar que el profesional de la prensa y/o la comunicación está también sujeto,  como todos,  a los rigores del desempleo.
   Me ha sorprendido el más recurrido eslógan en las pancartas:  " Sin periodistas no hay periódicos ",  por lo socorrido,  aunque de perogrullo.
   Sin médicos no hay medicina,  sin abogados no hay pleitos,  sin fontaneros no hay carísimas chapuzas libres de IVA,  sin taxistas no hay taxis...
   El caso es que,  volviendo al periodismo,   los profesionales que lo ejercen tienen buena parte de culpa de su situación,  contribuyendo con menoscabo de rigor al desprestigio de una actividad vital para la salud democrática de un país.  La información es un derecho,  he leído estos días y recuerdo haber añadido mentalmente que es un derecho cuando es veraz.
   Son los periodistas quienes matan al periodismo cuando actúan de otra forma;  cuando falta rigor escasea la credibilidad y muchos ciudadanos solo ven papel donde antes había noticias.
  
  

jueves, 3 de mayo de 2012

ESPACIO PARA LA POESÍA - ABRIL



   Permítaseme hoy la licencia de presumir de paisano,  dejando a un lado como hice en su día con otro ilustre nacido en estos lares,  José Mª Pemán,  creencias y quereres,  tendencias e ideales. 
   Solo la poesía como idioma y referencia para uno y para otro,  ambos injustamente tratados por quienes miraban desde la otra acera.
   Rafael Alberti nació en el Puerto de Santa María,  aquí al lado,  en 1902 y falleció en 1999;  escritor y poeta,  miembro de la generación del 27.
   Exiliado tras la contienda civil española por su militancia comunista,  fué nombrado a su regreso hijo predilecto de Andalucía.
   En toda su obra,  el mar,  la mar,  siempre presente.  Citaremos dos de sus poemas más populares:

LA PALOMA 

Se equivocó la paloma,
se equivocaba.
Por ir al norte fué al sur,
creyó que el trigo era agua.
Creyó que el mar era el cielo,
que la noche la mañana.
Que las estrellas rocío,
que la calor la nevada.
Que tu falda era su blusa,
que tu corazón su casa.
(Ella su durmió en la orilla,
tú en la cumbre de una rama).

SI MI VOZ MURIERA EN TIERRA

Si mi voz muriera en tierra,
llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.
Llevadla al nivel del mar
y nombradla capitana
de un blanco bajel de guerra.
¡Oh, mi voz condecorada
con la insignia marinera:
sobre el corazón un ancla
y sobre  el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento la vela!.

martes, 1 de mayo de 2012

PRIMERO DE MAYO



   La festividad de hoy lleva a demasiadas consideraciones en estos momentos.   He oído  discursos mitineros de los sindicalistas a un grupo que se me antoja pequeño,  teniendo en cuenta que en buena medida ha sido nutrido por personas traídas de localidades cercanas en autobuses.  Los gaditanos, con más del treinta por ciento de la población en paro,  tienen hoy otras cosas que hacer.
   El barco hace aguas y quienes lo gobiernan tienen claro que darán prioridad a la primera clase,  pero nadie parece verlo.
   Cuando las medidas para mantenerlo a flote hayan dado sus frutos,  aún navegaremos,  aunque muy escorados.  Pero la marinería habrá perecido ahogada.
   El objetivo de la nación es,  lo decía la constitución del doce,  el bienestar de la población,  pero se antepone la flotabilidad del barco.  Este primero de Mayo era el más indicado para decirlo así en voz alta,  para gritarlo,  para pintarlo;  pero ha sido uno más.   Qué oportunidad perdida.
   Hoy tenemos lo que merecemos y lo que es aún peor,  vamos a tener lo que no merecemos o,  dicho de otra forma,  lo poco que nos dejen de lo que teníamos.   Para tener futuro habrá que pagar las deudas de otros y para eso tendremos que empeñar nuestro presente.  Eso es lo que hay. 
   Hoy,  quedándonos en casa,  hemos dado la conformidad al saqueo.