sábado, 30 de junio de 2012

DESNORTE

   Una de las peores consecuencias de la actual situación,  por no llamarle crisis,  es que se pierde el norte en muchas actuaciones.  De un tiempo a esta parte es prohibitivo coger un taxi y no ya por el precio,  que también,  sino porque el conductor apenas espera un minuto para largarnos un discurso sobre lo que pasa en realidad.
- Son unos sinverguenzas -,  le dice a usted airado refiriéndose a cualquier político que en esos momentos sea mencionado en la radio.
   Le dará igual que no le conteste porque él tiene decidido contarle cuanto sabe de la verdad y continuará con su discurso.  A no ser que se reaccione:
- ¿Me cobrará usted menos la carrera por aguantar su charla ? -,  esto suele resultar y el resto del camino solo nos aportará algún que otro frenazo innecesario.
   Es un ejemplo de a diario,  como puede serlo la acción de un grupo de contrarios a los desahucios por parte de esa misma banca que todos colaboramos graciosamente a recuperar.  Es el colmo de la pérdida del norte,  de la más inocente desorientación.
   Ocupar,  quizás debería decir okupar,  nada menos que La Almudena,  buscando la ayuda de la Iglesia sin tener en cuenta que aquello es dominio de Rouco y  donde éste reside no entra ni Dios.
   Naturalmente,  en poco tiempo apareció la policía,  autorizada para penetrar en el recinto y desalojarlo,  otro desahucio,  por las buenas o por las malas,  identificando a los ocupantes y a quienes les apoyaban desde fuera.  Todo un ejemplo de eficacia y rapidez que brillan por su ausencia en casos de mayor importancia como el de los niños desaparecidos en Córdoba o la infortunada Marta del Castillo.
   Todo un ejemplo de desnorte el esperar de la Iglesia española mayor consideración y de su responsable unos minutos de atención.  Mal camino se le deja a la desesperación,   abocada a acciones de mayor trascendencia que mañana tendremos que lamentar todos,  incluidos quienes podrían suponerse en principio más dados a la atención de los desesperados. 
  
  

miércoles, 27 de junio de 2012

BLACKBIRDING


   Las Islas Salomón,  por si usted no ha tenido la tentación de curiosear su historia,  son el conjunto formado por dos archipiélagos que,  a su vez,  contienen casi mil islas. Un idílico lugar para perderse.
   Con esa manía de los españoles de la época de descubrir sitios a donde exportar nuestra incultura,  fué en el siglo XVI cuando una expedición patria exploró esos lugares.
-Queda usted descubierto -,  parece que decían a quienes se iban tropezando,  comenzando de inmediato la forzada conversión.
   Los de mi quinta recordamos a quienes nos metieron el catecismo poco menos que a sangre y fuego en la mente.  Es un decir exagerado,  pero pobre de aquél que no lo aprendía de memoria aún sin entender la mayoría de las cosas que se decían.  No quiero ni imaginar los métodos didáticos en uso entonces.
   Me refiero a esto y usted lo habrá imaginado,  por el reciente incidente en un plenario de la ONU,  donde Mariano Rajoy fué presentado a la asamblea como el primer ministro de las Islas Salomón  no dándose por aludido,  qué gran oportunidad de romper el hielo con un comentario ingenioso cuando existe ingenio,  leyendo su discurso sin inmutarse.  Naturalmente,  se le presentaron disculpas con posterioridad y todo quedó en la anécdota.
   Pero,  mire usted por donde y puestos a incordiar,  profundizando en la historia de las islas,  nos enteramos de que fueron pioneras en el uso del Blackbirding por parte de quienes iban llegando a sus inmediaciones.  Qué curioso.
   También conocemos que el término procede de la contracción de blackbird catching,  literalmente caza del mirlo.   Leemos que Blackbirding es un término inglés,  vaya por Dios,  que se refiere a la contratación engañosa y al rapto de mano de obra indígena en las islas del pacífico sur en el siglo XIX.  Esta práctica permitía conseguir y disponer de trabajadores en condiciones cercanas a la esclavitud para explotaciones agrícolas.  Se supone,  sí que es un suponer,  que a partir del año mil novecientos esta práctica se fué aboliendo.
   Muchos años después,  en un plenario de la ONU,  alguien confunde a Rajoy con un político que se le parece bien poco,  de raza de negra.
   El subconciente nos juega a veces malas pasadas y nos hace ver prácticas antiguas en nuevas medidas.  Llámense reforma laboral o como queramos llamarlas,  avanzamos hacia nuestra nueva condición de mirlos.  Aunque algunos sigamos sin ver en ello el progreso,  quizás porque éstos no son tiempos de progresar.
    
  
  

lunes, 25 de junio de 2012

MANOLITOS

   En el mundo de los niños,  cruel por sincero,  descarnado por la ausencia de hipocresía,  cuando el gordito malencarado y pegón pide la pelota,  hay que tener muchas narices para negarse y cabe la posibilidad de acabar con todas rotas.
   La lejanía de la época,  forzada por la edad,  no me borra la imágen del grandullón de turno,  siempre había alguno,  que vestía de gol aquella ocasión en que el balón ni siquiera llegaba a la portería.  Era gol sí o sí,  lo era sí o hostias.
-Es que Manolito me puede -,  era la excusa de la mansedumbre.
   Siempre hubo Manolitos en los colegios,  generalmente los más torpes pero admirados,  temidos  por su chut  siempre más fuerte,  por su tamaño siempre más grande.  El tiempo acababa también siempre empequeñeciéndoles y poniéndoles en su lugar,  situándoles en estratos peor vistos que los ocupados por los demás.  Pero de niños no pensábamos en el futuro porque apenas paladeábamos el presente y esa posibilidad no consolaba.  La pelota la queríamos entónces y no ahora cuando no la vemos o apenas acertamos a devolverla a los niños de hoy cuando nos llega rebotada.
-¡ Cabrón ! -,  le oimos a alguno cuando al pretenderlo la enviamos aún más lejos.
  Este es un mundo de desagradecidos y estos niños de ahora lo son,  además de maleducados.  Si nuestros padres nos veían tratar así a un mayor nos ponían la cara caliente del guantazo.  Ahora no se disputa la pelota porque todos tienen una y después tendrán su scooter con independencia de que las calificaciones sean buenas o malas.  Eso es lo de menos;  el nene tendrá su amoto aunque no haya leído un libro en su vida y  su vocabulario sea ridículamente pobre.  Se le entiende cuando insulta y ya le vale.
   Ya no quedan Manolitos en  los centros porque lo son todos,  menos gorditos porque papá les paga el gimnasio y mamá cuida sus calorías.  Solo quedan macarras de porro y navaja temprana que acojonan al colegio.
- Es  que Pepote me raja -,  se defiende el profesor cuando se le acusa de no poner órden en la clase.
  

  
  

domingo, 24 de junio de 2012

MÁS DE EUROPA


   Sería exagerado considerar que tengo manía a los franceses,  crónica y atrasada.  Un malquerer de años puede llegar a cronificarse,  es cierto,  tanto como que la historia parece ponernos en guardia ante nuestro vecino de arriba,  así que viene de lejos.  Pero,  aún así,  todo queda en desconfianza,  quizás desde que en la infancia se empeñaron aquí en enseñarnos su idioma que,  dicho sea de paso,  solo sirve para hablar con ellos.
   Así pues,  sin manías ni rencores,  lo cierto es que los hemos mandado a hacer puñetas,  hablando futbolísticamente si es que eso puede hacerse.  Ahora podemos decirles,  eufemísticamente,  donde pueden meterse los guiñoles.   Y si cabe,  también a ese cursi bajito que vive con la Bruni.
   Llevamos algún tiempo viendo en doña Angela al mismísimo cobrador del frac,  intransigente,  insensible,  insaciable y todo lo  " in "  que usted quiera y resulta que viene don fransuá Hollande y pone a funcionar todo,  desde la evidencia de que para pagar las deudas hay que tener con qué hacerlo,  dejando en fuera de juego a su antecesor.  Los dos son franceses,  eso sí,  pero Sarkozy es además un malage.
   Lo cierto es que Europa va a funcionar ahora mejor,  Dios me oiga,  a pesar de alemanes,  franceses, italianos y españoles.  Los griegos no pueden irse porque necesitarían otro préstamo para emitir su antigua moneda.
   Los franceses,  ya verán que no me rindo y  aunque fastidie reconocerlo,  no necesitan próximos cambios porque ya los han hecho en las recientes elecciones.  Son franceses pero bien listos.
   A los alemanes les prestaba yo el trío la-la-la de nuestra economía durante unos meses;  si hacen allí en tan poco tiempo lo que han conseguido aquí,  estaremos más equilibrados y dejarán de mirarnos por encima del hombro.  Pero no se dejarán:  nos vigilan.

  



 

jueves, 21 de junio de 2012

ALGUIEN DIMITE


   No deja de ser noticia en nuestro país que alguien dimita,  aunque sea a empujones.  Carlos Dívar dimite,  es el titular de hoy en la prensa;  no se arrepiente de nada,  es un decir,  mientras todos le pedimos que al menos devuelva lo gastado incorrectamente.  Que es un pedir.
   A todo esto,  el ministro del ramo dice que ahora es momento de que todos trabajemos por el prestigio de la justicia y se queda tan ancho.  Como si los jueces y él mismo no tuvieran nada que ver en el tema.  Todo un dechado de ingenio.
  

martes, 19 de junio de 2012

NUNCA MAIS


   Está previsto que en Octubre comience el juicio del caso Prestige,  aquél barco que llenó de chapapote y bochorno las costas gallegas,  hace ahora diez años.
   Nuestra muy eficaz y creíble justicia ha tardado diez años,  diez,  en poner en marcha el tema,  pero aún no ha decidido donde se celebrará la vista.  Todo un ejemplo de rigor.
   Ya entónces un incompetente minimizaba el riesgo de marea negra,  afirmando que solo había unos pequeños hilillos saliendo del casco del buque.  Fué toda una tragedia que dió nombre a una frase aún hoy recordada :  Nunca mais.
   El mismo,  es que no escarmentamos,  hace pocas fechas presumía de haber conseguido una línea de crédito para la banca española,  mintiendo descaradamente para ocultar un rescate del que tendrá que responder España.  Nosotros no escarmentamos y él no aprende.
   Todo esto visto desde fuera nos priva de seriedad y los mercados,  que no están para bromas sino para especular,  aprietan de lo lindo.
   Ven como aquí cualquier mindundi se mueve en coche oficial,  con chófer y escolta y el  " no sabe usted con quien habla " es usual tarjeta de visita.  Los juicios tardan diez años en celebrarse pero a los jueces les preocupa que se socave el poder judicial y no la administración de justicia.
   Ni eran pequeños aquellos hilillos que devastaron la costa,  ni nos dieron  línea de crédito ahora,  ni la justicia de nuestro país será creíble mientras haya personajes que más que andar leviten sobre todos los demás pero comiendo,  viajando y holgando a costa de los demás.  
   De esos demás a los que se les saquea el bienestar,  se les suben los impuestos,  se les cierran las urgencias,  se les cobra por receta médica,  etc., etc.
   Diez años después caemos en la cuenta de que estamos en las mismas manos que estábamos cuando el colmo de la incompetencia nos hizo gritar aquello de nunca mais.  Ellos no han aprendido pero nosotros tampoco.
  

domingo, 17 de junio de 2012

23 F - ACTA DEL CONGRESO


   El dia 23 de Febrero de 1981,  fuerzas de la Guardia Civil al mando del teniente coronel Tejero,  irrumpieron violentamente en el Congreso de los Diputados de España.
   Los hechos fueron juzgados,  que no esclarecidos en su totalidad,  por lo que no haré juicios de valor.  Me queda,  eso sí,  el recuerdo de la actitud cobarde y vil de Tejero al agarrar por la espalda al teniente general Gutierrez Mellado con la intención de hacerle caer al suelo.  No lo consiguió y solo dejó constancia de su miserable condición.
   Es el acta que se levantó para dejar constancia de todos estos hechos.  Historia reciente de España;  el relato de un acto de traición que pudo haber tenido consecuencias hoy incalculables.
   Agradezco a mi buen amigo Guillermo esta documentación.
http://www.cadenaser.com/csermedia/cadenaser/media/201102/21/espana/20110221csrcsrnac_2_Pes_PDF.pdf



miércoles, 13 de junio de 2012

EL GENOMA DEL BONOBO


   Se nos informa hoy de que un grupo de científicos ha conseguido la secuenciación del genoma del Bonobo que,  no se alarme usted,  es un primate que conforma uno de los grandes grupos de simios  del que,  entre otras cosas,  conocemos tanto su naturaleza pacífica como su afán de promiscuidad.
   Desconozco el interés del logro aunque me temo que desde Alcalá comenzará en breve a oirse la voz poderosa del monseñor clamando contra la especie,  que sin duda,  buscará monos públicos nocturnos para satisfacer sus instintos.
   El hombre,  me cuentan,  decidió hace ya seis millones de años  separarse de chimpancés y Bonobos en lo que,  en principio,  podría ser definido como un acto de inteligencia,  aunque comportamientos posteriores dieron la razón a las otras especies.  Nuestro genoma es diferente,  parecido,  eso sí,  pero diferente.
   Somos pacíficos,  qué remedio nos queda y no quemamos nada,  todavía,  a pesar de que nos hacen pagar el despilfarro de otros.  Pagaremos entre todos las deudas del juego de las entidades bancarias que nos desahucian y no las quemaremos.
   Pagaremos las pensiones millonarias de muchos sinverguenzas que se irán de rositas,  de bucaneros y mangantes,  pacíficos como nosotros.
   Por lo menos nos quedará lo de ser promiscuos,  o intentarlo y eso no hay quien nos lo quite;  lo llevamos en los genes secuenciados y se nos irá toda la vida la mirada al culo de la vecina o el vecino,  que como mayor atractivo cuenta con ser ajeno,  que ya es mucho.
   Pero mientras nos enteramos de lo del Bonobo,  nos visita por el córner el príncipe Eduardo de Inglaterra,  tóma ya,  que viene a  Gibraltar con la intención,  creo,  de saludar a algún Bonobo inglés de los que andan encaramándose a la roca para sorpresa de turistas.  Sería la ocasión para estudiar las diferencias,  de haberlas,  entre los genomas de ambos conocidos. 
   Nuestro Rey,  que ya no caza elefantes,  va a subirse a una lancha de la benemérita para decirle al inglés,  si se lo encuentra,  las verdades del barquero.  Navegará la bahía de Algeciras desafiante y muleta en ristre para partírsela en la espalda al esmirriado  Eduardo.
   El mundo parece,  ¿parece?,  gobernado por primates de diversa condición que,  afortunadamente,  gobiernan a otros primates y no a seres más adelantados.  No olvidemos que antes de secuenciar el genoma del Bonobo,  la ciencia ya lo hizo con otra especie similar:  el hombre. 
   Un informe  caritativo,  en ambos casos,  establecía algunas,  aunque menores,  diferencias.  Cosas de la semántica seguramente,  como lo del rescate y la apertura de la línea de crédito.

  

lunes, 11 de junio de 2012

EL MENTIROSO Y EL COJO


   Se coge antes a un mentiroso que a un cojo,  siempre se ha dicho,  aunque nunca me detuve demasiado a pensar lo profundo de su significado.  Entre otras cosas porque no recuerdo haber perseguido nunca a un cojo y en cambio he debido tratar con infinidad de mentirosos a lo largo de mi vida. 
   Mentir es faltar a la verdad,  así a lo bruto,   pintar de mar el campo,  ocultar lo evidente,  en fín,  tan extenso es el terreno donde pasta la mentira como posible que usted y yo pisemos la única cagada de vaca en toda su extensión  y salgamos cojeando del cercado,  maldiciendo a la fortuna.
   La medicina ha avanzado tanto que ya se ven pocos,  hablo de los cojos,  por nuestras ciudades y praderas y en justa compensación de la balanza,  por no dejar el dicho,  el número de mentirosos,  como el tontos,  ha crecido una barbaridad.  Ya lo decían antes,  tan antes que lo hacían en latín,  cuando afirmaban aquello de  "stultorum infinitus est numerus"  o,  puesto en cristiano,  el número de tontos es infinito.  Pues el número de mentirosus aún lo es más,  si cabe,  que bien cabe.
   Yo no apunto a nadie,  es usted quien supone que hablo de alguien y por ello a su conciencia dejo el atributo. 
   Mentir es,  más arriba lo dije,  faltar a la verdad;  pero lo peor es que al hacerlo se le toma el pelo conscientemente a la persona a quien se le mete la bola.  Mentir es,  pues,  tomar el pelo también.   Es llamar tonto al interlocutor,  es creer que lo es.
   Mire a su alrededor,  apenas quedan cojos,  pero mentirosos,  lo que se llama mentirosos,  hay la tira de ellos.  Algunos mandan más que mienten o,  por no faltar a la verdad,  mienten más que mandan.

viernes, 8 de junio de 2012

SE VEÍA VENIR


   Se veía venir y solo desde la ignorancia cabía pensar que escaparíamos de la intervención europea,  así que pronto pasaremos de ser carne de cañón,  saqueados socialmente,  a ni siquiera ver carne.  Como Grecia o Portugal,  los barrios pobres de la periferia donde el señorito pasa unos días en verano a bajo coste,  España se incorporará por derecho propio,   codicia de algunos e ineptitud de quienes elegimos para que no ésto no pasara,  al extraradio económico.   Nos hemos lucido.
   Más que por morosos no nos fían por chapuzas,  comenzando por la ocultación de presupuestos para  colocar a alguno en Andalucía,  siguiendo con una administración improvisada,  confusa y lamentable,  para terminar con la escandalosa gestión del caso Bankia,  que deja en paños menores a un equipo económico de tres por uno,  convertido en todo a cien.
   Salir de Guatemala para ir a Guatepeor no ha merecido la pena,  salvo para quienes se lo llevan calentito impunemente,  mientras se sufre un retroceso social de consecuencias aún imprevisibles.
   Con un país empobrecido nos quedará como consuelo ser destino barato de turismo barato y los demás europeos,  si es que nosotros aún lo somos,  vendrán como el señorito a vernos la cara de hambre y oirnos decir tacos,  porque vamos a estar mucho tiempo cagándonos en los muertos de algunos.
   Vamos a añorar a Franco,  me dice alguien,  que siempre hay gente así.   El difunto general,  que en lejana gloria esté,  creó el turismo alemán haciendo la vista gorda a muchos que tenían prisa por dejar el uniforme con la esvástica a buen recaudo.  Después ya les siguieron gente normal;  los más pobres por nuestros precios y los más borrachos por el precio de nuestros caldos.
   Los franceses nunca han venido a veranear,  a pesar de que aquí aún se estudiaba su idioma pero no lo podíamos practicar porque sus coches venían llenos de marroquíes,  que hablaban todos a la vez y tenían prisa por llegar a Algeciras.  Al comantalevús que nos habían enseñado nos respondían " en moro "  y descubrimos que era más práctico el inglés.  Estos nos querían igual de poco que alemanes y franceses pero al menos  respondían al duyuespitingli ritual.
   Ya intervenidos,  me temo,  el famoso Eurovegas que se iba a instalar por los madriles como un gicantesgo bingo,  eso sí que nos gusta,  seguramente se irá a otro sitio. 
   Si no tenemos un duro para jugar y encima los curas ya andan diciendo que atraerá no se cuantas cosas,  porque nos quieren pobres pero honrados,  pues igual se lo piensan.  Podríamos jugar  fiados y que  los bancos nos avalen;  algo así como está sucediendo ahora,  aunque al revés.
   Pero no creo que nos fíen.
  
  

martes, 5 de junio de 2012

SOLIDARIDAD


   El Rey de España,  en su primer viaje al extranjero tras el último episodio o aventurilla,  ha reclamado como fórmula para terminar con la crisis no solo la austeridad,  sino también la solidaridad.
   A estas alturas,  qué quiere usted que le diga,  la palabra en boca del Rey me suena a coña,  tras lo de la caza de elefantes en momentos delicados para el país.  Yo hubiera preferido que utilizara otra,  por preservar su valor.
   Tenemos un monarca amante de la aventura,  de más de un tipo de aventura,  que no siempre ha sabido estar a la altura que sus obligaciones le demandan. 
   La solidaridad tendría que pedirla y naturalmente ejercerla la Iglesia Católica de nuestro país,  pero todavía no se ha escuchado a sus responsables ni un solo argumento en favor de los desahuciados,  de los parados de larga duración,  de quienes lo están pasando mal en estos momentos.   La supuesta obra social de esta Iglesia insolidaria la ejerce Cáritas y a ella solo aporta una mínima e irrisoria cantidad que,  por cierto,  amenaza el Sr. Rouco con retirar  caso de que les hagan pagan el IBI de su propiedades no dedicadas al culto.
   A la Iglesia solo se la escucha hablar de hombres públicos nocturnos y otras melonadas de tono similar.  Ha olvidado la solidaridad.  Uno la predica sin practicarla mientras otros solo son solidarios con ellos mismos.
   Suena a falso en ambos casos;  en uno por lo evidente y otros porque son lo más alejado de la vida y doctrina de quien dejó su vida en la cruz en el mayor ejemplo solidario que ha vivido la humanidad.

domingo, 3 de junio de 2012

LUCIO DALLA Y CARUSO


   Cuentan que a Lucio Dalla se le estropeó el barco en Sorrento y en el lujoso Hotel Excelsior Vittoria solo estaba disponible el apartamento donde Caruso vivió los últimos meses de su vida y aún se conservaban su piano,  libros y fotografías.
  Contaban que Enrico Caruso estuvo allí muy enfermo y tenía sus días contados pero no por ello dejó de dar clases de canto a una joven de la que estaba enamorado.   Una noche no quiso renunciar a cantar para ella y aún hallándose mal,  hizo llevar el piano a la terraza que daba al puerto y entonó una apasionada declaración de amor y sufrimiento.  Dicen que los pescadores al oir su potente voz regresaron a puerto y anclaron bajo la terraza.
   Esa noche,  Caruso empeoró y moría dos días más tarde en Nápoles.   Alguien contó la historia a Lucio Dalla y él compuso esta canción.
   Su estribillo,  escrito en dialecto napolitano,  dice así:

   Te voglio bene assaie
   ma tanto tanto bene sai
   e una catena ormai
   che scioglie il sangue dint`e vene sai...

   Traducido,  quedaría:

   Te quiero mucho
   pero mucho, mucho, sabes
   es una cadena ahora
   que funde la sangre en las venas, sabes...

   La canción es aquí interpretada conjuntamente,  conformando una bella pieza,  por su autor y  Luciano Pavarotti.  http://youtu.be/tRGuFM4DR2Y

   Enrico Caruso falleció en Agosto de 1.921
   Luciano Pavarotti lo hizo en Septiembre de 2007
   Lucio Dalla falleció recientemente,  el día 1 de Marzo de 2012.
  

  

sábado, 2 de junio de 2012

ESPACIO PARA LA POESÍA - JUNIO 2012

MIGUEL HERNÁNDEZ

Solo para el recuerdo,  porque hoy es hartamente conocido,  señalar que nació en Orihuela (Alicante) el 30 de Octubre de 1910 y murió en la cárcel de Alicante el 28 de Marzo de 1942,  preso de la ignorancia,  del odio y de los peores instintos que el hombre puede albergar.
 En Febrero del pasado año 2011,  la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo Español,  denegó la posibilidad de un recurso extraordinario de revisión de la condena que le mantuvo en la cárcel,  solicitado por la familia,  al considerar que la misma fué impuesta por motivos ideológicos o políticos y que por ello quedó anulada con la Ley de Memoria Histórica,  que declaró este tipo de condenas como radicalmente injustas e ilegítimas.
 Durante años,  no solo en la injusta y larguísima postguerra,  su obra se ignoró  o minimizó absurdamente.  Algunos autores la han musicado y entre ellos,  J.M. Serrat,  interpreta con extraordinaria sensibilidad su Elegía.

ELEGÍA

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes,
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero mirar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas
y tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

10 Enero 1936

Elegía,  con la música y la voz de Joan M. Serrat: http://youtu.be/RL_3R-QVLks