martes, 18 de junio de 2013

AHORA SÍ QUE SÍ

   Que viene el fin del mundo,  de verdad,  ahora sí que viene,  oiga usted.
   Ya hay unos cuantos ríos desbordados por el norte de España,  de esos que antes creíamos que se inventaba Franco como excusa para poner una presa e inaugurarla en el NO-DO.
   Va a resultar que lo de Noé no era un cuento,  sino un aviso,  o una prueba,  o vaya usted a saber qué y a final nos ahogaremos todos si los pantanos del generalísimo se abren al mismo tiempo.  Lo del verano que no acaba de llegar es una señal y lo de la ministra Báñez vestida de vírgen del rocío,  otra.
   Hasta ha hablado Zapatero,  mal síntoma,  para decir que no se sintió espiado en la cumbre del G-20 en la que se espió a todos.   A todos menos a él,  porque a nadie le interesaba lo más mínimo lo que pudiera decir.
   Nos va a llegar el fin del mundo sin tener letra para el himno nacional,  cosa que nos quita el sueño al noventa y tanto por ciento de los españoles.   Don José María Pemán  escribió una bien cursi,  es cierto,  pero al menos decía algo más que el lailo lo lailo actual. 
   Vamos a ahogarnos todos oyendo a Zapatero,   soportando a Rajoy y con la Báñez disfrazada,  así de hortera.  Y con un rey,  así de antiguos.
   Peor sería morir de hambre,  o de impotencia.  O de cabreo.

lunes, 17 de junio de 2013

LUNA DE MIEL

   Es otra de esas canciones eternas,  que suenan ocasionalmente y nos hacen pensar.   La música inconfundible de Mikis Theodorakis,  asociada a unos versos de Rafael de Penagos con la voz de Gloria Lasso.

http://youtu.be/OBs562UTX6Q







Nunca sabré como tu alma
ha entendido mi noche,
nunca sabré el milagro de amor
que ha nacido por ti.

Nunca sabré porqué siento
tu pulso en mis venas,
nunca sabré en qué viento
llegó este querer,
mi vida llama a tu vida
y busca tus ojos,
besa tu suelo,
reza en tu cielo,
late en tu sien...

Ya siempre unidos,  ya siempre,
mi corazón con tu amor,
yo sé que el tiempo es la brisa
que dice a tu alma,
ven hacia mí y así el día vendrá
que amanece por ti,
la luna de miel.

Nunca sabré qué misterio
nos trae esta noche,
nunca sabré cómo vino
esta luna de miel,
la luna brilla en tus ojos
y con mi desvelo,
besa en tus ojos,
reza en tu cielo,
late en tu sien.

Ya siempre unidos,  ya siempre,
mi corazón con tu amor,
yo sé que el tiempo es la brisa
que dice a tu alma
ven hacia mí y así el día vendrá
que amanezca por ti,
la luna de miel.
  

viernes, 14 de junio de 2013

LA SOCIEDAD CONDENADA


   Mi buen amigo Jerónimo,  bético para más señas porque algo raro tenemos todos,  me remite un texto premonitorio de Ayn Rand,  que hoy adquiere actualidad.
   La autora,  filósofa y escritora estadounidense de origen ruso,   entre otras obras de La rebelión de Atlas,  decía ya en 1957:
   "  Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada;  cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no con bienes sino con favores;  cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias y no por el trabajo y que las leyes no lo protegen contra ellos sino que,  por el contrario,  son ellos los que están protegidos contra usted;  cuando repare en que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio,  entonces podrá afirmar,  sin temor a equivocarse,  que su sociedad está condenada... ".
   Y prefiero,  querido amigo,  poner una imagen de coña acompañando a tanta realidad;   porque la realidad aterra.
   Todavía hoy un portavoz tan deslenguado como incompetente acusa a los jueces de investigar en exceso en el caso Bárcenas.  La justicia otra vez en solfa,  animado todo ello por una fiscalía que ni Berlanga podría imaginar.
   Todavía coleando lo de Urdangarín y su esposa quenosabená y denásentera,  en el país donde  " la justicia es igual para todos ".    Igual,  ¿de qué?.
   Todavía con el último presidente de los empresarios españoles en la cárcel por supuestas estafas y vaya usted a saber cuantas cosas más.
   Todavía sin saber el paradero de los niños desaparecidos en Córdoba ni del cadáver de Marta del Castillo,  con unas fuerzas del orden especialmente eficaces en los desahucios y en repartir palos pero poco más.
   Las palabras de Alisa Zinóvievna Rosenbaum,   más conocida como Ayn Rand,  suenan machaconas y precisas.  Aterra ver hasta qué punto acertaba.
  

sábado, 8 de junio de 2013

COSAS DE EXPERTOS




  Los   " expertos"  ya han emitido su dictamen,  según el cual hay que retrasar,  léase dificultar,  la edad de jubilación y rebajar la cuantía de las pensiones porque,  dicen,  el sistema es insostenible.
   La gente no se muere como antes y aunque se van poniendo medios,  léase privatización de la sanidad,  nos resistimos a palmarla.
   Y es que somos muchos y aunque hay propuestas serias de quitar el IVA al preservativo,  incluso regalarlo a los pobres para que no se multipliquen y engrosen el paro,  lo más fácil es cortar por lo sano,  que es por donde se corta siempre y quitarle aún más al que menos tiene,  que ya se va acostumbrando y en contra de lo que se temió en un principio,  no está por quemar edificios oficiales con gente dentro,  ni bancos,  ni ayuntamientos.
   Es la moda;  cuando se quiere justificar algo de difícil justificación,  se crea un comité de expertos y se le dice lo que se quiere oír del mismo.  O sea.
   A los del comité y a los que le dicen al comité lo que tienen que decir,  les trae al pairo otra consideración que no sea la que ya tienen decidida;  pero pondrán en marcha las medidas y sus consecuencias amparados en el concienzudo estudio del mismo.    Solo pueden temer,  ¿digo temer?,  la respuesta de La Iglesia,  en defensa de sus fieles más desfavorecidos.
   Pero La Iglesia siempre nos ha querido pobres e ignorantes porque está más cómoda entre ricos y quizás por ello le parecen más defendibles sus intereses con el fácil ejercicio del silencio.
   Así pues,  y a la espera de las nuevas medidas de saqueo del estado del bienestar que hoy ya vemos tan lejano,  dése usted por enterado,  por no decirle por jodido.

miércoles, 5 de junio de 2013

MALDITO SEA

   Otra vez ese asesino cobarde y silencioso llama a puertas muy cercanas de mi ánimo.    De nuevo hay seres queridos tocados por su ataque,   siempre traidor,  donde más afecta, cuando más nos duele.
   Otra vez golpea,  otra vez ataca y nos pone en guardia porque tenemos a quien perder.  
   Vienen ahora los reconocimientos y surgen de lugares impensados cariños latentes que parecían dormidos.   A destiempo,  ahora los vemos,  pero ahí estaban.   Todavía hay lugar para la esperanza y habrá momentos para ellos;   algo nos hará pensar en el tiempo perdido.
   Viene otra vez,  quizás nunca se alejó,  a ponernos ante el espejo de lo efímero.   Maldito sea.