jueves, 29 de agosto de 2013

QUÉ COSAS

   A escasas horas de que comience la guerra decretada por un Nobel de la Paz,  qué cosas,  el petróleo sube en los mercados mientras el dinero,  siempre cobarde,  se retrae y provoca la caída de las bolsas.
   No ha sonado un tiro,  aún,  y ya hay víctimas.  Quizás por eso la experta ministra Báñez,  que no ha trabajado en su vida sino en su partido,  ha decretado también el tiro al blanco reduciendo el número de contratos de trabajo de cuarenta y uno a cinco.  
   Los empresarios ni se lo creen;  después de la reforma laboral viene ahora la reducción de contratos.   Total,  para los que hacen...
   Pero ya ve usted,  estimado lector,  hay españoles sin problemas laborales y prueba de ello es que La Caixa  mantiene un sueldo a Cristina,  la hija del Rey,  de 300.000 euros anuales,  aunque a su padre ha debido parecerle poco y se ha preocupado de que el Aga Khan,  cuya actividad empresarial desconozco,  le aporte otros 300.000 euros.   No sea que algún mes le cueste pagar la bombona.
   Desconozco qué pensarán los accionistas de la entidad catalana,  mire usted por donde,  de mantener a esta señora en Suiza,  ni siquiera me interesa lo que puedan pensar los impositores de la misma,  dado que no tengo un duro ahí.   Puestos a pedir,  muchos nos apuntaríamos a que también se marche allí el padre de la criatura.  Por pedir que no quede.

jueves, 22 de agosto de 2013

ADIÓS A LAS VACACIONES

   Lo mejor de mi situación laboral es que las vacaciones me las doy yo mismo y el fin de las mismas también.  Y se acabaron;   a partir de hoy vuelta a no trabajar,  afortunadamente.
   Cuando lo hacía tenía algún tiempo libre y ahora todo cogido por el ocio.  No hay espacio para nada.  Un agobio.
   Así,  el Real Madrid,  a mis espaldas,  va a cerrar el fichaje de un tal Bale,  inglés para más inri,  al que asegurarán un montón de millones de euros por pensar con los pies.
   Y en España disfrutamos una monarquía encarnada por un rey que se ha columpiado más de lo debido y en el que nadie cree y un gobierno elegido por casi todos al que no quiere casi nadie,  presidido por alguien en el que nadie confía.
   Es un panorama desolador agravado por la necesidad de comedores infantiles abiertos para paliar la desnutrición de demasiados niños y aún más comedores que se abren para librar del hambre a demasiada gente,  mientras circulan sobres sustentados por empresarios sin escrúpulos que alimentan a políticos sin escrúpulos para obtener contratos obtenidos a base de poco escrupulosos concursos.   Rinconete y Cortadillo serían hoy diputados,  o secretarios generales de vaya usted a saber qué cosas.
   Pero el Real Madrid quiere completar con el inglés su nómina de niñatos de maseratis y vidorra en un  país de empresarios pícaros y empleados acojonados.   Hemos pasado del  " no sabe usted con quien está hablando "  al  " sí que sabe usted con quien está hablando pero tendrá que joderse durante cuatro años ".   No hay que beber cuando se vota.
   Lo peor de terminar las vacaciones es que se empieza a pensar otra vez y no se entiende que las antorchas aún no iluminen las noches.  Entran ganas de no terminarlas y voy a plantearme seriamente reengancharme.   A mi edad,  no creo que me movilicen.
  
  
  

viernes, 9 de agosto de 2013

LA NUEVA ESCLAVITUD

   Desde la CEOE,  los empresarios españoles que iban a contratar gente tras la reforma laboral,   se piden ahora nuevos cambios para poder contratar como becarios a personas de 40 años.
   No mencionan si solicitarán también encadenarlos ni el permiso para asestar motivadores latigazos al personal.
   Mientras,  la prima de riesgo baja y la bolsa tiene inusitadas ganancias,  fundamentalmente en bancos.
    Y unos desaprensivos,  que se embolsan mensualmente más de veinte mil euros,  piden desde el F.M.I.  y  Bruselas nuevas bajadas de sueldos en España y aquí se quiere hacer becario a todo el mundo.
   ¿ Y el derecho de pernada?,  ¿nadie va a pedir su restauración?.
   Es el momento.
  
  

domingo, 4 de agosto de 2013

EL F.M.I.

   El Fondo Monetario Internacional,   vulgo FMI,  es un organismo de carísimo mantenimiento que no sirve para nada,  en el que los estados intentan meter a gente incómoda para repartir el efecto de sus desvaríos.
   España  " colocó "  ahí a  Rodrigo Rato,  eminencia gris del partido popular que casi consiguió cerrarlo.  Todavía se le recuerda y,  qué clarividencia,   se le critica por su gestión decepcionante.
   Quizás por eso y antes de que hiciera sombra a algún mediocre,  su partido le buscó acomodo en Bankia,  con el resultado que todos conocemos.   Ahora,  ese eficaz gestor anida en Telefónica,  reducto de gente del rigor profesional de Urdangarín.
   Su actual directora,  la Sra.  Lagarde,  nos aconseja que rebajemos los sueldos,  otra vez,  para,  según ella,  crear empleo.  El estreñimiento es cuna de monstruosas ideas.
   Son innumerables los vividores de coche oficial,  hotel de cinco estrellas,  pasaje en Business y  cama fría que viven del cuento de que los demás lo hagan peor.  Gentuza arrogante que ni siquiera supo ver la llegada de la crisis.
   Otra rebaja de sueldos,  todavía,  otro pisotón al acelerador de la precariedad,  cuando no de la miseria,  posiblemente decidida en el lujoso vehículo oficial,  de regreso de alguna opípara cena en un restaurante citado en la guía Michelín.   El erupto canalla de gente sin conciencia.