jueves, 11 de septiembre de 2014

EL CULO DEL ALDEANO

     Los españoles conocemos por experiencia que de Francia no llega nada bueno y son ahora nuestros baloncestistas quienes se ven apeados del mundobasket por la selección gabacha.
     Ya se piden los ceses de no se cuantos responsables que naturalmente no tienen intención de dimitir.   Y un aldeano les enseña el culo.
     Hoy también ha tenido lugar el entierro del banquero Botín en la más estricta intimidad de quienes tengan entre sus cuentas,  de aquí y las de Suiza,  una considerable cantidad que les otorgue el carácter de íntimos.
     Algún mindundi se ha acercado a la finca con la cartilla de ahorros en la mano y un empleado le despachaba con amabilidad:
-No es suficiente para ser íntimo,  mire usted.  -  les decía.  Y un aldeano les enseñaba el culo.
     Pero lo más sonoro del día ha sido lo de Cataluña,  con una ingente cantidad de ciudadanos reclamando decidir si marcharse,  otra no menos considerable exigiendo quedarse y un gobierno en fuera de juego,  animado por su electorado más fiel que propugnaba el boicot a lo catalán hasta hace bien poco.
     Algunos de los que exigen han enseñado ya su culo y mostrado como quienes más defraudaban a Cataluña no lo hacían precisa,  ni molt honorablemente,  desde Madrid.   Y es que los dioses también tiene culo.
     En tiempos en que las naciones se constituyen en grandes grupos para su defensa e interés común, el separatismo sin mejores alternativas puede parecer aldeano.  Tanto como el espíritu de cerrazón de quienes han tenido en sus manos evitar que se llegue a este punto de difícil retorno.
     Nuestro particular aldeano no enseñará su culo a las ideas ni a los ideales,  sino a quienes desde ambas orillas de este absurdo charco,  les ha faltado altura para dialogar abiertamente.   Y la están cagando.  
   
   
   

martes, 9 de septiembre de 2014

HIGOS CHUMBOS

   Como bien sabrá usted,  el higo chumbo es el fruto de la chumbera o tuna,  planta de la familia de las cactáceas.  Yo soy un ávido consumidor de este modesto producto, que debe barrerse en arena y posteriormente mojarse para que pierda la mayoría de sus afiladas púas.
     Aún así,  por más precauciones que se tomen,  siempre queda alguna que viene a clavarse justo en los dedos con los que tecleo cuanto usted lee.
     Suelo comprarlos,  a dos euros la docena,  oiga,  a jóvenes que se instalan en la cercanía de los mercados.  Gente que trabaja y se gana un jornal mientras miles de  " ninis " disfrutan de las playas.
     Y es que leo que el veinte por ciento de los jóvenes españoles constituye esa especie que ni estudia ni trabaja.  No digo yo que vayan todos a coger higos al campo,  mire usted.  Solo apunto al contraste.
     Este es un país de Telecinco,  de Chabelitas y Terelus,   de entrenadores de fútbol convertidos en marqueses y reyes con amigas íntimas.  Es un país con mangantes de chaqué y sinvergüenzas de postín.
     La cuna de Rinconete y Cortadillo.  Y de Roldán,  aquél impresentable que mangoneó cuanto pudo y le dejaron mientras era director general de la Guardia Civil.
     Y mientras el veinte por ciento de los jóvenes son  " ninis ",  el trece por ciento de los mayores de sesenta y cinco años tiene alzheimer,  también según leo.    Pues qué bien.
      Queda entre ambos segmentos una población de pagafantas para mantener con sus cotizaciones este cotarro.  Gente que,  al menos,  pueda permitirse pagar los dos euros de los higos chumbos.

sábado, 6 de septiembre de 2014

BARCAROLA

 
  A veces el mundo para un instante y nos bajamos a contemplarlo sin reconocerlo.
     No es nuestro entorno ni parece nuestra gente.  Ni siguiera parecemos nosotros.  Sin ruidos,  sin prisas,  todo parece distinto y quizás lo sea.  La belleza se expresa en notas musicales.  Todo será perfecto hasta que subamos de nuevo.  http://youtu.be/0u0M4CMq7uI


jueves, 4 de septiembre de 2014

EL CALIFATO

     En cuarenta años de dictadura solo nuestro tradicional amigo del sur se atrevió a incordiar con aquello de la marcha verde,  que no fue sino un burdo episodio pachanguero servido como guarnición en la mesa de nuestra retirada del Sahara,  acordada previamente y rubricada por una salida vergonzosa,  aún hoy repleta de incógnitas.
     Ahora nos amenaza el objetivo de un belicoso grupúsculo de resucitar el Califato de Al-Andalus.        A buenas horas.
     Como si desplazar a los socialistas de Andalucía fuera fácil.
     ¿Conoce usted a alguno que con independencia de su formación no haya sido o aún sea director general de algo?.  Pues se habrá decidido por  la rama gastronómica y será sindicalista,  que tampoco es moco de pavo.
     La reconquista española duró algo así como ocho siglos,  ocho.  A muchos se nos ve aún en la cara y en los gestos a alguno.
-Es que eres muy moro, -  nos dice la mujer.
     Pues sí que llegan tarde,  mire usted.  Ya somos una agrupación en precario de califatos,  cada cual a su manera.  Ya no es el general Tariq sino el registrador Rajoy quien mas o menos manda en este harén de socialistas de derechas,  de muy de derechas o de izquierdas con reparos,  con mayor o menor,  más bien esto último,   fortuna.  Otros ocho siglos no bastarían para desplazar a unos y otros del pastel que ahora meriendan.  Y usted y yo pagamos.
   
   

   

martes, 2 de septiembre de 2014

USTEDES PERDONEN

     Disculparán ustedes la tardanza en volver por aquí;  mis vacaciones han sido casi un despido que solo quienes ya no trabajan pueden permitirse.  Alguno hubo que salió a comprar tabaco y todavía le buscan,  pero lo mío fue más sencillo.  Quise parar un poco y el poco se me volvió largo.  Lo dicho,  ustedes disculpen.
     Aquí se distrae uno un rato y te colocan un rey.  Otro.  Este es un país de raíz republicana amante de la monarquía y los que tenían,  teníamos, guárdeme usted el secreto,   una tricolor a mano la hemos dejado para otra ocasión o,  quizás,  para los nietos.
     Es el ocaso de los ideales,  que a fín de cuentas,  no son más que la fé de los ilusos.
     Ya ni lo catalanes querrán ser independientes,  enterados de que lo del tradicional saqueo no venía precisa y supuestamente del opresor estado español.  La manos cercanas son a veces y demasiadas veces más hábiles.  Nada por aquí,  nada por allá,  no pierda de vista las manos del artista.
     Si calculamos,  a bote pronto,  así en plan bruto,  lo que unos y otros se han llevado al morral,  no nos salen los números.  Yo siempre me he perdido con el euro y a estas alturas vaya usted a saber.  Una mortelá, que se decía antes.
     Algunos se han cogido por su cuenta la simulación del despido en diferido que absurda,  inútil y torpemente intentó explicar una responsable política sin que la cara se le pusiera colorá.
     En fin,  que ustedes me perdonarán la ausencia.  Vuelvo a mi atraque.