miércoles, 31 de diciembre de 2014

BUEN AÑO

   
     El transcurso de los años fabrica escépticos,   además de viejos.  Yo alcanzo a verme claramente identificado con lo primero y aún me parece ver lejos lo segundo,  señal de que lo tengo cerca.
     Han sido demasiados años deseando lo mejor para vivir con lo acostumbrado.  Porque lo mejor para algunos es la diferencia con lo de todos.  Cuanta mayor sea la diferencia,  mayor satisfacción.
     Por eso ya no deseo gobiernos eficaces y me contentaría con que no fueran corruptos y cómplices de los saqueadores.  Ya no sueño con jueces justos sino con que tengan un espejo en el que vean reflejada su verdadera imagen.  Y sea irrompible.
     Ya no espero caridad cristiana de los obispos que disfrutan de secretarias,  coche oficial, palacetes  y prebendas mientras haya una sola esquina con gente desahuciada.  Ni cualquier otra caridad de la mayoría de políticos que han hecho de la hipocresía profesión.
     Han pasado los años en los que se le deseaba al prójimo un  " próspero año nuevo ".   Hoy basta con desear que no le roben.  Que no le roben más.
     Así que,  lo dicho.  Buen año.

4 comentarios:

  1. Igualmente compañero, que tengas buen año.

    Un abrazo Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen año, Rafa. Vigila el bolsillo que hay mucho carterista institucional.

      Eliminar
  2. "Lo mejor es enemigo de la bueno"
    Te deseo "lo bueno" en este 2015
    Un abrazo.

    ResponderEliminar