sábado, 3 de enero de 2015

MALAS UVAS


     Lo digo por incordiar,  porque uvas malas no hay,  lo que hay son malos bebedores.  Y muchos borrachos.
     Pero media Andalucía se ha quedado sin tomar las uvas porque sintonizaba el canal regional.  La otra media,  más sensata o con mejor gusto,  ponía otros canales.
     Canal Sur no es sino el reflejo de una Andalucía sin sentido.  La consecuencia del advenimiento del despotismo desilustrado que llegó al poder con la vuelta de la democracia,  cuando gente sin oficio ni beneficio se convirtió en director general de cualquier cosa.  Las únicas carreras de la mayoría de los nuevos dirigentes eran las mantenidas con los grises detrás,  porra en ristre.  Muchos ni eso.
     Y así se cimentó un emporio ficticio que se mantiene a pesar de que después de muchos años de gobierno,  Andalucía encabeza la desproporción,  la miseria y el paro de este país desigual llamado España.
     Porque en la acera de enfrente no atan a los perros con longanizas;    desde el comienzo de la democracia,  la derecha no ha sabido salir de los señoritos de todos los tiempos
    Tan es así,  que formó durante mucho tiempo un líder a imagen y semejanza de Arenas,  para asustarse posteriormente del enorme parecido y colocar a un mindundi que no se parece ni a sí mismo.
     Y así nos luce el pelo por aquí abajo,  qué quiere usted que le diga.   Si Canal Sur deja a un lado a los graciosillos de rigor y olvida la copla,  se queda en nada.  Y hay que dar de comer a demasiada gente.  Dimitirá algún don nadie y poco más.
     El director del bodrio seguirá en su sitio,  como quien le nombró y quien nombró a quien nombró a los anteriores.  Así funciona todo esto y así sonaron las campanadas de la vergüenza.
   
   
 
   
   

3 comentarios:

  1. Me enteré al día siguiente y no daba crédito: ¡qué fuerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es que nos enteramos de muy pocas cosas y pagamos religiosamente su nómina de ineptos y graciosillos. Sí que es fuerte, sí.

      Eliminar